Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte. ¿Responsabilidad compartida en un problema por resolver?

Equipo WATS Team - Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte. Responsabilidad compartida en un problema por resolver

Entre todos los factores que inciden en la aparición y crecimiento de ciertas conductas no del todo positivas en la práctica deportiva, los Medios de Comunicación y la Violencia en el Deporte comparten cierto espacio vital. Pero, ¿hasta dónde llega la responsabilidad de los primeros? ¿Qué puntos de la propia comunicación pueden mejorarse? Y sobre todo, ¿cómo tratan la violencia los Medios de Comunicación?

Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte. ¿Se debe informar de ésta?

Mucha gente se pregunta si informar sobre la violencia es contraproducente o no. Por una parte, es cierto que dar voz a estos hechos puede convertirse en un escenario perfecto. Pero por otra, hay factores en la propia comunicación deportiva que son mucho más determinantes de cara a generar este tipo de reacciones, que van más allá de informar sobre ellas. El verdadero problema no está en dicha indecisión, sino en cómo se lleva a cabo la tarea informativa. Es en este punto donde se debe centrar la atención y proponer soluciones.

El vocabulario. En la gran mayoría de artículos, opiniones o crónicas deportivas, sobre todo futbolísticas, se utilizan palabras que podríamos encontrar perfectamente en cualquier libro que hable sobre las guerras que se dieron en el siglo XVI. Es decir, gran parte del vocabulario que se utiliza pertenece al campo semántico de lo bélico. Contienda, lucha, derrota, triunfo… son algunos de esos términos que no nos suenan nada lejanos. El objetivo es que se deje de tratar un partido de fútbol, balonmano, baloncesto, o cualquier otro deporte, como un enfrentamiento entre dos bandos, y que se le empiece a dar el tratamiento que realmente se merece.

Hay una variedad enorme de expresiones que pueden ser renovadas por otras que no tengan esta connotación. “Víctima”, “agresión”, o conceptos como “pelear sin rendición”, entre otros, son los términos portadores de violencia que, desgraciadamente, todos tenemos perfectamente normalizados. Esta normalización es uno de los puntos más preocupantes porque la tarea de cambio no se podría llevar a cabo sin la capacidad de identificar estos errores por parte de los lectores, ni sin la voluntad de reinvención por parte de los periodistas. Va a ser difícil convencer a todos aquellos periodistas que llevan años dedicándose a lo mismo de que, realmente, su trabajo puede mejorar, y también será complicado que los lectores sean capaces de reconocerlas para después evitar conductas inapropiadas. Lo que sucede es que el léxico que se utiliza está arraigado en una realidad previamente establecida en la que todos los periodistas terminan por utilizar los mismos conceptos. La pescadilla que se muerde la cola con Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte dentro de una espiral que, aunque sea sin querer, no deja de retroalimentarse.

A la búsqueda de un vocabulario deportivo menos bélico.

Sin embargo hay palabras que también pertenecen a este campo semántico que tienen una adaptación técnica, sobre todo en el fútbol. “Superar una línea”, “contraataque”, “defensa”… son palabras que forman parte de un léxico especializado. Por esta razón, es importante conocer el público que nos escucha. No es fácil encontrar diferencias entre un programa de radio cuyos participantes son periodistas deportivos que no tienen ningún tipo de conocimiento respecto al propio juego (más allá de nombres, estadísticas, etc.) y otro que esté formado por expertos. El periodismo deportivo siempre ha estado descuidado en este aspecto, diferenciado del resto de secciones, y quizás debería seguir estándolo en cierta medida, pero con unos nuevos marcos informativos que permitan el uso de las herramientas que venimos contando.

La violencia en los medios también aparece a través de otras vías, además de la del propio lenguaje. Las imágenes que acompañan al texto son una de ellas y, como lectores, nos facilitan identificar la verdadera intención del periodista, que muchas veces se esconde entre las palabras. ¿Cuántas veces hemos accedido a una noticia por la imagen que presenta?¿Cuántas de ellas hemos encontrado lo que esperábamos? Que no encontremos una relación entre la imagen y el texto no quiere decir que la noticia tenga un contenido violento (existen muchos intereses detrás de este tipo de acciones), pero sí, al menos, nos abre la puerta de la hipótesis… Esas dudas tienen que disiparse. La imagen informativa no puede tener un significado violento, de ninguna manera. Un claro ejemplo de ello lo encontramos en The Guardian, uno de los periódicos más leídos en todo el mundo, en una publicación donde la imagen elegida, reconocible para cualquier fanático del Athletic, muestra el enfrentamiento que tuvieron dos jugadores de equipos contrarios durante un partido en el que las emociones estaban a flor de piel.

Gorka Iraizoz towered over Cristiano Ronaldo with a captivating performance in goal for Athletic Bilbao. Photograph: Alvaro Barrientos/AP
La foto de The Guardian con Gorka Iraizoz y Cristiano Ronaldo.
Fotografía: Alvaro Barrientos/AP

No sólo el texto, las imágenes también son importantes.

Los hechos destacados también son de vital importancia. Ciertos programas y publicaciones del periodismo español han entrado en una dinámica de críticas a protagonistas, mayoritariamente árbitros, de la que no parecen querer desprenderse. La constante búsqueda de la polémica consigue asentar en la gente el pensamiento de que, de alguna manera, se está siendo injusto con su equipo, sus colores. Apelar a ese sentimiento de pertenencia es la manera más rápida de llamar la atención, de conseguir audiencia y, por lo tanto, dinero. No estamos descubriendo América hablando sobre los intereses económicos que rigen el periodismo, pero la reducción del fomento de la violencia en el deporte debería ser razón suficiente para intentar cambiar la situación.

Para llevar a cabo el cambio, los medios de comunicación tendrían que tener mucho cuidado de no caer en incoherencias. Es muy usual encontrarse con periodistas que denuncian los actos violentos, pero que luego se encargan de sacar matices sobre insultos, entradas fuera de lugar, y agresiones que se dan dentro del terreno de juego. No podemos caer en esa trampa. Los errores que se cometen se pueden identificar, pero dejar de cometerlos supone una reinvención total, y nunca parcial, de la manera en la que se debe informar. El deporte siempre será deporte, y la nueva posibilidad de hacer periodismo deportivo no debería limitar, de ninguna manera, la manera en la que se vive. Medios de Comunicación y Violencia en el Deporte comparten ciertos espacios, y es labor de todos/as el conseguir separarlos claramente a través de un lenguaje más inclusivo.

Si quieres leer más sobre este tema

Munoz, J. B. (2007). El tratamiento de la violencia en el fútbol por la prensa deportiva. Doxa Comunicación. Revista interdisciplinar de estudios de Comunicación y Ciencias Sociales

Catalán Simón, Alberto (2016).La violencia en el deporte en los medios de comunicación de España : el caso del diario Marca : años 2014-2015.

6 comentarios
  1. Margo
    Margo Dice:

    Gran redacción, muy bien elaborado el tema, totalmente de acuerdo en que el vocabulario en el deporte debe tratarse con mucho cuidado puesto a que es algo que influencia a muchisima gente.

  2. Marijose
    Marijose Dice:

    Muy interesante la reflexión que planteas! Estoy de acuerdo en que un cambio en como abordan los medios el tema del deporte puede ayudar sin duda a reducir la violencia en el campo (por eso que comentas de la retroalimentación) que todos deseamos. Gracias por compartir tu análisis!

  3. Arantza
    Arantza Dice:

    Me gusta la reflexión, interesa….porque hay cosas que damos por inamovibles. Es dar pasos hacia delante, innova!

  4. Begoña
    Begoña Dice:

    Me ha gustado mucho la reflexión sobre la relación entre pensamiento actitud y lenguaje y como modificando el lenguaje modificamos nuestras actitudes.
    También la influencia de los medios de comunicación en la visión del mundo del deporte.

  5. Javi
    Javi Dice:

    Analisis muy interesante y trabajado. Es verdad que un uso de lenguaje moderado es clave para reducir tensiones y agresividad durante y despues de una confrontacion deportiva.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *