Entradas

Participamos en el evento online «Jornada Bullying en el Deporte» que organiza la Red de Investigación en Bullying en el Deporte y el INEFC

El próximo día 4 de noviembre entre las 09:00 y las 14:00 participaremos como ponentes en el evento digital «Jornada Bullying en el Deporte», con una formación destinada al desarrollo de estrategias para la prevención de este problema en el ámbito deportivo. El acceso es gratuito y para ello se puede realizar la inscripción en este enlace.

El bullying (acoso escolar) en el deporte es un problema de primera magnitud. En palabras de nuestro compañero Alex Navarro, cofundador de WATS, “los datos sobre el acoso escolar y su continuidad en el deporte son terribles, uno de cada tres niños/as sufre bullying en el deporte. No miremos para otro lado, no son cosas de niños. Debemos abrir un debate sobre este tabú para acabar con él”.

Este evento online reunirá a importantes investigadores/as en la prevención y erradicación del acoso y la violencia en el deporte como el Dr. Miguel Nery de la Universidade Europeia de Lisboa, o el Dr. Juan de Dios Benítez, de la Universidad de Córdoba, quienes realizarán un pormenorizado análisis del estado de la cuestión de esta problemática.

La jornada está organizada por el INEF de Catalunya y la Red de Investigación en Bullying en el Deporte, de la cual formamos parte junto a otras entidades académicas y deportivas así como investigadores/as destacados/as como la Universitat de Barcelona (Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya), la Universitat Autònoma de Barcelona, la Universitat de Girona, la Universitat de Vic-Central de Catalunya, la Universidad de Córdoba, la Universidad de Sevilla, la Universidade de Lisboa y la Universidade Europeia de Lisboa, así como la Fundació Barça.

#AmbElBullyingNoEsJuga #ConElBullyingNoSeJuega 

Un gran paso para nuestros/as menores: aprobada la Ley de Protección integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia

¡Buenas noticias! El Congreso de los Diputados/as ha aprobado la Ley de Protección integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. La conocida como «Ley Rhodes» por la lucha pública a favor de esta norma del pianista británico, es una antigua reivindicación de multitud de organizaciones a favor de los derechos de la infancia. Desde WATS, hace ya casi dos años, hacíamos también nuestras aportaciones de cara a la elaboración de esta ley.

La violencia que afecta a niños/as y adolescentes se suele decir que es invisible. Las cifras son dramáticas: aproximadamente la mitad de los delitos de abusos sexuales denunciados en el estado español son hacia la infancia. Sólo en 2018 hubo 38.000 menores víctimas de algún tipo de violencia, y de todas las agresiones sexuales la mitad corresponden a menores de edad. Muchas veces, por su edad, muchos/as acaban creyendo que la culpa del abuso sufrido ha sido de ellos/as y por miedo o vergüenza ni lo cuentan ni lo denuncian.

En palabras de la Ministra de Derechos Sociales, Ione Belarra, “si alguien trata de haceros sentir culpables por lo que os ha pasado quiero que escuchéis atentamente mis palabras: nada de lo que os haya pasado es vuestra culpa, pedid ayuda porque alguien va a ayudaros”.

Avanzamos en la defensa de un colectivo vulnerable

A partir de ahora echa a andar la nueva Ley, y aunque podrán aprobarse cambios y adiciones a través de las enmiendas en el Senado, podemos hacernos una idea de cómo quedarán las cosas. Avanzaremos como sociedad en la protección de uno de los colectivos más vulnerables, con ampliación de plazos de prescripción de delitos contra ellas y ellos, instauración de protocolos en centros educativos y deportivos, así como con cambios en los procedimientos judiciales.

Salón de Plenos del Congreso de los Diputados/as © Congreso de los Diputados

Si bien hay aspectos a mejorar, podemos decir que esta nueva ley es muy completa en dotar de mecanismos a la protección de los menores y contemplar amplias y variadas casuísticas. Luis Perdenera, presidente del Comité de Derechos del Niño de la ONU, ha afirmado que es una buena ley aunque “la cuestión de la perspectiva de género así como la de la discapacidad podrían mejorarse en la fase de enmiendas».

Ampliación de los plazos de prescripción de delitos a partir de los 30 años

La principal novedad de la nueva ley de Protección integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia radica en que el plazo de prescripción de los delitos contra este colectivo comenzará a correr al cumplir 35 años la víctima, y no a los 18 años como sucede actualmente. Esto quiere decir que, dado que la prescripción va de 5 a 15 años, el tiempo se alargará hasta los 40 años, e incluso a los 50 años en los casos más graves, frente a los 33 actuales. Esto es algo fundamental, ya que sabemos que aquellas personas que han sufrido abusos en la infancia suelen necesitar varios años para ser capaces de procesar lo ocurrido y atreverse a denunciarlo.

La «prueba preconstituida» para menores de 14 años y personas con discapacidad es otra de las novedades que trae la Ley Rhodes. Esto implica que durante la fase de instrucción del proceso judicial los menores solo tendrán que declarar una vez, y lo harán ante la policía solamente si es imprescindible. También se prevé la creación de unidades especializadas en las fuerzas y cuerpos de seguridad a nivel estatal, autonómico y en entidades locales, así como juzgados especializados.

Implicaciones claras para el sector deportivo

El capítulo 9º de la nueva Ley está dedicado específicamente al deporte y recoge medidas que hemos demandado en multitud de ocasiones. Las Administraciones Públicas a partir de ahora deberán velar por la existencia de protocolos de prevención, detección y actuación frente a situaciones de violencia contra la infancia. En todas las entidades deportivas que trabajen con niños y niñas, sean públicas o privadas, deporte de élite o de ocio ( e independientemente de su tamaño), si hay trabajo con niños y niñas deben existir protocolos.

Además, todos los centros educativos, de ocio y deportivos para menores deberán instaurar protocolos contra el acoso escolar, el ciberacoso, el acoso sexual, la violencia de género, violencia doméstica, el suicidio, la autolesión o cualquier otro tipo de violencia contra el sector infantil.

La nueva Ley tiene implicaciones claras en el deporte

Un paso muy importante es la creación de la figura del «coordinador de bienestar» en los centros educativos, así como la figura del «delegado de protección» en los centros deportivos y de ocio. Estas figuras deben disponer de una formación específica y se encargarán de comunicarse con los niños/as para asesorarlos en caso de tener alguna dificultad y cumplir con los protocolos de protección. A través de nuestra Formación para Entrenadores/as hemos formado a más de 800 profesionales en contacto con menores hasta la fecha, por lo que no podemos estar más de acuerdo con esta medida.

Se crearán nuevos juzgados especializados en delitos contra la infancia (al igual que ya existen, por ejemplo, para la violencia contra las mujeres) y se dará formación a la fiscalía y la judicatura de cara a que sepan tratar mejor con menores. Los niños o adolescentes que sean víctimas de delitos violentos graves tendrán acceso a la asistencia jurídica gratuita.

Tipificación de los nuevos delitos cometidos por Internet para la protección integral de la infancia y adolescencia

Por otra parte, se endurecen las condiciones de acceso al tercer grado, a la libertad condicional y a los permisos penitenciarios en el caso de condenados por delitos sexuales contra menores de 16 años. Para dar respuesta a una nueva problemática llegada de la mano de las nuevas tecnologías, se tipifican como nuevos delitos los que pueden ser cometidos por Internet: promover el suicidio, la autolesión o trastornos alimenticios entre menores, o la comisión de delitos de naturaleza sexual contra los mismos.

En definitiva, con la aprobación de la Ley de Protección integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia damos un paso muy importante como sociedad en la protección de nuestros/as menores. La creación de figuras específicas para su protección en centros educativos y deportivos marcará un antes y un después a la hora de contar con profesionales cualificados en la materia. De esta forma, se podrá actuar al menor indicio, así como trabajar en la formación de familias y trabajadores/as de los centros para establecer mecanismos de prevención, algo que desde WATS llevamos trabajando desde hace años con nuestras Formaciones para Familias. ¡Estamos de enhorabuena!

Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte. ¿Responsabilidad compartida en un problema por resolver?

Entre todos los factores que inciden en la aparición y crecimiento de ciertas conductas no del todo positivas en la práctica deportiva, los Medios de Comunicación y la Violencia en el Deporte comparten cierto espacio vital. Pero, ¿hasta dónde llega la responsabilidad de los primeros? ¿Qué puntos de la propia comunicación pueden mejorarse? Y sobre todo, ¿cómo tratan la violencia los Medios de Comunicación?

Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte. ¿Se debe informar de ésta?

Mucha gente se pregunta si informar sobre la violencia es contraproducente o no. Por una parte, es cierto que dar voz a estos hechos puede convertirse en un escenario perfecto. Pero por otra, hay factores en la propia comunicación deportiva que son mucho más determinantes de cara a generar este tipo de reacciones, que van más allá de informar sobre ellas. El verdadero problema no está en dicha indecisión, sino en cómo se lleva a cabo la tarea informativa. Es en este punto donde se debe centrar la atención y proponer soluciones.

El vocabulario. En la gran mayoría de artículos, opiniones o crónicas deportivas, sobre todo futbolísticas, se utilizan palabras que podríamos encontrar perfectamente en cualquier libro que hable sobre las guerras que se dieron en el siglo XVI. Es decir, gran parte del vocabulario que se utiliza pertenece al campo semántico de lo bélico. Contienda, lucha, derrota, triunfo… son algunos de esos términos que no nos suenan nada lejanos. El objetivo es que se deje de tratar un partido de fútbol, balonmano, baloncesto, o cualquier otro deporte, como un enfrentamiento entre dos bandos, y que se le empiece a dar el tratamiento que realmente se merece.

Hay una variedad enorme de expresiones que pueden ser renovadas por otras que no tengan esta connotación. “Víctima”, “agresión”, o conceptos como “pelear sin rendición”, entre otros, son los términos portadores de violencia que, desgraciadamente, todos tenemos perfectamente normalizados. Esta normalización es uno de los puntos más preocupantes porque la tarea de cambio no se podría llevar a cabo sin la capacidad de identificar estos errores por parte de los lectores, ni sin la voluntad de reinvención por parte de los periodistas. Va a ser difícil convencer a todos aquellos periodistas que llevan años dedicándose a lo mismo de que, realmente, su trabajo puede mejorar, y también será complicado que los lectores sean capaces de reconocerlas para después evitar conductas inapropiadas. Lo que sucede es que el léxico que se utiliza está arraigado en una realidad previamente establecida en la que todos los periodistas terminan por utilizar los mismos conceptos. La pescadilla que se muerde la cola con Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte dentro de una espiral que, aunque sea sin querer, no deja de retroalimentarse.

A la búsqueda de un vocabulario deportivo menos bélico.

Sin embargo hay palabras que también pertenecen a este campo semántico que tienen una adaptación técnica, sobre todo en el fútbol. “Superar una línea”, “contraataque”, “defensa”… son palabras que forman parte de un léxico especializado. Por esta razón, es importante conocer el público que nos escucha. No es fácil encontrar diferencias entre un programa de radio cuyos participantes son periodistas deportivos que no tienen ningún tipo de conocimiento respecto al propio juego (más allá de nombres, estadísticas, etc.) y otro que esté formado por expertos. El periodismo deportivo siempre ha estado descuidado en este aspecto, diferenciado del resto de secciones, y quizás debería seguir estándolo en cierta medida, pero con unos nuevos marcos informativos que permitan el uso de las herramientas que venimos contando.

La violencia en los medios también aparece a través de otras vías, además de la del propio lenguaje. Las imágenes que acompañan al texto son una de ellas y, como lectores, nos facilitan identificar la verdadera intención del periodista, que muchas veces se esconde entre las palabras. ¿Cuántas veces hemos accedido a una noticia por la imagen que presenta?¿Cuántas de ellas hemos encontrado lo que esperábamos? Que no encontremos una relación entre la imagen y el texto no quiere decir que la noticia tenga un contenido violento (existen muchos intereses detrás de este tipo de acciones), pero sí, al menos, nos abre la puerta de la hipótesis… Esas dudas tienen que disiparse. La imagen informativa no puede tener un significado violento, de ninguna manera. Un claro ejemplo de ello lo encontramos en The Guardian, uno de los periódicos más leídos en todo el mundo, en una publicación donde la imagen elegida, reconocible para cualquier fanático del Athletic, muestra el enfrentamiento que tuvieron dos jugadores de equipos contrarios durante un partido en el que las emociones estaban a flor de piel.

Gorka Iraizoz towered over Cristiano Ronaldo with a captivating performance in goal for Athletic Bilbao. Photograph: Alvaro Barrientos/AP
La foto de The Guardian con Gorka Iraizoz y Cristiano Ronaldo.
Fotografía: Alvaro Barrientos/AP

No sólo el texto, las imágenes también son importantes.

Los hechos destacados también son de vital importancia. Ciertos programas y publicaciones del periodismo español han entrado en una dinámica de críticas a protagonistas, mayoritariamente árbitros, de la que no parecen querer desprenderse. La constante búsqueda de la polémica consigue asentar en la gente el pensamiento de que, de alguna manera, se está siendo injusto con su equipo, sus colores. Apelar a ese sentimiento de pertenencia es la manera más rápida de llamar la atención, de conseguir audiencia y, por lo tanto, dinero. No estamos descubriendo América hablando sobre los intereses económicos que rigen el periodismo, pero la reducción del fomento de la violencia en el deporte debería ser razón suficiente para intentar cambiar la situación.

Para llevar a cabo el cambio, los medios de comunicación tendrían que tener mucho cuidado de no caer en incoherencias. Es muy usual encontrarse con periodistas que denuncian los actos violentos, pero que luego se encargan de sacar matices sobre insultos, entradas fuera de lugar, y agresiones que se dan dentro del terreno de juego. No podemos caer en esa trampa. Los errores que se cometen se pueden identificar, pero dejar de cometerlos supone una reinvención total, y nunca parcial, de la manera en la que se debe informar. El deporte siempre será deporte, y la nueva posibilidad de hacer periodismo deportivo no debería limitar, de ninguna manera, la manera en la que se vive. Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte comparten ciertos espacios, y es labor de todos/as el conseguir separarlos claramente a través de un lenguaje más inclusivo.

Si quieres leer más sobre este tema

Munoz, J. B. (2007). El tratamiento de la violencia en el fútbol por la prensa deportiva. Doxa Comunicación. Revista interdisciplinar de estudios de Comunicación y Ciencias Sociales

Catalán Simón, Alberto (2016).La violencia en el deporte en los medios de comunicación de España : el caso del diario Marca : años 2014-2015.

“Mi hijo/a es árbitro y aguanta lo que no está escrito”. La violencia contra los árbitros, un problema deportivo que se vive muy de cerca en las familias.

La violencia contra los árbitros no entiende de edad ni de género. “¡Como te pille fuera te violo!”. Esta fue una de las amenazas machistas que un aficionado le gritó a una joven árbitra de futbol de 16 años hace menos de un mes, durante un partido de futbol de primera regional en Fuerteventura.

“¡Este árbitro es un maricón, maricón declarado!”. Esta otra frase la profirió el presidente de un equipo de fútbol de juveniles en Bizkaia el pasado fin de semana en el vestuario, poco antes de que un grupo de personas le rayasen el coche al colegiado motivados por su orientación sexual.

Dos casos de violencia contra los árbitros en las últimas semanas

Estamos ante dos casos claros de violencia psicológica en un entorno deportivo. Un tipo de violencia que se da cada fin de semana en las gradas de muchos campos de fútbol, indistintamente de la categoría y cuyo objetivo siempre es amenazar, insultar o degradar a un jugador/a, equipo, entrenador/a o árbitro/a por haber realizado una acción con la que el aficionado/a no está de acuerdo. Situaciones como esta siguen siendo el pan nuestro de cada fin de semana; se han convertido en tan habituales que sólo un pequeño porcentaje de ellas salen a la luz y son castigadas.

La violencia contra los árbitros, un problema en el deporte base

El trío arbitral suele ser el que más violencia psicológica recibe, dado que su condición de neutralidad les hace tener como “enemigos” a los aficionados/as de ambos equipos. Además, en gran parte de los partidos de categorías inferiores sólo hay un único árbitro, lo que les hace especialmente vulnerables en el vestuario o en el momento de abandonar las instalaciones deportivas.

Si tu hijo/a, hermano/a o amigo/a es árbitro/a seguro que conocerás de primera mano que están expuestos a un grado de violencia psicológica muy alto, y todo ello por esmerarse en realizar su labor lo mejor que pueden. Tanto los equipos que se enfrentan en competición como los aficionados que asisten suelen proferir gritos e insultos de todo tipo en mayor o menor medida al trio arbitral por su toma de decisiones, la cual puede ser más o menos acertada. Pero lo que nunca debe ocurrir es que la violencia verbal sea la respuesta ante su toma de decisiones.

Se entiende por violencia psicológica aquellas acciones destinadas a lesionar la integridad emocional de las personas. Sus manifestaciones pueden adoptar diferentes formas pero todas ellas tienen el mismo objetivo. Cuando este tipo de violencia se combina con prejuicios como el machismo por el hecho de ser una mujer árbitro o con la LGTBI-fobia cuando el árbitro tiene una orientación sexual diferente a la heterosexual.

La violencia psicológica toma diferentes formas

¿Conoces cuales son las manifestaciones más comunes de la violencia contra los árbitros cuando esta es de tipo psicológico? Muchas veces tendemos a pensar que la violencia únicamente son las agresiones físicas o los insultos, pero cuando es de tipo psicológico puede tomar diferentes formas.

  • El abuso verbal, que implica rebajar, insultar, ridiculizar, humillar, utilizar juegos mentales e ironías para confundirles.
  • La intimidación, que consiste en asustar con miradas, gritos o gestos faciales o físicos.
  • Las amenazas, que son frases intimidatorias que dejan entrever una posible violencia física.
  • El aislamiento o exclusión, que implica un control abusivo de la vida del otro, mediante vigilancia de sus actos y movimientos, escucha de sus conversaciones o impedimento de cultivar amistades.
  • El desprecio, que supone tratar al otro como inferior o tomar las decisiones importantes sin consultarle.
  • El acoso grupal o colectivo, que conlleva violencia cometida por un grupo hacia una persona concreta (en este caso, el árbitro/a).

Consejos para apoyar a personas allegadas que sean árbitros/as

¿Qué puedes hacer su tienes a un árbitro o árbitra en tu familia, en tu grupo de amigos/as o en tu círculo laboral y sabes que está pasando por una situación de este tipo? Te proponemos una serie de recomendaciones para hacer frente a este problema y actuar de la mejor manera posible.

  • Actúa de forma inmediata ante el primer indicio de violencia psicológica. Recuerda que esta adopta diferentes formas, por lo que no se limita únicamente a los insultos y agresiones físicas.
  • Si tienes la más mínima sospecha, anima a la persona a interponer una denuncia. Muchos casos no se denuncian y por ello las estadísticas no reflejan la importancia de este problema.
  • A la hora de hablar con tu hijo/a o amigo/a busca un espacio que permita la privacidad, donde se garantice la confidencialidad  y  suponga un espacio seguro para que se pueda expresar con confianza y tranquilidad.
  • Nunca emitas opiniones personales, juicios de valor o cuestiones la situación de violencia. Tampoco confrontes a tu hijo/a  con el  agresor o la agresora; recuerda que la violencia y el odio sólo traen más odio y más violencia.
  • No cuestiones el relato de tu hijo/a o de tu amigo/a. Hazle ver que ha hecho lo correcto en contar lo que le ocurre y que es muy valiente al contar lo que sucede y dar ese primer paso.
  • No culpabilices, niegues o minimices la violencia. Es importante que tengas en mente que no son «cosas de chavales», es un problema serio de toda la sociedad.
  • Recuerda: no prometas lo que no puede cumplir. Mantén la calma y la cabeza fría, apóyale en el proceso de búsqueda de soluciones y de denuncia.
  • Por último, pero no menos importante, recuerda que esta persona necesita de todo tu cariño y que está viviendo un proceso en el que la violencia psicológica puede hacer que sienta que es responsable de ella. Hazle sentir querido/a, apreciado/a y valorado/a.

El Teléfono contra la Violencia en el Deporte, un recurso para los árbitros

Desde el Equipo WATS luchamos por erradicar todo tipo de violencia en los entornos deportivos, incluyendo la violencia contra los árbitros y árbitras. Por este motivo, puedes escribirnos un mensaje de Whatsapp al 688 655 099, Teléfono contra la Violencia en el Deporte donde atendemos cualquier consulta relacionada con casos de violencia en ámbitos deportivos.

Además, trabajamos mano a mano con instituciones públicas, federaciones deportivas, clubes y organizaciones como la Asociación Española de Árbitros/as para concienciar, formar y enseñar cómo actuar a miembros del colectivo arbitral.

¡Todas y todos juntos podemos hacer que las gradas, banquillos, vestuarios y campos sean lugares libres de violencia psicológica hacia los deportistas y árbitros/as!

WATS Team y Kiroleskola – Escuela Vasca del Deporte en la Jornada «Cómo evitar la Violencia en el Deporte»

Durante la mañana de ayer tuvimos la oportunidad de participar en la Jornada «Cómo evitar la Violencia en el Deporte» que tuvo lugar en la Universidad de Deusto. WATS Team y Kiroleskola hemos colaborado anteriormente en este terreno, por lo que fué muy positivo poder participar. Organizado por la Escuela Vasca del Deporte, entidad dependiente del Gobierno Vasco, el evento reunió a varias organizaciones y clubes deportivos para analizar sus diferentes posicionamientos contra la violencia de tipo deportivo.

WATS Team y Kiroleskola compartimos la visión de erradicar la violencia en el deporte

La jornada arrancó a cargo de Jon Redondo, Director de Deportes del Gobierno Vasco, que expuso las diferentes líneas de acción en que trabaja el ejecutivo en la lucha contra esta problemática. Valoró la violencia como algo grave y a erradicar, agradeciendo los esfuerzos que las federaciones deportivas, clubes y entidades realizamos en este sentido.

Equipo WATS Team y Kiroleskola - Jornada Como evitar la violencia en el deporte con Ares Zamora y Antonio Pipaón 3
La Jornada «Cómo evitar la Violencia en el Deporte» congregó a representantes de diferentes federaciones y clubes deportivos.

A continuación Isabel Abellá, abogada de Basque Team, presentó algunos datos sobre la discriminación por razones de género que sufren las mujeres deportistas. Desde esta entidad han lanzado recientemente el proyecto «Zure taldekoak gara» (somos de tu equipo). Este servicio, orientado a apoyar a deportistas, está focalizado contra las agresiones sexuales y por razón de género.

Alfredo Sáenz, Director General de Gesto Deportivo, hizo una pequeña demostración del funcionamiento de la APP Deportivity 2.0 que ha desarrollado esta empresa alavesa. Esta aplicación permite prevenir y analizar situaciones violentas en el deporte, permitiendo una mejor intervención y mediación en estos casos. Hasta la fecha la han implementado en más de 300 partidos deportivos.

Antonio Pipaón y Ares Zamora fueron los encargados de presentar nuestra visión sobre el origen y la prevención de la violencia en el Deporte. WATS Team y Kiroleskola compartimos la visión de cómo la formación en valores es clave para prevenir, detectar e intervenir cuando esta se produce. El rol de la familia y del entrenador/a, la importancia de la formación al ecosistema deportivo y la importancia de ahondar en el trabajo en valores desde la base ocuparon buena parte de la intervención de nuestro compañero Antonio.

Línea de ayuda ante el acoso y la violencia en ámbitos deportivos

Equipo WATS Team y Kiroleskola - Jornada Como evitar la violencia en el deporte con Ares Zamora y Antonio Pipaón 2
Nuestra compañera Ares Zamora presentó el servicio del «Teléfono contra la Violencia en el Deporte».

A continuación, Ares Zamora, psicóloga deportiva, presentó el servicio del «Teléfono contra la Violencia en el Deporte» que gestionamos con el apoyo de nuestro patrocinador Euskaltel. Este servicio, de carácter confidencial, está orientado a que cualquier deportista, entrenador/a o familia pueda pedir ayuda a través de Whatsapp ante un caso de acoso o violencia. Hasta la fecha hemos realizado intervenciones en más de 25 casos en todo el estado a cargo de nuestro equipo de psicólogos y mediadores/as.

Para finalizar el evento, el Athletic Club, la Real Sociedad y la SD Eibar expusieron sus visiones sobre la formación en valores en sus categorías inferiores y el trabajo que desarrollan actualmente en la prevención de la violencia.

No podemos más que agradecer el que se visibilice esta problemática en jornadas de este tipo. WATS Team y Kiroleskola compartimos la visión de la necesidad de dar pasos desde todas las capas de la sociedad para acabar con la violencia en el deporte y esperamos que este sólo sea el inicio de futuras acciones conjuntas a desarrollar en este camino.

Vídeo con el resumen de la Jornada «Cómo evitar la Violencia en el Deporte»