Entradas

La brecha de género se perpetúa en el regreso de las competiciones tras el COVID-19. ¿Por qué vuelven unos deportes y otros no?

Llega la desescalada y con ella se reanudan algunas competiciones deportivas. Béisbol, atletismo, fútbol, bádminton… muchos deportes han podido reanudar sus competiciones, pero otros muchos no han tenido la posibilidad de hacerlo. Además, en muchos casos regresan las competiciones de las primeras divisiones masculinas mientras que las femeninas se dan por terminadas, extendiéndose de esta forma la brecha de género en el deporte. ¿Por qué ocurre esto? ¿Cuáles son los factores más influyentes en la reanudación  o cancelación de las competiciones?

Una situación muy variable a nivel mundial

A nivel mundial, la situación es enormemente variable en función del país. En Bielorrusia, por ejemplo, no tuvieron la obligación de cancelar el fútbol, ni siquiera de jugarlo a puerta cerrada. Países asiáticos como China, Japón o la República de Corea, más avanzados en el proceso de desescalada, comenzaron a aprobar el retorno a la competición de varios deportes hace ya un par de semanas. En nuestro caso, solamente se ha contemplado la opción de continuar la competición liguera de fútbol masculino y, en países como Francia, Luxemburgo o Bélgica, se han cancelado todas las competiciones deportivas por igual.

La reanudación del deporte depende del país en el que se juegue. Dentro del país en cuestión depende tanto de la postura de su gobierno, como de su situación sanitaria. En Estados Unidos el Gobierno no tiene capacidad de intervención en las competiciones de ligas privadas como la NBA o la NFL, que tienen plena capacidad de decisión, al menos en la etapa actual, sobre una posible reanudación. En Francia, por el contrario, el Olympique de Lyon ha optado por reclamar la reanudación de la Ligue 1, suspendida por el propio Gobierno y sin visos de retornar en la presente temporada. La nueva realidad deportiva estará, por lo tanto, muy determinada por el rol e importancia que los gobiernos den al deporte en la sociedad, algo que ha estado siempre presente pero que resulta más evidente en situaciones como esta.

También podríamos meter en este saco a los deportes que siguen un circuito mundial, como podrían ser el tenis o la fórmula 1. Aunque en estos deportes también entren en juego factores como el transporte o el alojamiento, la postura de los gobiernos de los países a los que viajan los deportistas y medios de comunicación hacen que sus reanudaciones sean prácticamente misión imposible. O, al menos, hasta que se encuentre una vacuna.

Vero Boquete cree que «a las futbolistas no se nos trata como a profesionales»

La reanudación del deporte pasa por el acuerdo de federaciones, ligas y gobiernos

Las instituciones deportivas también tienen un papel fundamental en la continuación de las competiciones, que en muchas ocasiones colaboran con los gobiernos de turno. Uno de los ejemplos más claros lo tenemos en el estado español, con el particular caso del fútbol, porque el Gobierno, la Federación Española de Fútbol (RFEF) y LaLiga se han puesto de acuerdo para que la competición liguera pueda terminarse. Sin embargo, el fútbol femenino español no ha corrido la misma suerte, y el ejemplo es igual de válido, pero, en su caso, con un polémico desenlace.

¿Por qué puede retornar la Primera División masculina pero no la femenina? ¿No todos y todas entrenan y juegan de la misma forma y están sujetos a las mismas precauciones sanitarias? La RFEF daba por concluida LaLiga Iberdrola (Primera División del fútbol femenino) explicando que el la modalidad femenina «no puede considerarse como profesional, al contrario que el masculino, porque la Ley del Deporte de 1990 no la incluye como tal». Vero Boquete, jugadora del equipo estadounidense Utha Royals FC y referente internacional en el fútbol, argumenta contrariada que «el fútbol femenino español no recibe las ayudas que tanto tiempo llevan prometiéndole y que sin ellas, le resulta imposible afrontar la situación actual. Merecemos que se nos trate como a profesionales».

En Alemania, la Bundesliga ha pasado por una situación institucional muy parecida, aunque con final diferente. La liga alemana masculina se reanudó el 16 de mayo después de que todos los clubes que compiten en ella llegaran a un acuerdo con la Federación Alemana de Fútbol (DFB). Doce días después, el 28 de mayo, también volvería a jugarse la liga femenina, con la garantía  que ofrecen las medidas de seguridad que brillaban por su ausencia en el fútbol femenino español, como los tests o los constantes controles de temperatura. El presidente de la DFB, Fritz Keller, declaró en la página oficial de la Federación que estaba muy feliz de que “los clubes de la Bundesliga Femenina hayan expresado su unidad a favor de continuar la temporada. Esto es exactamente lo que necesitamos en la crisis. El regreso de la competición es otro paso importante hacia un tipo de normalidad tanto en el fútbol como en la sociedad. La Bundesliga está asumiendo un papel pionero en el fútbol internacional femenino».

San Mames a oscuras, en un símbolo de la pausa que ha sufrido el deporte.
© Athletic Club

El deporte femenino, mayoritariamente en pausa

¿No podría ocurrir lo mismo con la Primera División femenina en nuestro país? ¿Por qué no existe voluntad de dotarla de recursos para poder reiniciar su actividad? La rentabilidad económica es la motivación principal de que la vuelta del fútbol masculino, en el caso español, tenga preferencia ante la de otros deportes. En un artículo del diario económico Expansión se estima que «el deporte mundial genera más de 600.000 millones de euros al año y la situación actual dejaría sin 7.500 millones a las ligas de fútbol europeas y, consecuentemente, a otros deportes a los que las instituciones futbolísticas como la RFEF ayudan económicamente». Una previsión económica tan negativa como esta impulsa a todas las instituciones estatales y deportivas a colaborar y hacer todo lo posible por intentar reducir esas pérdidas al mínimo.

Pero no todo es cuestión de dinero, o al menos no debería serlo. El fútbol femenino (y el deporte femenino en general) es mucho más y habla de igualdad entre mujeres y hombres siendo un referente social de primer orden. Si sólo retornan las competiciones masculinas y no las femeninas ¿qué mensaje estamos enviando a la sociedad? ¿Somos conscientes de que de esta manera continuamos perpetuando la brecha de género en el deporte?

Muchos deportes y sus respectivas federaciones se han visto obligados y obligadas a reinventar su organización y planificación de cara a la temporada que viene. Teniendo en cuenta el nuevo panorama deportivo, las planificaciones de la próxima temporada se han llevado a cabo con el objetivo de ser lo más justas y satisfactorias posibles, y en la mayoría de los casos, se ha conseguido. Estas indecisiones han sido un factor de presión añadido ante la posibilidad de reanudar las competiciones, pero no suponían razones de tanto peso, quizás por el aspecto económico, como el fútbol.

Acabar con la brecha de género en el deporte es cosa de todos y todas

Todas estas circunstancias hacen que la reanudación de cualquier otro deporte que no sea el fútbol, o que no tenga una relevancia económica a nivel estatal, sea prácticamente no reanudable en los países que viven una situación sanitaria similar a la española. El papel de los gobiernos, de las instituciones, la rentabilidad económica y la necesidad de planificación de la próxima temporada, son elementos que están directamente relacionados y que, por lo tanto, tienen que coordinarse para que podamos disfrutar de nuevo del deporte que más nos gusta. Precisamente en un momento como el actual es necesario ser conscientes de que si el deporte femenino se pone en pausa mientras el masculino vuelve a la normalidad, estaremos enviando un mensaje nada alentador sobre la lucha para la igualdad entre mujeres y hombres.

«La sociedad ha cambiado mucho y nos lo hemos ganado nosotras» – hablan las estrellas del deporte femenino

El número del mes de septiembre de la revista Vogue ha reunido a varias estrellas del deporte femenino en el estado. Desde las leonas del Rugby Eli Martínez, Patricia García y Anne Fernández de Corres, pasando por la jugadora de baloncesto Marta Xargay, hasta las futbolistas Alexia Putellas y Jenni Hermoso. Estas cinco deportistas analizan el despegue del deporte femenino y los cambios sociales recientes que lo rodean.

La Selección Española Femenina de Rugby ha sido campeona del Europeo en las tres últimas ocasiones de forma consecutiva. De ello ha dependido en buena parte el auge del Rugby Femenino en las retransmisiones y medios de comunicación.

Las leonas del rugby, estrellas del deporte femenino

Eli Martínez, capitana de la Selección hasta su retirada, junto con Patricia García, jugadora consolidada, y Anne Fernández de Corres, jóven promesa, analizan la situación. Les gusta especialmente el que a nivel popular se las conozca como las leonas. Eli Martínez cree que «nos define perfectamente. Somos luchadoras, estamos al pie del cañón día tras día y sacamos las garras cuando hace falta. Nunca se deja de ser Leona, nunca dejaré de pelear por el rugby porque me ha hecho ser quien soy«.

Equipo WATS Team - estrellas del deporte femenino - Eli Martinez y Patricia Garcia
Eli Martínez y Patricia García en Vogue España (septiembre, 2019).
© Fotografía: Edu García. Realización: Laura Sueiro.

Anne Fernández, que se inició en este deporte con sólo siete años, afirma que «era impensable llegar tan lejos, pero representamos a todo el rugby español y esa presión siempre es positiva».

Patricia García comenzó a jugar en la universidad, y «no sabía ni cómo se pasaba el balón. Me enamoré no sólo del deporte en sí, sino también de sus valores«. El rugby cuenta con un gran repertorio de valores, tanto en el césped como en la grada, donde es común celebrar ambas aficiones el «tercer tiempo».

El baloncesto femenino no se queda atrás

El palmarés reciente de la Selección Española Femenina de Baloncesto es para echarse a temblar. En los últimos seis años sus tres oros en los Europeos, una plata en Mundial y otra en Juegos Olímpicos las han impulsado hacia el olimpo deportivo. La jugadora Marta Xargay justifica los éxitos porque «en la Selección somos amigas y eso se nota sobre sobre el campo».

Pero no todo pinta tan bien en el mundo del basket, un deporte que fuera de los grandes éxitos a veces merece poca atención de los medios. «Llevo cinco temporadas jugando fuera y durante el año no se habla de mí. En abril llegué a la Final Four de la Euroliga y muy pocos medios se interesaron. No nos quejamos de lo que tenemos, pero ese trabajo también tiene que verse y no sólo en los momentos buenos«, argumenta Marta Xargay.

Equipo WATS Team - estrellas del deporte femenino - Marta Xargay
Marta Xargay en Vogue España (septiembre, 2019).
© Fotografía: Edu García. Realización: Laura Sueiro.

A menudo desde WATS Team insistimos en la importancia de crear y potenciar los referentes femeninos en el deporte. A Marta le «hace mucha ilusión que te tengan como referente» y está de acuerdo con nuestro posicionamiento en esta materia. Cuando las niñas se acercan a ella tras un partido le dicen: «Marta, quiero ser como tú». Ella les responde: «no, mejor sé tú misma«.

El fútbol, punta de lanza del deporte femenino

Si hay un deporte que levanta pasiones, es el fútbol. Los números del fútbol femenino no dejan de crecer desde hace tres temporadas, y el último año ha marcado un antes y un después con aforos de récord en la Liga Iberdrola tanto en San Mamés como en el Wanda Metropolitano, así como una audiencia astronómica para la Final de la Copa de la Reina.

Las jugadoras Jenni Hermoso y Alexia Putellas han conseguido el mejor puesto de la Roja Femenina en un Mundial. No fue trabajo fácil y tuvieron que luchar hasta el último momento para vencer a las campeonas Estados Unidos en los octavos de final.

Equipo WATS Team - estrellas del deporte femenino - Alexia Putellas y Jennifer Hermoso
Alexia Putellas y Jennifer Hermoso en Vogue España (septiembre, 2019).
© Fotografía: Edu García. Realización: Laura Sueiro.

Jenni Hermoso, que encajó tres goles durante el Mundial de Francia 2019, cree que «ese partido era el partido. Poder marcar frente a las campeonas del mundo y quedarnos tan cerca de haber hecho algo grande… A pesar de la derrota dimos un paso muy importante«.

La delantera del FC Barcelona reconoce que «cuando empezamos, nosotras sólo teníamos un campito de tierra y un balón. Ahora el futuro es prometedor y el camino es más fácil. Nos lo hemos ganado«. Alexia Putellas, otra de las estrellas del deporte femenino y centrocampista de la Roja, también es optimista: «estamos en un momento en el que hay que encontrar el equilibrio entre de dónde venimos y hacia dónde queremos ir. Entre todos le estamos dando la vuelta a la situación para ocupar el lugar que merecemos«.

En WATS Team lo tenemos claro: el despegue del deporte femenino requiere del compromiso de todos y todas. Además de competición al más alto nivel, también implica avanzar en la igualdad entre mujeres y hombres y difundir modelos sociales ajustados a la sociedad real en la que vivimos. Es por ello que requiere el compromiso de todos: espectadores, deportistas, clubes, instituciones y medios de comunicación. ¡Entre todas y todos lo conseguiremos!

Ainhoa Tirapu, los valores del fútbol femenino en la portería del Athletic Club

En los últimos meses hemos vivido una revolución en el fútbol femenino con extraordinarias cifras de espectadores. Los números han venido a demostrar que este deporte interesa y mucho, aunque aún necesite apoyo y promoción por parte de todos. Hace dos semanas nuestra compañera Ana Rossell, Presidenta del CD Tacón, remarcaba que «contar con referentes claros para todas las niñas que quieren jugar al fútbol es fundamental». Uno de esos referentes, que además sintetiza los valores del fútbol femenino, es Ainhoa Tirapu, guardamenta del Athletic Club.

Ainhoa, nacida en 1984 en Pamplona, viste la camiseta zurigorri desde el 2005 y ha sido convocada en múltiples ocasiones por la Selección Española. Su voz es reconocida y escuchada, teniendo mucho que decir en esta época de crecimiento del fútbol femenino. En una entrevista reciente concedida a AFE nos deja algunas reflexiones interesantes sobre el deporte, los valores y la igualdad entre mujeres y hombres.

Los valores del fútbol femenino en una familia de futbolistas

«Si tuviera que señalar una persona fundamental para que sea futbolista, diría que mi padre. Fue futbolista y desde pequeña me gustó el fútbol; de hecho, era de las pocas niñas de mi entorno que lo practicaba». Con estas palabras describe Ainhoa su vinculación emocional con el balompié en una familia donde tanto su padre y como sus dos tíos fueron jugadores de fútbol. «Tuve la suerte de que en mi pueblo siempre hubo un equipo femenino, algo que no era común cuando era pequeña, lo que facilitó hacer realidad mi deseo. El Lagunak tenía equipo en categoría nacional y también en categorías inferiores».

Equipo WATS Team - Ainhoa Tirapu - los valores del futbol femenino en la porteria del Athletic Club - rueda de prensa en San Mames
Ainhoa Tirapu en una rueda de prensa con niñas y niños en San Mames
Fotografía: Athletic Club

La reivindicación de la igualdad en el campo es algo importante para Ainhoa. «Cuando te cruzas con un grupo de chavales jugando al fútbol y te encuentras con una niña, te fijas en ella y recuerdas tus años de juventud (…) cuando eras la única niña que jugaba. Siguen siendo pocas hoy en día y creo que poco a poco debemos cambiar este escenario». También incide en la necesidad de generar referentes visibles para esas niñas que quieren jugar al fútbol. «Cuando acudieron 48.000 espectadores para ver el Athletic Club – Atlético de Madrid de Copa de la Reina, esas niñas nos vieron en un gran estadio, nos consideran referencias y van a soñar con jugar en San Mamés algún día».

Una de las primeras futbolistas en el proyecto Common Goal de Juan Mata

Además de una extraordinaria carrera deportiva, Ainhoa Tirapu se distingue por un perfil solidario. Cuando pensamos en los valores del fútbol femenino, ella es una de las jugadoras clave que se nos viene a la cabeza por hechos como ser una de las primeras futbolistas en participar en el proyecto «Common Goal» que impulsa el jugador Juan Mata.

Con la donación del 1% de su sueldo las jugadoras y jugadores participan en un proyecto sin ánimo de lucro de cambio social a través del deporte. «Me incorporé al proyecto un poco intrigada al principio por lo que leía. Es cierto que hablé con mi ex compañera Irene Paredes, que estaba involucrada, y le pregunté cómo funcionaba. Me informó y al final yo siempre he sido de colaborar en lo que he podido. Intento devolver todo lo que el fútbol me ha dado a mí. Me ha aportado muchísimas cosas y me puedo permitir el lujo de ayudar a otras personas».

Licenciada en Química y con un Máster en Toxicología Ambiental, tiene muy clara la importancia de la formación en la carrera de una deportista. «Obviamente, es importante hacer ver a las futbolistas jóvenes lo importante que son los estudios. Nuestra carrera es corta, tiene una jubilación temprana y hay que seguir viviendo. Tenemos que tener recursos para salir adelante y por mucho que haya crecido el fútbol femenino (…) todavía queda mucho por hacer y aunque no fuera así, yo siempre insisto en que es muy importante tener unos estudios que te van a brindar otras oportunidades».

Equipo WATS Team Masterclass de Psicologia Deportiva con Patricia Ramirez en el Postgrado en Innovacion Deportiva WATS Expert - Ainhoa Tirapu Athletic Club
Ainhoa Tirapu nos visitó en el Postgrado en Innovación Deportiva en Mondragon Unibertsitatea

Postgrado en Innovación Deportiva

Una de las opciones para la formación de deportistas y personas vinculadas al mundo del deporte es el Postgrado en Innovación Deportiva que impartimos en WATS Team junto a Mondragon Unibertsitatea. Precisamente hace cosa de dos meses Ainhoa Tirapu nos visitaba en una de las sesiones que desarrollamos en la Facultad de Empresariales de Bilbao y tuvimos la oportunidad de poder conocer a una buena jugadora y, sobre todo, a una persona excepcional. Eskerrik asko!

Visualización positiva: el secreto de la Real Sociedad para ganar la final de la Copa de la Reina

Sabemos cual fue el secreto de la Real Sociedad para ganar la Final de la Copa de la Reina: la visualización positiva. Pero antes de hablar de esta técnica de psicología y su importancia para lograr el éxito, vamos a revisar algunos datos sobre el encuentro copero.

Un partido que pasará a la historia de la televisión

El partido de la Final de la Copa de la Reina de fútbol femenino disputado por el Atlético de Madrid y la Real Sociedad este pasado fin de semana ha marcado un antes y un después para este deporte. Según la Federación Española de Fútbol, el Estadio Nuevo Los Cármenes de Granada acogió a 17.550 aficionadas/os. Pero los datos de audiencia televisiva rompen todos los récords: 1.665.000 espectadores y un 14,8% de cuota de pantalla según los datos de Telecinco, cadena responsable de la emisión del encuentro, con un pico de casi 2,8 millones en el momento de la entrega del trofeo.

Ante millones de ojos puestos en el césped, la Real Sociedad se proclamó campeona de Copa de la Reina por primera vez en su historia. Y también por primera vez desde la creación del trofeo en 1983 fue la propia reina quien entregaba el trofeo a la capitana txuriurdin Sandra Ramajo.

Equipo WATS Team Athletic Club Atletico de Madrid San Mames record de asistencia femenino
El partido entre el Athletic Club y el Atlético de Madrid reunió a 41.121 espectadores en San Mamés.
Fotografía: Athletic Club.

Estos datos serían imposibles de entender sin la ola de records previos que impulsa la reivindicación de buena parte de la ciudadanía de igualdad en el terreno del deporte, y en concreto del fútbol femenino. El enero era el Athletic Club el que conseguía la plusmarca europea de asistencia a un partido femenino con 41.121 espectadores/as en San Mamés contra el Atlético de Madrid. En el mes de marzo era el propio Atlético el que rompía de nuevo el récord con 60.739 asistentes en el Estadio Wanda Metropolitano frente al FC Barcelona. La Segunda División Femenina también superó en marzo todas sus marcas. Reunió a 10.250 personas en el Sadar para contemplar el partido que enfrentó al CA Osasuna contra la SD Eibar.

Visualización positiva: el secreto del vestuario de la Real Sociedad

Ante todos estos datos y sabiéndose centro de todas las miradas ¿cómo se preparó la Real Sociedad para ganar la final de Copa de la Reina? Nos hemos «colado» en su vestuario y conocemos el secreto: la visualización positiva. Pegados en una pared junto a las taquillas había dos folios manuscritos que resumían todo lo que las jugadoras deseaban para su gran día.

«Durante el partido deseo/quiero: ganar duelos, animar a mis compañeras, ganar en confianza y seguridad, sentirme poderosa, fuerte e imbatible». La primera hoja de papel contenía la anticipación al resultado enfocado desde la visualización positiva. Esta técnica psicológica sobre la cual ya hemos hablado en anteriores ocasiones consiste en imaginarse lo que queremos conseguir. Según nuestra compañera Patricia Ramírez, psicóloga del deporte y de la salud y miembro del Equipo WATS, «siempre tenemos como equipo la oportunidad de anticiparnos y decidir en gran medida el partido que queremos jugar al día siguiente. La visualización positiva y la anticipación a la historia en nuestra imaginación disparan la probabilidad de que esta se repita en la realidad.«

Equipo WATS Team Real Sociedad campeonas Copa de la Reina - secreto visualización positiva - carteles vestuario
Dos folios pegados en la pared del vestuario contenían el secreto de la Real Sociedad para ganar la Copa de la Reina: la visualización positiva.
Fotografía: Real Sociedad.

En igualdad de preparación física, gana el equipo con mejor preparación psicológica

La Real Sociedad se preparó psicológicamente para visualizar el triunfo y todas las cosas positivas que querían conseguir durante el partido. En lugar de caer en los pensamientos negativos que en muchas ocasiones asaltan nuestra mente («es imposible», «vamos a perder», «el rival es imbatible»), las donostiarras sólo contemplaban la victoria y la consiguieron.

«En igualdad de condiciones físicas, que suele ser lo habitual en el alto rendimiento, es más probable que se haga con la victoria aquel equipo que cuenta con una mejor preparación psicológica. Pero, ¿cuánto tiempo se suele dedicar a entrenar la cabeza? Habitualmente nada», afirma Patricia Ramírez.

El segundo folio que colgaba en la pared del vestuario de la Real Sociedad en el Estadio Nuevo Los Cármenes echaba la vista atrás para recapitular en positivo todo lo que habían trabajado hasta clasificarse para la Final de Copa. «Para llegar hasta aquí hemos luchado, trabajado duro, madurado, creado afición, sido constantes, tenido ilusión y coraje, crecido.» La lista terminaba con un «hemos tenido referentes»; pero tras convertirse en campeonas son precisamente las jugadoras quienes se han convertido en referentes para miles de niñas que suelan con jugar al fútbol. También para todos las personas adultas que trabajamos cada día por la igualdad en nuestra sociedad y en el deporte.

Zorionak Erreala! ¡Felicidades Real Sociedad!