Deporte y salud mental: rompiendo un tabú de la mano de Naomi Osaka

La salud mental es uno de los ámbitos más desconocidos de nuestra vida, y aún está asociada a un cierto tabú que nos impide hablar con ella de naturalidad. En la cultura anglosajona es común visitar al psiquiatra como el que va al fisioterapeuta, pero en la Europa continental es algo bastante desconocido aún. Además, en muchos casos se liga a ciertos prejuicios y a palabras heredadas de otras épocas. «Estar loca», «vas a acabar en un manicomio» o «tener cita con el loquero» son expresiones que debemos desterrar para normalizar lo que es normal: que la parte mental es un aspecto fundamental dentro del abanico de aspectos a cuidar en nuestra salud.

En un escenario en el que la pandemia nos ha puesto a prueba tanto a niños/as, como a jóvenes y a mayores, hemos sufrido la privación de actividad física con el confinamiento inicial, y en mayor y medida todos hemos desarrollado algún tipo de «cicatriz» psicológica respecto al miedo a enfermar, a perder el trabajo, a que la situación empeore… Y es algo normal, ya que somos humanos y en situaciones desconocidas despiertan nuestros miedos y temores. Además, hay un aspecto fundamental para la salud mental del que hemos estado privados mucho tiempo: el deporte.

El deporte como mecanismo para mejorar la salud mental

Sí, puede parecer algo ajeno a priori, pero los profesionales de la salud (y los psicólogos y psiquiatras en el caso de la salud mental), no dejan de insistirnos en la importancia de practicar deporte y desarrollar actividad física para prevenir y paliar trastornos como la apatía, la ansiedad o la depresión. De hecho, un reciente estudio de la Universidad Politécnica de Madrid reconoce que “los sujetos con niveles altos o moderados de actividad física total y en el tiempo libre presentan niveles de salud mental superiores a los de aquellos que realizan un nivel bajo de actividad física”. Los y las profesionales de la Facultad de Ciencias de la Actividad Física y del Deporte que realizaron el estudio constataron cómo “el nivel de la actividad física realizada en el tiempo libre se relaciona de forma inversa con la vulnerabilidad a los trastornos mentales”.

Entonces, aunque queda demostrado que practicar deporte es positivo para el bienestar mental, en el caso de los deportes de élite hay una presión psicológica muy importante que ha llevado a algunos deportistas de renombre a hablar por primera vez de la salud mental en público. Es el caso reciente de Naomi Osaka, una de las mejores tenistas a nivel internacional, que abandonó hace unos días Roland Garros al recibir una sanción económica por no querer comparecer en rueda de prensa tras los partidos. Tras mucha presión para explicar sus motivos, Osaka ha reconocido que desde el US Open de 2018 lleva luchando contra la depresión y que permanecerá un tiempo alejada de las pistas de tenis.

Naomi Osaka, un paso adelante para hablar sobre salud mental

La tenista reconoce que para ella el deporte es la ilusión de su vida y una auténtica válvula de escape, pero que no es capaz de lidiar con la presión de los medios. «La gente no tiene consideración con la salud mental de los deportistas» ha afirmado Osaka, que se queja de que en las ruedas de prensa recibía preguntas repetitivas y otras que le hacían dudar de sí misma como persona y como deportista. Al de unos días, ha comunicado que renuncia a jugar el Grand Slam.

Tenistas de reconocida trayectoria y prestigio como Venus Williams, Sloane Stephens, Martina Navratilova o Billie Jean King se han solidarizado con Naomi Osaka y le han transmitido públicamente su apoyo frente a las sanciones por incomparecencia en ruedas de prensa y su valentía por abrir el importante debate sobre la salud mental en el deporte. «Como deportistas se nos enseña a cuidar de nuestro cuerpo, pero el aspecto mental y emocional se queda corto. Esto va más allá de hacer o no una rueda de prensa” declaró Martina Navratilova, mientras que Billie Jean King considera que “es realmente valiente que haya revelado su lucha contra la depresión».

El debate no es nuevo, anteriormente otras voces del deporte como Michael Phelps (natación), Kevin Love (baloncesto) o Brandon Marshall (fútbol americano) ya habían dado el paso de hablar de la salud mental en público, pero que Naomi Osaka, número dos del tenis mundial y la deportista mejor pagada (según la revista Forbes), renuncie a jugar un Grand Slam, es un síntoma de algo muy importante.

Avanzando hacia la creación de espacios seguros en el deporte

¿Y sabiendo que el deporte es un ámbito especialmente positivo para la prevención y la superación de los trastornos mentales, cómo podemos hacer que no ocurra lo que narran estos deportistas? Creando espacios seguros, algo que pasa por la formación y capacitación de los profesionales que forman el ecosistema del deporte en sus diferentes estamentos y categorías: deporte escolar, federado, semiprofesional y profesional.

La doctora María Marentes, becada posdoctoral del CONACYT en la Unidad de Psicología del Deporte de la Universidad de Valencia recuerda cosas que ella misma ha podido ver y otras que profesionales del mundo del deporte le han transmitido: estrés, fatiga y hasta abusos sexuales. Contra todo eso tienen que lidiar los atletas en su lucha por alcanzar sueños como los Juegos Olímpicos, y eso “se vuelve una cuestión de identidad y de supervivencia”.

Según la doctora Marentes, el camino hacia la solución pasa por «hacer muchísima pedagogía de lo que realmente es el bienestar psicológico, lo que es la psicología y tratar que las nuevas generaciones se puedan preparar mejor. Que en el deporte se puedan crear más espacios y que las nuevas generaciones de entrenadores/as», sea cual sea la categoría y el nivel, «tengan una visión más global de lo que es el rendimiento, con psicología, nutrición y prevención de lesiones, no solo se trata de hacer ejercicio».

Nueva aventura de aprendizaje deportivo en Costa Rica con el Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva

La emergencia sanitaria decretada a raíz de la pandemia ha cancelado desde hace más de un año los viajes formativos de las universidades o las becas de formación en el extranjero, como es el caso del programa Erasmus y similares. Afortunadamente, con la mejora de los datos sanitarios, poco a poco estas estancias se están reactivando poco a poco. Y tras haber esperado unos meses, ahora nos ha llegado el turno a nosotros/as con los participantes en el Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva que impartimos junto con Mondragon Unibertsitatea.

Dentro de las limitaciones que aún persisten para viajar a otros países, gracias a la red internacional de socios y colaboradores de Mondragon Team Academy, de WATS y de Mondragon Unibertsitatea, hemos dado inicio a una estancia de diez días en Costa Rica. Este país centroamericano cuenta con un importantísimo ecosistema deportivo, de relevancia a nivel mundial, donde destaca especialmente la atracción de visitantes que ejerce de cara a la práctica de deportes de aventura.

Nuestro colaborador local sobre el terreno, en este caso, es la Universidad de Fundepos. Esta organización educativa se encuentra en la lista de las mejores universidades de Costa Rica y ha sido la primera en unirse al programa de sostenibilidad de Naciones Unidas (ONU).

Costa Rica, destino internacional para deportes de aventura

Equipo WATS Team - Universidad de FUNDEPOS Costa Rica
Junto con los responsables de la Universidad FUNDEPOS

Durante estos primeros días en Costa Rica, nuestros/as alumnos/as han tenido la oportunidad de zambullirse en una cultura diferente, con la oportunidad que esto supone para el desarrollo personal y profesional. Además, están trabajando en proyectos empresariales de tipo deportivo real, que llevan semanas preparando desde Bilbao. A través de la startup que han constituido, KINNIK sport & innovation, tendrán la oportunidad de trabajar en Costa Rica con socios locales, desarrollar diferentes reuniones de trabajo, así como generar una red de contactos.

A lo largo de las tres primeras jornadas, hemos compartido espacio con los alumnos/as de segundo curso de LEINN, Grado en Liderazo Empresarial e Innovación, de Mondragon Unibertsitatea en sus facultades de Bilbao y Oñati. Junto a los «leinners» hemos participado en un bootcamp de aprendizaje en el Campamento Oikoumene, situado en el pueblo de Ochomogo de Cartago (en las afueras de San José), gracias al aporte del Centro Nacional de Estudios Cooperativos (CENECOOP R.L.).

Equipo WATS Team - Master en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva - viaje a Costa Rica 2
Bootcamp junto a los LEINNers de Bilbao y Oñati en Costa Rica

El Bootcamp ha consistido en diversas charlas y talleres donde han participado expertos/as de Fundepos y personalidades reconocidas del país como John Fonseca, ex-ministro de Costa Rica y Presidente de Technological Cities Development. Además, han participado en un concurso de Pitch en conjunto con emprendedores locales.

Además, en los próximos días, nuestros participantes en el Máster, a través de su empresa KINNIK, han organizado un importante evento denominado «Fórum Centroamericano del Dato Deportivo». Desarrollado en colaboración con la Universidad Nacional de Costa Rica y Sport Data Campus, este foro reunirá a diferentes personas y startups que trabajan en el entorno del deporte desde la utilización y valorización de los datos.

Equipo WATS Team - reunion de trabajo en Costa Rica
Reunión de trabajo con los participantes del Máster en Costa Rica.

