Ponemos en marcha el primer curso universitario online de especialización en «Delegado/a de infancia y adolescencia en deporte» junto con la Universidad de Córdoba y FUNDECOR

Con la llegada de la nueva Ley de Protección integral a la infancia y a la adolescencia contra la violencia, de la que ya hemos hablado anteriormente en detalle, surgen la nueva figura del Delegado de Protección. Este puesto de trabajo de nueva creación será obligatorio en las entidades deportivas y de ocio, y como persona de referencia en los clubs deportivos va a ser clave para liderar posibles actuaciones que puedan producirse en ellos. Es por eso que hemos puesto en marcha la primera formación online del Estado destinada a capacitar a las personas que desempeñarán esta posición.

Junto con la Universidad de Córdoba y FUNDECOR, presentamos el primer curso universitario online de especialización en «Delegado/a de infancia y adolescencia en deporte». El objetivo principal es capacitar a los/as profesionales que gestionan entidades deportivas y sus diferentes espacios, donde se necesitan profesionales formados para abordar las diferentes áreas que componen la dirección de organizaciones del mundo del deporte.

La metodología es 100% online, con lo que cualquier persona puede cursarla desde su casa desde un smartphone, tablet u ordenador. La duración es equivalente a 300 horas, tendrá lugar entre el 29 de Noviembre de 2021 y el 5 de Junio de 2022 y genera 12 créditos universitarios ECTS. El profesorado está compuesto por expertos en prevención de la violencia, mediación, psicología o derecho, entre otros/as.

Equipo WATS team - FUNDECOR Universidad de Córdoba - diploma de especialización delegado infancia y adolescencia en el deporte 2

El temario se divide en seis bloques más un trabajo final, que otorgan a los alumnos/as un conocimiento integral de los ámbitos de la prevención de la violencia, el funcionamiento de las entidades deportivas o el derecho relativo a los más jóvenes en el deporte:

  1. Deporte y derecho de infancia
  2. Protocolos de actuación
  3. Canales de denuncia
  4. Estructuración de la entidad deportiva
  5. Perfil y habilidades del Delegado/a de protección
  6. Convivencia en espacios deportivos

La matrícula puede realizarse a través de la página web de la Universidad de Córdoba.

Nueva temporada, afrontando cambios y retos de manera saludable

Septiembre siempre suele significar el final de las vacaciones de verano, pero también es sinónimo del inicio de nuevas rutinas, actividades y proyectos. En este mes el protagonista es el inicio de curso escolar para muchos niños y niñas, que vuelven a las aulas y a retomar el contacto con sus compañeros y compañeras de clase.  Una vuelta al cole que seguirá marcada por las medidas sanitarias frente al COVID-19 y que los más jóvenes afrontarán con la extraña experiencia de estos dos últimos cursos, pero con la misma ilusión de siempre y las ganas de empezar su nuevo curso escolar.

Pero no solo da comienzo el ámbito académico, sino que también arranca una nueva temporada para muchos deportes, tanto a nivel escolar como federativo. De este modo, junto con los nuevos libros de texto se suman las nuevas botas de futbol, el cambio de número de patines o los nuevos guantes de boxeo.

Septiembre siempre viene cargado de cambios, y a veces no somos del todo buenos/as para adaptarnos a ellos. Así que ¿cómo podemos afrontar los cambios de manera saludable para que los más jóvenes sientan que el deporte es un entorno seguro, educativo y divertido para ellos y ellas?

Estrenándose en una categoría deportiva

Con la edad y aunque sean jóvenes, también les toca afrontar el cambio de categoría que establece cada deporte. Este cambio viene marcando por franjas de edades y busca que la exigencia, tanto física como psicológica, vaya acorde con su edad biológica, aunque en algunos casos no vaya ligada a su edad psicológica.

Esto implica que un deportista que la temporada pasada jugaba en su último año de Infantil le tocará jugar como Cadete de primer año, lo que le supondrá tener que entrenar y competir con jóvenes uno o dos años mayores que él o ella.

No sólo debe enfrentarse a las diferencias físicas, que en muchos casos pueden ser muy importantes, sino que las diferencias psicológicas pueden ser también grandes. No todos los y las jóvenes maduran a la misma edad y esto les puede dificultar la adaptación con sus nuevos compañeros/as.

Una persona puede haber dado el estirón físico, pero no tiene por qué ir asociado con una maduración psicológica acorde a su cuerpo, o a la inversa. Algunos de los factores que más influyen en su maduración psicológica son las experiencias vividas, la cultura a la que pertenece, o su entorno social y familiar. Todos ellos hacen que un deportista sea más o menos maduro/a psicológicamente al tener que adaptarse y aprender en un entorno marcado por unos hábitos, creencias y costumbres concretas.

Por estos motivos, es importante tener en cuenta que su adaptación a la nueva categoría puede llevar más tiempo de lo normal produciéndose un malestar o presión por no ser capaz de afrontar la exigencia de una categoría mayor con tantas diferencias físicas y psicológicas. Así que tenemos que hacer un esfuerzo por ponernos en su situación, y darle tiempo y espacio para poder adaptarse poco a poco a un nuevo entorno competitivo.

Arrancando temporada en un nuevo club

Otro cambio importante es el que puede producirse al cambiar de entidad deportiva, ya que tanto compañeros/as como cuerpo técnico serán nuevos y puede darse un cierto sentimiento de falta de seguridad al ubicarse en un nuevo club que no es es familiar.

Para una buena adaptación es importante conocer la filosofía que defiende la nueva entidad, ya que esto nos puede arrojar pistas de cuáles son los objetivos que se persiguen y la forma de querer conseguirlos. Si el club antepone la educación y la formación como pilares de su filosofía de trabajo, lo más seguro es que los/as entrenadores/as defiendan un rol de educador/a priorizando la enseñanza de la disciplina y la evolución de sus deportistas. Desde WATS apostamos por este modelo educativo deportivo, donde los/as encargados de dirigir un equipo posean un perfil educador que fomente y transmitan valores humanos con su ejemplo y con sus enseñanzas, dando menos protagonismo a los resultados y primando el crecimiento como deportista y como persona para que el deporte sea un entorno donde todos y todas se sientan aceptados, con independencia de su nivel deportivo y sus cualidades personales.

No todos los clubes trabajan de la misma manera, por eso es necesario conocer aspectos importantes como las normas, los horarios, las instalaciones y las personas responsables de la formación de vuestro hijo/a. Para ello, acompañemos a los jóvenes en su proceso de adaptación, busquemos las ventajas del nuevo club y no tengamos miedo en hablar en confianza con su nuevo entrenador/a.

Empezando la competición con un nuevo entrenador/a

Puede que con el inicio de esta nueva temporada se encuentren con un nuevo entrenador/a a los mandos del equipo y que su forma de entrenar varíe en comparación con su anterior entrenador/a.

Si este es el cambio al que se enfrenta vuestro hijo/a, será importante conocer de primera mano al nuevo integrante del cuerpo técnico. Para ello podéis poneros en contacto con el club para que os indiquen la forma de ponerse en contacto con el o ella y marcar un día para reuniros y conoceros.

Lo más normal es que a principio de la temporada se haga una reunión con las familias de los deportistas que van a entrenar en el mismo equipo, para presentarse y explicar tanto su metodología de entrenamiento como los objetivos que se marca para esta temporada. Cuanta más información pueda aportar será mucho mejor, ya que será sinónimo de que tiene las ideas claras y ha realizado una buena planificación del trabajo.

Seguramente en la reunión el nuevo/a entrenador/a marque las formas de contacto que habrá para ponerse en contacto con el/ella. En nuestro caso, siempre recomendamos intentar que el contacto se desarrolle de forma presencial para fomentar una relación más cercana y directa, huyendo de la frialdad de una comunicación por Whatsapp.

Cuando lo que cambia es la disciplina deportiva

Puede ser que tu hijo/a quiera probar otra modalidad deportiva este año, ya sea porque no le convence la que estaba practicando, por que algún amigo/a le ha convencido para meterse en su equipo o simplemente por que quiere probar algo diferente.

Como padres y madres lo primero que os aconsejamos es conocer los motivos por el que deja de practicar la modalidad anterior y quiere cambiar. Estos pueden ser muy variados, pero no todos tienen la misma importancia y es importante prestar atención si vemos alguna señal que nos llame la atención.

Si el cambio viene provocado por una mala experiencia se debe averiguar qué ha ocurrido y hablar con las personas implicadas. Puede que no sea nada grave, pero en ocasiones puede ocultarse detrás un caso de acoso o violencia, por lo que es importante conocer realmente qué hay detrás de las ganas de un cambio. Desde WATS contamos con un número de teléfono contra la violencia en el deporte. Desde él, nuestros expertos atenderán cualquier consulta relacionada con casos de violencia en ámbitos deportivos, aconsejándoos de la mejora manera de proceder y garantizando el respeto a la privacidad de los hechos relatados.

En caso de que las causas del cambio no señalen hacia una mala experiencia, será importante que le animéis en su nueva aventura, ya que cualquier cambio conlleva un período de adaptación y necesitará de vuestra comprensión, apoyo y ánimo para no desistir en su empeño de ir ganando confianza. 

Sea cual sea el cambio al que se enfrente vuestro hijo/a en este inicio de temporada, les acompañaremos en su nueva experiencia deportiva, escuchándoles y siendo partícipes de sus sentimientos y preocupaciones. De esta forma, conseguiremos que siga un año más disfrutando de los beneficios del deporte a su vida y a la de todas las personas que disfrutáis y vivís con su pasión y sus ganas de crecer y mejorar cada día.

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Cantera Deportiva y ha sido publicado en el número 1.486 – 24 de septiembre de 2021. Puedes leer el artículo también en este enlace.

La cara oscura de la final de la Eurocopa: la violencia doméstica se dispara si pierde Inglaterra

La final de la Eurocopa 2021 ha sido uno de los acontecimientos deportivos con relevancia internacional más esperados en los últimos meses. Junto a los Juegos Olímpicos de Tokyo, reúne a cientos de aficionados/as que la siguen a través de la televisión y de internet a lo largo de toda Europa y del planeta. El partido final entre Italia e Inglaterra ha sido capaz de sacar lo mejor de muchísimas personas a través de los valores del deporte. Cientos de trabajadores coordinando las medidas sanitarias y de seguridad más severas de la historia para que nadie corra peligro, un esfuerzo como nunca para retransmitir el acontecimiento por televisión para todo el mundo, una legión de voluntarios para coordinar el acceso y medidas sanitarias para los pocos afortunados/as que han accedido a los estadios… y muchísimos aficionados/as de cada país que han entendido la importancia de la responsabilidad individual y se han quedado en casa en lugar de salir a celebrar que juega su equipo en las calles.

Pero la final de la Euro2021 tiene una cara oscura y escalofriante en Inglaterra. El Centro Nacional contra la Violencia Doméstica (NCDV en inglés) ha puesto en marcha un eslogan que dice que «si a Inglaterra le dan una paliza, a ella también se la dan» para levantar la voz ante un riesgo extremo de violencia doméstica tras la final que se jugaba en Wembley.

La violencia se dispara un 38% si Inglaterra pierde

Según un estudio de la Universidad de Lancaster que recoge Maldita.es, la violencia doméstica se dispara cuando juega la selección inglesa. Hay constatado un incremento del 26% cuando juega la selección de los tres leones, y hasta de un 38% si Inglaterra pierde el partido como ocurrió el pasado fin de semana. Aunque las estadísticas oficiales del Gobierno Británico no distinguen la violencia de género dentro de la doméstica, los datos constatan que las mujeres son mayoritariamente las víctimas de esta violencia.

David Wolfson, Ministro de Justicia del Reino Unido, reconocía que «la violencia doméstica aumenta enormemente cuando hay un partido de fútbol importante». El cóctel explosivo de un acontecimiento deportivo relevante y un gran consumo de alcohol es dramático, «con un aumento exponencial constatado de las denuncias e intervenciones de la policía por palizas en domicilios». Según las estadísticas y los estudios de varias universidades británicas, «la violencia se ejerce mayoritariamente de hombres hacia las mujeres», y concluyen que «el deporte no provoca violencia doméstica, pero la desinhibición que induce el alcohol potencia la rabia, la frustración y la agresividad de muchos agresores».

La violencia también se dispara en otros países.

Refuge, la asociación británica contra la violencia doméstica, deja muy claro que el problema no es responsabilidad del deporte, aunque se desate con la excusa de acontecimientos deportivos como la final de la Eurocopa 2021 entre Inglaterra e Italia. Ruth Davison, Directora Ejecutiva de Refuge, es categórica afirmando que «la violencia doméstica no la provocan los partidos de fútbol ni las eliminaciones, la causan los agresores que eligen abusar». «Aunque una final deportiva y el alcohol pueden exacerbar algunos comportamientos abusivos preexistentes, la violencia es una elección que hace conscientemente el agresor».

No hay nada más ajeno a los valores del deporte que la violencia

No obstante, el deporte y sus valores son capaces de sacar lo mejor de muchísimas personas, capaces de unirse para plantar cara a la violencia y a las injusticias, e intentar hacer del mundo un lugar mejor. Numerosas personas en diferentes localidades de Inglaterra lanzaron publicaciones en redes sociales ofreciendo alojamiento en sus casas para aquellas mujeres que necesitasen huir de la suya esa noche. Muchos de esos posts se hicieron virales y desataron una auténtica oleada de solidaridad.

En el caso de la violencia de género, es importante tener claro que mientras culpemos al fútbol, el alcohol, la fe, la pobreza o las drogas por el abuso doméstico, no haremos que nadie rinda cuentas de manera significativa. La violencia contra las mujeres es un problema de primer orden, que sólo se ampara del deporte para ejercer el abuso de una manera cobarde escudándose en la victoria o la derrota de un equipo. El deporte y sus valores son completamente ajenos a la violencia, y jamás pueden ser usados para excusarla. Sólo seremos capaces de acabar con la lacra de la violencia de género a través de la formación de nuestros/as más jóvenes, por una parte, y de dotar de recursos y mecanismos legales al sistema judicial para que pueda ayudar de manera ágil a todas las mujeres que denuncien violencia, y garanticen que puedan desarrollar una vida al margen de su agresor.

El teléfono 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes. En el caso de la violencia ejercida en el ámbito deportivo, el Teléfono contra la Violencia en el Deporte atiende a través de un mensaje de Whatsapp al número 688 655 099.

El deporte como derecho de la infancia, protegido a nivel nacional e internacional

Desde el inicio de la pandemia hemos hablado en diferentes ocasiones de la importancia de la práctica de actividad física y deportiva para la salud, tanto a nivel físico como mental. El deporte, además, es esencial en el caso de los niños y niñas, en tanto que forma parte de un proceso de desarrollo saludable. Por eso, hoy queremos profundizar en la importancia del deporte como derecho para la infancia, ya que la “Carta Internacional de la Educación Física, la Actividad Física y el Deporte” elaborada por la UNESCO – Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura en el año 1978, recoge en su artículo 1 que “La práctica de la educación física, la actividad física y el deporte es un derecho fundamental para todos”.

Como decíamos, no podemos olvidar, que la realización de la práctica deportiva tiene múltiples beneficios en los niños tanto a nivel físico como mental. El deporte es claramente un elemento determinante en la prevención de enfermedades repercutiendo directamente en el nivel de salud de quienes lo practican. Pero, además de garantizar el derecho de los niños y niñas a la realización de la práctica deportiva, debemos velar porque el deporte sea un espacio de protección a la infancia, por lo que es importante reflexionar seriamente si la regulación o la gestión que se realiza de ésta, cumple con esta premisa.

Protección internacional con la ONU, UNESCO y UNICEF

La “Convención de los Derechos del niño”, ratificada por la ONU – Organización de Naciones Unidas, tiene como objetivo reconocer los derechos de la infancia por medio de los 54 artículos que lo componen. Este documento, es de obligado cumplimiento desde 1989 para los 196 Estados firmantes. 

Como refleja UNICEF – Fondo de Naciones Unidas para la Infancia, estos artículos “marcan las obligaciones de los Estados, los poderes públicos, los padres, las madres y la sociedad en su conjunto, incluidos los propios niños y niñas, para garantizar el respeto de esos derechos y su disfrute por todos los niños sin distinción de ningún tipo”. Un Comité compuesto por 18 personas expertas de todo el mundo, es quien se encarga de velar y evaluar el cumplimiento de los derechos del niño en todos los Estados firmantes.

Muchos de estos artículos podemos trasladarlos al ámbito deportivo, especialmente el 2º y el 3º en el que se nos habla “no discriminación” y el “interés superior del niño/a” que tienen que estar presentes en todos los ámbitos, incluido el deporte. Parece que a nivel internacional queda claro el margen de protección jurídico al deporte como derecho para la infancia, ¿pero a nivel más cercano cual es la reglamentación?

El marco de la nueva Ley de Protección a la Infancia

En el Estado existe también normativa que protege a la figura del menor, desde la Constitución Española, que establece que “los niños/as gozarán de la protección prevista en los acuerdos internacionales que velan por sus derechos” hasta otras leyes como la Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor

Además, este año 2021 el Congreso de los Diputados ha aprobado la llamada «Ley Rhodes» o Ley Orgánica de protección a la infancia y la adolescencia contra la violencia, lo que supone un paso más en la protección de los derechos de los menores. Esta ley, influye directamente al ámbito deportivo como lugar seguro, ya que se trata de un ámbito de crecimiento para miles y miles de niños y niñas.

Para ello, la ley establece diferentes actuaciones que afectan directamente a los clubs deportivos, en las que destacan; aplicación de protocolos específicos para situaciones de violencia, asegurar el cumplimiento de dichos protocolos, creación de la figura de Delegado/a de protección, eliminar los escenarios de discriminación, fomentar la participación de los menores y su desarrollo integral y la realización de una formación específica.

Esta nueva ley, que analizamos a fondo en un artículo publicado hace un par de semanas, pretende dar una respuesta clara a las situaciones de violencia en el deporte. El establecimiento de protocolos de actuación que definan el itinerario a seguir es una herramienta fundamental para que posibles denuncias no se pierdan por el camino. Tener claro el camino a seguir y los pasos a dar, es una forma de garantizar que se llevan a cabo las actuaciones más adecuadas ante estas situaciones

Además, la figura del Delegado/a de protección como persona de referencia en los clubs deportivos es clave para liderar posibles actuaciones que puedan producirse.  No podemos obviar, que esta persona contará con formación específica en prevención a la infancia, con el objeto de que pueda dar una respuesta adecuada a cada tipo de situación. En este sentido, familias, clubs deportivos e Instituciones, debemos ir de la mano, con el objeto de crear espacios de protección para los menores, sabiendo que es un ámbito especialmente protegido a nivel nacional e internacional.

Jornada de Puertas Abiertas para el Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva con Mondragon Unibertsitatea

El próximo martes día 20 de Julio a las 17:00 horas tendrá lugar de manera presencial la sesión de presentación del Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva que impartimos junto a Mondragon Unibertsitatea en la Facultad de Empresariales de Bilbao y que arrancará en Octubre de 2021. A lo largo de unos 40 minutos podrás conocer todos los detalles sobre éste, incluyendo:

  • programa académico
  • metodología y expertos que componen el profesorado
  • facultad e instalaciones
  • viajes de aprendizaje a Estados Unidos y Asia
  • proceso de admisión
  • posibles salidas laborales

Si tienes entre 22 y 28 añoste apasiona el deporte y te has graduado en la universidad en un grado como Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, ADE, Marketing, Comunicación, Derecho, Magisterio o Psicología, ¡este es tu Máster!

Para apuntarte a la Jornada de Puertas Abiertas sólo tienes que entrar en el siguiente enlace, rellenar el formulario con tus datos y te haremos llegar un e-mail para asistir a la sesión presencial.

Este innovador Máster tiene como objetivo formar a profesionales para que adquieran las competencias necesarias para entender y desarrollar negocios en el sector empresarial deportivo, así como la gestión de equipos deportivos; siendo capaces de crear y de gestionar entidades que se enmarquen en el ecosistema deportivo. En él, trabajarás en equipo con proyectos reales, crearás tu propia empresa deportiva y viajarás a Estados Unidos y Asia para conocer empresas punteras y establecer una red de contactos profesionales.

Recuerda que tienes más información sobre el Máster en la página web.