Entradas

Cómo hacer un buen inicio de temporada deportiva en un Septiembre un tanto atípico

Normalmente septiembre es un mes lleno de oportunidades en cuanto a la práctica deportiva se refiere. Es el comienzo de la temporada y con ella viene la ilusión, el reencuentro con el equipo, nuestros objetivos personales, las ganas de superarnos… De hecho, el año pasado te contábamos cómo afrontar el inicio de curso para hacer un buen arranque de temporada deportiva. Sin embargo, este nuevo curso comienza con grandes novedades, no sólo en el ámbito académico, sino también en el deportivo a consecuencia del COVID-19.

Desde las diferentes administraciones ya se ha comunicado la suspensión por el momento del deporte escolar (aquel que atañe a las categorías no federadas), tanto de entrenamientos como de competiciones. En esta misma línea, muchos clubs y asociaciones y federaciones deportivas han decidido tomar esta misma decisión como medida preventiva ante el Coronavirus.

Esta nueva situación puede tener, sin duda, consecuencias no especialmente positivas en las personas deportistas como el sedentarismo, la desmotivación e, incluso, el abandono de la práctica deportiva… Es por ello por lo que te proponemos una serie de ideas que pueden ayudarte o ayudar a aquellas personas deportistas más jóvenes a combatir favorablemente en este inicio de temporada tan atípico.

1. Establece una rutina

Los entrenamientos tienen su horario establecido, pero ahora es fácil que ese tiempo lo dediquemos a otras cosas distintas al deporte. Por eso es importante que establezcas un espacio semanal exclusivo para la realización de actividad física. Puedes marcar el mismo horario que tendrías en una situación normal o buscar otro que mejor se adapte a tus necesidades. Lo fundamental es que sea siempre el mismo para poder así establecer una rutina y poder organizar el resto de actividades de la mejor forma posible.

2. Comprométete contigo mismo/a

Así como cuando realizamos algún deporte, adquirimos un compromiso con las personas formadoras y con los compañeros o las compañeras para acudir a los entrenamientos y partidos, ahora es importante que adquieras un compromiso contigo mismo para respetar los horarios marcados para entrenar. Es posible que siempre te surjan otras opciones más “apetecibles” durante el tiempo destinado al entreno o que simplemente por pereza prefieras realizar otro tipo de actividades. Es por eso que es importante ser consciente del compromiso adquirido y respetarlo al máximo posible.  De esta forma, no sólo estarás trabajando a nivel físico sino que también estarás realizando un trabajo personal importante contigo mismo/a, cumpliendo con los compromisos adquiridos.

3. Establece pequeños objetivos

Marca pequeños objetivos: compite contra tí mismo/a. Ponte pequeños objetivos que te ayuden a mantener la motivación y mejorar en tu deporte. Establece  marcas que puedas ir superando de forma semanal o mensual, incluso en forma de reto que puedas compartir con otras personas de tu equipo o modalidad. Ten en cuenta que la motivación es un elemento clave para no caer en el abandono del deporte o el sedentarismo.

4. Mantén el contacto con tu equipo

A pesar de no poder entrenar en equipo o en las mejores condiciones posibles, mantén el contacto con otras personas vinculadas a tu deporte, compañeros/as de equipo o modalidad, personas formadoras… Esto te servirá para compartir tus logros y también tus dificultades con los demás, sirviéndote de apoyo en caso de necesitarlo.

En definitiva: recuerda que además de mantenerte en movimiento y continuar ejercitándote, lo más importante de todo es seguir con las recomendaciones establecidas desde las diferentes administraciones públicas, cumplir con las medidas marcadas con el objeto de cuidarnos y de cuidar a los demás, ¡y recordar que en este inicio de temporada tan atípico estamos entrenando para un partido jugamos todos/as! Así que deja la pereza en el sofá y sal a entrenar a la calle, al parque, al monte o a la playa, usa siempre mascarilla, lávate las manos a menudo y recuerda beber mucha agua. ¡En marcha!

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Deia y ha sido publicado en su edición en papel el sábado 19 de septiembre de 2020. Puedes leerlo también en su web en este enlace.