#YoMeQuedoEnCasa con hábitos positivos para toda la familia

Equipo WATS Team - #YoMeQuedoEnCasa con hábitos saludables para toda la familia

Estamos finalizando la cuarta semana de confinamiento y hasta hoy llevamos escuchando la frase #YoMeQuedoEnCasa desde las instituciones, en los medios de comunicación y a nuestros familiares y amigos en todas nuestras redes sociales. También en nuestro último artículo sobre cómo afrontar la falta de rutina.

Cinco palabras que expresan una necesidad vital para mantener nuestro equilibrio como sociedad y un compromiso desde la responsabilidad que todos y todas debemos asumir. Es una pequeña frase que a cada uno de nosotros nos ha tocado vivir de una manera particular. Habrá un #YoMeQuedoEnCasa sólo, otro que puede ser acompañado de la pareja, compañeros de piso o amigas/os, y otro grupo, que será del que nos ocuparemos hoy, llamado que afronta el confinamiento en familia y con el que queremos proponeros algunas recomendaciones e ideas para que estos días sean más fáciles de sobrellevar.

Sí, #YoMeQuedoEnCasa pero con hábitos positivos

Desde el Equipo WATS, te planteamos crear nuevos hábitos que te ayuden a reducir los niveles de inseguridad, generando mayor sensación de control. Si hasta hace unas semanas teníamos que ir al trabajo, al colegio, a las clases extraescolares, a la compra, al gimnasio o quedar con los amigos, estar rutinas se han paralizado. Ahora toca redefinirlas, tanto las nuestras como las de toda nuestra familia. Para ello, te proponemos crear un horario familiar, que recoja las tareas a realizar por cada miembro de la casa. Puedes utilizar una cartulina o una pizarra y colocarla en un ligar visible de la casa.  Para darle forma a este horario, utilizaremos actividades temáticas que podrían estructurarse de esta forma:

Por la mañana: actividades laborales y educativas

Para no alterar las rutinas de los más pequeños/as, la primera parte de la mañana será dedicada a la actividad académica. Mientras que ellos y ellas están en su tiempo de estudio, vosotros tendréis tiempo para centraros en el teletrabajar u organizar el trabajo que tendrás una vez termine el confinamiento.

A media mañana: actividades responsables

Este es un buen momento para fomentar la colaboración en las tareas del hogar, responsabilizándose cada uno de recoger y limpiar su cuarto, mantener ordenados los espacios comunes y ayudando a preparar la comida. Haremos que nuestro hogar sea un lugar más habitable, ya que es el único espacio útil que tenemos ahora mismo y es necesario mantenerlo en las mejores condiciones.

A primera hora de la tarde: actividad física

Para luchar contra el sedentarismo y activar nuestro cuerpo y mente, programaremos una rutina de entrenamiento familiar. Con la ayuda de videotutoriales que podemos encontrar en internet, como clases de yoga, pilates, mantenimiento o tonificación estaremos trabajando nuestro parte física y mental. Con ello entrenaremos nuestra fuerza de voluntad, mejorando nuestros niveles de autoconfianza al vernos capaces de lograr objetivos y a aumentar nuestra motivación al cumplir una tarea exigente y sentir avances cada día.

A media tarde: actividades lúdicas y creativas

Cada miembro de la familia elige una actividad lúdica. Por ejemplo, Nahia practica natación, echa de menos ir a piscina y entrenar con sus compañeros de club. Ella será la encargada de hacer el día temático, le contará a la familia cosas relacionadas con la natación y planeará una actividad, un concurso de preguntas sobre la natación, ver un documental en YouTube o buscar información sobre récords olímpicos en internet y así conocer más sobre su deporte favorito.

Por la noche: actividades de tiempo libre y cultura

Para la última parte del día te proponemos tres planes alternativos. El primero es aprovechar la oferta cultural que hay estos días en la red, como conciertos, obras de teatro o actuaciones en directo, todos ellos sin coste. El segundo es conectar con otros familiares o amigos para mantener el contacto por videollamada o teléfono, compartir nuestro día con ellos y conocer cómo se encuentran. El último plan será puramente familiar, desde algo de lectura, escribir un relato o escuchar música para relajarnos solos o en compañía. ¿Alguien se anima también a bailar?

Si quieres hacer de la frase #YoMeQuedoEnCasa una experiencia productiva y constructiva para toda la familia, en el Equipo WATS lo tenemos claro: recicla tus rutinas, saca tu lado creativo, aprende a planificar y vive momentos en familia que os hagan conoceros mejor y disfrutar juntos/as. Y recuerda: todo irá bien.

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Deia y ha sido publicado en su edición en papel el jueves 9 de abril de 2020. Puedes leerlo también en su web en este enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *