Nuevo curso, nueva oportunidad. ¿Cómo hacer un buen inicio de temporada?

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada

¡Arrancamos nuevo curso! Decir adiós a las vacaciones se hace un poco duro, pero lo cierto es que septiembre es un buen mes: trae nuevas oportunidades. Es un mes de inicio, de novedades y en definitiva, de nuevas posibilidades. De la misma forma que ocurre con enero, vinculamos septiembre con empezar de nuevo, a veces incluso de cero. Todos conocemos a alguien que en esta época se apunta al gimnasio y se propone cambiar de hábitos para vivir de forma más saludable. En realidad, también se puede tomar esa decisión en octubre, mayo o febrero. Pero el hecho de ser principios de algo (de curso, de temporada, de año) psicológicamente hace que nos motivemos más. Por eso mismo hay que aprovechar ya que es momento de cambiar aquello que no queremos repetir. Entonces ¿cómo hacer un buen inicio de temporada?

El inicio de curso es tiempo de mejorar, de poder superarnos y de empezar con buen pie. Porque de pasarnos al otro ¡siempre hay tiempo! Con el inicio de la nueva temporada deportiva hasta preparar la bolsa se hace con ilusión. Miramos que las botas estén bien, quizás toca nueva camiseta este año, chequeamos que todo esté a punto, se planifican los entrenamientos… No lo concebiríamos de modo distinto. Y de la misma forma que preparamos la mochila de deporte, tan o más importante es prepararnos a nivel psicológico y de valores. Una buena receta no es fruto del azar, sino de buenos ingredientes. Así que veamos qué ingredientes vamos a necesitar para empezar con buen pie septiembre.

¿Cómo hacer un buen inicio de temporada? Prueba con estos cinco ingredientes

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada - ILUSION

Ilusión

La ilusión es un motor muy potente: nos motiva y nos ayuda a ser mejores. Además, se aviene muy bien con la esperanza. Si hay esperanza tendremos impulso para dar lo mejor de nosotros mismos, puesto que nada está escrito y entonces todo es posible. También es importante remarcar que cuando hablamos de ilusión nos referimos a esta de forma realista. Un exceso de ilusión podría llegar a tener el efecto contrario del deseado. Por ejemplo, si creemos que ya está todo hecho, ganado y que somos mejores que nadie, eso hará que nos relajemos, no nos esforcemos tanto y a partir de ahí, empecemos a lamentar resultados. La ilusión nos tiene que servir como impulso para hacer las cosas de mejor forma, quizás diferente a otras veces. Para esforzarnos y dar lo mejor de nosotros mismos. Y también para focalizar y entender que el camino que hay por recorrer en realidad es un camino lleno de posibilidades.

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada - MEJORAR

Mejorar

El pasado, pasado está. Lamentarse sobre aquello que fallamos la temporada pasada o machacarse por ese error que cometió alguien y que fue decisivo, no sirve absolutamente de nada. No lo podemos cambiar. Y en qué fallamos, seguramente ya lo tenemos todos claro. Precisamente por eso, ahora tenemos la oportunidad de preguntarnos en qué queremos mejorar y de hacerlo en positivo. Porque el cerebro siempre funciona mejor en positivo. Teniendo en cuenta los errores cometidos, que además son necesarios e importantes ya que todos nos enseñan algo, es bueno preguntarse qué harías de forma diferente o qué mejorarías. Por supuesto es bueno preguntárselo también a nivel de equipo. Y con esa formulación en positivo, aprovechar la nueva temporada para poder realizar esos cambios. Las mejoras no llegan solas, llegan si te esfuerzas. Además, cabe recordar que valiente no es el que no falla: valiente es el que lo intenta.

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada - OBJETIVOS

Objetivos

En nuestro artículo de junio acerca cómo hacer el balance de final de temporada te contábamos una buena técnica para establecer objetivos: hacer que sean objetivos SMART. Para aquel que no lo leyera y para refrescar memoria a los que sí lo hicieron, la palabra SMART representa unas siglas que establecen que los objetivos deben ser: específicos, medibles, alcanzables, realistas y a tiempo. Al definirlos de esta forma no solo se favorece la motivación, que queda reforzada por tratarse de objetivos que se alejan de lo imposible y que por tanto, son realistas y alcanzables. También da claridad a nivel psicológico: al ser específicos y medibles, se pueden ir valorando a medida que se van consiguiendo según el tiempo marcado. Por eso mismo, os animamos a seguir la metodología SMART a la hora de marcar objetivos, tanto a nivel individual como a nivel de equipo. ¿Qué tienen que ver los objetivos con cómo hacer un buen inicio de temporada? Establecer objetivos realistas que poder revisar más adelante es una gran forma de conseguir motivación.

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada - UNION

Unión

Hemos hablado de objetivos y los objetivos compartidos favorecen la cohesión de equipo, eso está claro. Pero no basta con esto solamente. Hay un ingrediente mucho más importante y poderoso que si no está, ya pueden haber todos los objetivos que quieras que no va a funcionar. Ese ingrediente es el “ser equipo”. Una cosa es formar parte de un equipo y otra sentirse parte de ese mismo equipo. Cuando te sientes parte de algo tu implicación es mayor, tus compañeros son tan importantes como tú y, por eso mismo, sale a relucir más la generosidad. Precisamente por este motivo será importante hacerse preguntas del tipo “¿qué nos une?”. De esta forma, entre todos/as, podremos construir una identidad común del equipo. Como decía la frase de los mosqueteros “todos para uno, y uno para todos”.  Y es que pocas sensaciones hay como la de siendo muchos, sentirse uno.

Equipo WATS Team - cómo hacer un buen inicio de temporada - VALORES

Valores

Por supuesto, aquí está nuestro ingrediente estrella: los valores. Porque sin valores, no hay nada. El respeto, la generosidad, la tolerancia, el compañerismo o la gratitud son los que hacen que los deportistas sean grandes. No importa cuántos partidos se hayan ganado si se han ganado a cualquier precio y por encima de todo. Siempre lo decimos: no todo vale para ganar. Nunca debemos olvidar que detrás de cada deportista hay una persona. En el deporte base estamos formando niños y niñas que serán personas adultas el día de mañana. A otro nivel, en el deporte de élite, los deportistas son un espejo para nuestros más jóvenes. Por tanto, sea en la élite o sea en el deporte base, los valores deben estar siempre presentes. Importa ser buen compañero/a, ser ejemplo en el que poderse mirar, importa salir y darlo todo, aunque luego salga mal. E importa ser ante todo buenas personas: esto es lo que debe estar siempre por encima de todo lo demás. Ser buenas personas es lo que como sociedad, debemos premiar y admirar. Nuestros mejores deseos para este septiembre porque ahora ya sabes cómo hacer un buen inicio de temporada. ¡Esto no ha hecho más que empezar!

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Cantera Deportiva y ha sido publicado en el número 1.411 – 10 de septiembre de 2019. Puedes leer el artículo también en este enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *