La nueva Ley de la Actividad Física y del Deporte en Euskadi, una importante herramienta más contra la violencia deportiva

Equipo WATS Team - nueva ley actividad física y del deporte en Euskadi - Cantera Deportiva

Esta semana hemos conocido que el anteproyecto de Ley de la Actividad Física y Deporte de Euskadi ha iniciado su tramitación en el Parlamento Vasco. Entre otros aspectos, el texto legal prevé poner freno a las conductas violentas y de odio en espacios deportivos, así como adelgazar las estructuras del deporte federado, impulsar la igualdad de las prácticas deportivas femeninas y o financiar la implantación en los municipios de servicios de orientación física en coordinación con los centros sanitarios.

Según los últimos estudios, en Euskadi se practica tanto deporte como en las sociedades europeas con niveles más óptimos. Somos un territorio en el que el deporte desempeña un importante papel tanto en nuestras vidas como en nuestro ocio, y la práctica deportiva y las diferentes competiciones ocupan un lugar central en la vida social vasca.

Conductas y aspectos negativos a prevenir y erradicar

No obstante, no todo es positivo y todavía persisten claras problemáticas. Desde la desigualdad que persiste entre mujeres y hombres en la práctica deportiva, hasta el abandono del deporte por las generaciones más jóvenes a la hora de cursar estudios superiores o las conductas violentas que persisten en campos y canchas. Con el transcurso de la pandemia puede parecer algo del pasado, pero cada cierto tiempo volvemos a ver en las noticias una pelea entre padres y madres en un partido infantil de fin de semana, acoso en los entrenamientos de deporte escolar o insultos y agresiones a los y las árbitros/as o jugadores/as en partidos de las máximas categorías.

La nueva Ley contempla una serie de propuestas para luchar contra estas prácticas, que creemos son muy importantes para ahondar en la cultura de la no-violencia y de la promoción de valores humanos, especialmente entre los más jóvenes. Es por ello que el texto legal pone el foco, especialmente, en todo lo relativo a la formación de las y los menores de edad. De forma concreta, se menciona la lucha contra la violencia, el racismo, la xenofobia, la LGTBIfobia o la intolerancia en el deporte, y se plantea la necesidad de la transmisión en las edades de iniciación deportiva de los valores relacionados con el respeto, la tolerancia o el fair play (juego limpio).

Formación en valores y sanciones económicas, binomio para erradicar la violencia

Además, se propone un apartado sancionador que creemos que va a ser muy positivo, en tanto que algunas personas son incapaces de convivir en sociedad si no es bajo la sombra de una multa económica. El Gobierno Vasco plantea poder sancionar los incidentes de odio o violencia en el deporte con multas que estarían situadas en un margen de entre 10.000 y 100.000 euros.

En palabras de Bingen Zupiria, Consejero de Cultura y Deporte del Gobierno Vasco, «el nuevo texto incluye infracciones relacionadas con la violencia y la intolerancia en el deporte como el racismo, la xenofobia, la discriminación por orientación sexual, por identidad de género o por razones religiosas. Estas infracciones supondrán sanciones como la suspensión definitiva de la licencia, multas económicas o, incluso, la inhabilitación».

Equipo WATS Team - nueva ley actividad fisica y deporte Euskadi - Bingen Zupiria Jon Redondo Parlamento Vasco
Bingen Zupiria, Consejero de Cultura y Deporte del Gobierno Vasco, en el Parlamento

La formación humana y en valores es fundamental para prevenir el surgimiento del odio, el acoso y la violencia en entornos deportivos. Para conseguirlo, la capacitación de entrenadores/as, deportistas, familias y gestores/as de los clubes y entidades deportivas es imprescindible, y por ello llevamos trabajando en este aspecto desde hace años con el propio Gobierno Vasco y diferentes instituciones de los ámbitos de las Diputaciones Forales, de los municipios y de federaciones y clubes.

Pero, además, el contar con un nuevo régimen sancionador para disuadir a los elementos más reaccionarios y radicales de cometer actos violentos o de odio es de una importancia capital para asentar en el imaginario colectivo de nuestra sociedad, por fin y de una vez por todas, que insultar o agredir en un entrenamiento, partido o competición deportiva (especialmente si hay menores presenciándolo) es una gravísima falta que conlleva importantes consecuencias, y que el discurso de odio en nuestros campos y canchas no sale gratis.

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Cantera Deportiva y ha sido publicado en el número 1.495 – 2 de noviembre de 2021. Puedes leer el artículo también en este enlace.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *