Entradas

Trabajando los Valores en las vacaciones de Verano

Las vacaciones de verano son sinónimo de descanso, tanto físico como mental, pero también un momento donde compartimos más tiempo en familia. Por eso es una buena oportunidad para poder trabajar con nuestros más pequeños/as de la casa en el terreno de los valores. En WATS soñamos, apostamos y trabajamos por un deporte y una sociedad con valores, así que para este verano os proponemos entrenar algunos de ellos. Y si te quedas con ganas de más, no dejes de echar un ojo a los valores que te proponíamos para el verano pasado.

¿Y cómo se entrenan los valores humanos? Pues realmente es muy sencillo: se entrenan a través de las acciones. Podemos hacerlo de forma individual o en familia. Por ejemplo, podemos marcarnos pequeños retos semanales: una semana, un valor a trabajar mediante pequeñas acciones diarias. Si a la hora de trabajarlos dudas ante una conducta, pregúntate: “si tuviese a mucha gente mirándome para después imitarme, ¿lo haría?”.

Respeto

Respetar a los demás es algo que empieza por comprender que tenemos distintos puntos de vista y que esto nos enriquece como sociedad. No puedo imponer mi opinión o despreciar a aquellas que sean distintas a la mía. Hay muchas pequeñas maneras de trabajar el respeto: guardar cola sin intentar colarse, mirar a los ojos a la persona con la que hablas, dar los buenos días cuando te cruzas con un vecino/a, pedir las cosas “por favor” en una tienda, ¡y nunca olvidarse de decir “gracias”!

Responsabilidad

El verano puede ser un buen momento para que nuestros hijos/as asuman responsabilidades acordes a su edad dentro del ámbito familiar. Es importante que los niños/as sean conscientes que su implicación en estas tareas reporta un beneficio para el resto de las personas que viven en casa con ellos y, por tanto, también para sí mismos. Si entre todos/as nos repartimos las tareas, tendremos más tiempo para hacer otros planes más divertidos. ¿Quizás podemos hacer un cuadro de tareas para cada uno/a?

Agradecimiento

Es fundamental transmitir a nuestros hijos/as que debemos agradecer lo que las demás personas hacen por nosotros. ¿Le habrá supuesto un esfuerzo (da igual que haya sido mucho o poco) a esa otra persona? ¿Si yo hubiese echado una mano me gustaría que me lo agradeciesen? Bingo, ya sabemos cual es la palabra mágica: “gracias”.

Amistad

El verano es momento de estar en familia pero también de compartir tiempo y experiencias con sus compañeros del colegio o el equipo deportivo y con sus amigos/as. La verdadera amistad se demuestra en los malos momentos y, por eso, es importante que los niños y niñas comprendan la importancia de preocuparse por sus amigos/as y cuidar las relaciones con los demás. ¿Conocemos a alguna persona que no lo está pasando del todo bien en este momento? Recuerda que la amistad y el compañerismo no sólo se trabajan con aquellas personas que nos caen fenomenal, sino con aquellos con los que tenemos menos relación.

Tolerancia

Si el respeto nos hace no imponer nuestra opinión como la única acertada, la tolerancia nos enseña que todos/as somos diferentes y debemos respetar las ideas y creencias de los demás, siendo conscientes de que todos tenemos derecho a equivocarnos. Pero ser tolerantes no significa que debamos aceptar todo tipo de actitudes: el machismo, el racismo, o la LGTBI-fobia son comportamientos que no debemos tolerar. ¿Podemos trabajar un listado con lo que sí es tolerancia y lo que no es?

Ánimo con el trabajo de los valores. Aunque solamente des un pequeño paso en este terreno, recuerda que “algo” siempre es mucho más que “nada”. ¡Feliz verano!

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Deia y ha sido publicado en su edición en papel el sábado 18 de julio de 2020. Puedes leerlo también en su web en este enlace.

Cómo seguir ejercitando los valores humanos en las vacaciones de verano

Empezamos la recta final del verano con agosto. Un mes ideal para descansar (o seguir descansando quien tenga esa suerte), disfrutar, divertirse, desconectar y por qué no, conocer y seguir entrenando valores humanos.

En WATS Team soñamos, apostamos y trabajamos por un deporte con valores, pero entendemos que estos van mucho más allá de la actividad deportiva y tocan de lleno a nuestra trayectoria vital. Si tenemos una vida con valores humanos, después será mucho más sencillo tener también un deporte, una educación o tantas cosas más, con el horizonte y la base puestos sobre estos valores. Por eso, para este mes de agosto, os proponemos entrenar los puntos que citaremos a continuación. Nosotros/as hemos escogido estos cinco, pero cualquier valor es bienvenido en esta lista. ¡Así que creatividad y libertad, porque añadir valores siempre aporta y suma!

Antes de entrar de lleno en cada uno de ellos, quizás te estarás preguntando «¿y cómo se entrenan los valores humanos?». Pues realmente es muy sencillo: se entrenan a través de las acciones. De forma individual, o en familia. Por ejemplo, podemos marcarnos pequeños retos semanales: una semana, un valor. Durante esa semana nos centramos en ese valor, realizando acciones que lo potencien y refuercen. También se pueden entrenar de una forma más general, ya que esto va a gusto y elección de cada persona. A continuación, te sugerimos acciones que ayudan a trabajar cada valor, aunque quizás muchas ya las realizas sin darte cuenta. A veces no somos conscientes de lo bueno que ya estamos aportando a todas las personas que viven a nuestro alrededor.

Cinco valores humanos para trabajarlos en verano

Equipo WATS Team - valores humanos verano - respeto

Respeto

Sin respeto no hay nada. Imagina que cada uno fuésemos a nuestro airey que no respetásemos cosas tan básicas como las señales de tráfico. Sería un caos, ¿verdad?  Todos lo entendemos. Pero respetar va más allá de lo que vemos como lógico y normal. Por ejemplo, si estoy en una conversación en la que tenemos distintos puntos de vista, no puedo imponer mi opinión o despreciar las que sean distintas a la mía. Si lo hiciese, quizás no sería un caos tan evidente como en el ejemplo de las señales de tráfico, pero seguramente a la gente se le terminaría las ganas de tener conversaciones conmigo.

Hay muchas maneras de respetar, en los dos ejemplos anteriores queda reflejado. Pero respetar también es mirar a los ojos a quien te habla, no insultar al árbitro o a un rival en un partido, decir hola o buenos días cuando entramos en un sitio, pedir por favor y dar las gracias, llamar a alguien por su nombre, guardar un secreto, seguir el orden de una cola, ser cívico… Y si dudas ante una conducta, pregúntate: “si tuviese un montón de gente mirándome para después imitarme, ¿lo haría?”. Y según la respuesta, haz (¡o igual mejor no lo hagas!). Seguramente eres modelo de conducta más veces de las que te puedes llegar a imaginar.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - compañerismo

Compañerismo

Somos seres sociales. No hay color entre una vida compartida y en compañía, y una sin todo ello. Desde la psicología se ha estudiado en profundidad que las buenas relaciones sociales nos enriquecen. Y no solo eso, también nos hacen felices. Aun así, a veces podríamos ser mejores compañeros. Fijarte y esforzarte en ello va a tener un efecto bumerán positivo: beneficias al otro/a y tú te sientes mejor. El compañerismo lo podemos trabajar todos y todas. Por eso aquí te proponemos distintas ideas tanto para adultos como para pequeños. Formas de potenciar el compañerismo: decirle a esa niña que está sola si quiere jugar con vosotros, echar una mano a un compañero de trabajo que está saturado, no participar en críticas colectivas hacia alguien que no está presente, dar la mano al rival y a los árbitros/as, abrir la puerta a alguien que tiene dificultad, dejar sentar a alguien mayor en el autobús… A todos nos gusta que sean buenos compañeros con nosotros. ¡Así que empieza por dar ejemplo, es un paso hacia adelante en eso de sumar!

Equipo WATS Team - valores humanos verano - generosidad

Generosidad

La generosidad no es exclusiva de los que tienen mucho dinero, mucho poder, mucho conocimiento o mucho tiempo. Generosos podemos ser todas y todos. Cada uno dentro de sus posibilidades. “Algo” ya es mucho más que “nada”, ¿no te parece? A veces se relaciona la generosidad con los aspectos económicos, como por ejemplo, realizar un donativo. Y sí, es cierto, hay gestos económicos que son muy generosos. Pero también podemos serlo en muchas otras facetas que no tengan que ver con el dinero.

Somos generosos cuando vemos que nuestra pareja está cansada y le preparamos la cena, cuando damos sin esperar recibir, cuando compartes tus juguetes con otros niños, cuando tienes un detalle con alguien porque sí, cuando dedicas tu tiempo a ayudar a los demás, cuando reconoces que ha sido tu culpa en vez de la del rival… Hay tantas opciones para ser generoso, que no las vamos a terminar. Además, cada vez que lo eres, no solo beneficias a los demás, también haces que tu calidad humana crezca más.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - tolerancia

Tolerancia

En el primer punto, cuando hablábamos del respeto, decíamos que no podemos despreciar otros puntos de vista solo porque sean distintos al nuestro. Por eso, para entrenar la tolerancia es importante tener en cuenta que hay otras opiniones, formas de vida, y posicionamientos ante esta distintas a la nuestra, y que no por eso son peores o merecen desprecio. Tolerancia, por supuesto, también es respetar todas las orientaciones sexuales y formas que hay de amar. Es no creerse por encima de nadie y es implicarte y defender a aquellos que injustamente están siendo maltratados por otras personas. Y precisamente por todo esto, si hay una cosa que tenemos clara en el Equipo WATS es la Tolerancia Cero hacia cualquier tipo de violencia, sea la que sea. La violencia jamás merece ocupar ningún lugar en nuestras vidas.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - gratitud

Gratitud

Por último, te proponemos el valor de la gratitud. Porque la gran mayoría de nosotros somos muy afortunados, y a veces se nos olvida que tenemos un techo en el que refugiarnos, una cama donde dormir, comida a diario, ropa, seguridad, facilidades… Cosas básicas que damos por hecho, pero que si diésemos una vuelta por el mundo veríamos que, en algunos lugares, no son para nada lo habitual. Por eso, ya que tenemos esa suerte, tenemos el deber de ser agradecidos/as. Entrenar la gratitud es valorar todas aquellas cosas que podemos disfrutar, es agradecer los buenos gestos que tienen los demás contigo, es sonreír porque en casa te han preparado tu plato favorito, es chocar la mano al compañero/a que te ha pasado el balón para que marcaras tú el gol y en definitiva, es poner tu atención en todo aquello bueno que está sucediendo a tu alrededor. ¡Si te paras a pensarlo hay muchísimas cosas buenas sucediendo a tu alrededor!

Volveremos en septiembre con más valores humanos y mucho más deporte

Respeto, compañerismo, generosidad, tolerancia y gratitud. Hasta aquí, los valores humanos que te proponemos para entrenar este mes de agosto. ¡Aunque en realidad son valores para todo el año y para toda la vida! Con el cambio de estación se cambia de ropa, pero no de valores, porque estos jamás pasan de moda. Te acompañan para siempre y te ayudan a ser mejor persona y mejor deportista. ¡Felices vacaciones y nos vemos en septiembre!