El reto de sacar adelante una temporada deportiva desigual y completamente marcada por la pandemia

Llegamos al final de una temporada deportiva sin precedentes, marcada de inicio a fin por la pandemia, donde los deportistas han visto golpeadas sus objetivos y aspiraciones, los clubes han tenido que cerrar sus puertas y donde, tanto profesionales como empresas del sector deportivo han visto como su generación de ingresos se tambaleaba.

Una temporada deportiva condicionada en todo momento por el número de casos activos de COVID, donde cada comunidad autónoma ha tenido que decidir qué medidas adoptaba para poder reactivar o no el sector deportivo. Una temporada incierta, marcada por la dificultad de realizar predicciones que ayudasen a confeccionar un calendario estable y fiable. Para intentar crear un consenso único y valorar los riesgos que tendría activar las actividades deportivas se han creado comisiones de expertos, se han confeccionado múltiples protocolos de actuación e impuesto medidas sanitarias, muchas de ellas inviables para un sector donde clubes modestos con presupuestos reducidos veían como única alternativa cerrar sus puertas y dejar la temporada en blanco.

Queremos echar la vista atrás para ver con perspectiva cómo ha sido esta atípica temporada deportiva 2020/21, donde no ha sido igual para tres de los modelos de deporte que existen. Nos referimos al deporte profesional, deporte base federado y deporte escolar, los cuales han vivido realidades diferentes. Mientas el modelo profesional ha tenido una rápida activación, los otros dos han sufrido mayores restricciones, frenando su activación por miedo al aumento de contagios, sin tener en cuenta que el deporte ayuda a combatir muchos de los síntomas negativos provocados por la pandemia, como son los trastornos de ansiedad, problemas cardiovasculares y respiratorios y un gran aliado para aumentar las defensas de nuestro organismo.

El deporte profesional, el primero en reactivarse

En 2020 hemos visto cancelarse o aplazarse grandes citas deportivas, como los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la Eurocopa de futbol, los grandes torneos de la ATP o la Fórmula 1, provocando importantes pérdidas económicas a empresas y países de todo el mundo.

En el Estado, el modelo de deporte profesional fue el primero en reactivar su actividad, reajustando su calendario para reducir el impacto económico negativo. Para hacernos una idea del coste económico que tienen estas grandes citas, la inversión de Tokio para los JJOO ronda los 29.000 millones de euros aproximadamente. En un nivel más cercano, la celebración del Gran Premio de España de Fórmula 1 en Barcelona, tiene un impacto económico que ronda los 163 millones de euros.

Si nos fijamos en la reanudación de la temporada 19/20 de La Liga de futbol de Primera División, ésta se produjo tres meses después de proclamarse el Estado de Alarma, disputándose las 11 jornadas que quedaban de la temporada deportiva a partir del 11 de junio. La temporada 20/21 arrancó el 12 de septiembre, donde por primera vez vimos estadios reemplazando a sus aficionados por público y gritos virtuales.

El deporte federado y las competiciones exprés

Según datos del Consejo Superior de Deportes, el número de licencias federativas en nuestro país crece año tras año, situándose en 2019 entorno a los 3.9 millones de licencias, donde solo el fútbol aglutina a poco más de 1 millón de licencias.

Este modelo deportivo cuenta con 65 federaciones nacionales, las cuales han vivido una temporada muy desigual y marcada por las características de la práctica deportiva de cada modalidad, siendo así los deportes de contacto los más perjudicados, al no poder garantizar la distancia mínima de seguridad. Esto ha provocado que disciplinas como el Judo y deportes asociados hayan sufrido una caída del 90% en cuanto al número de sus federados.

En el caso del fútbol no profesional, el inicio de la temporada ha sido un quebradero de cabeza para muchas ligas, donde cada comunidad autónoma decidía soluciones diferentes para el inicio de la competición. Por ejemplo, mientras que en comunidades como Aragón y Galicia daban inicio en febrero, en Cataluña, Valencia y Murcia tuvieron que retrasar su inicio hasta marzo.

Se vivieron meses de protestas para reclamar el regreso inmediato del fútbol autonómico y base, tras meses de inactividad competitiva. Los clubes entrenaban cumpliendo con las medidas sanitarias, pero sin el objetivo de competir cada fin de semana. Un ejemplo de estas protestas fue el movimiento #SOSFútbolBase, surgido en las Islas Baleares para protestar contra la paralización de las competiciones de fútbol base y especialmente para los menores de 12 años, que veían como pasaba un año desde que habían disputado su último partido. De este modo, la temporada 20/21 ha estado marcada por un calendario de competición exprés, donde las fórmulas que se han utilizado han causado desilusión en muchos y muchas deportistas, resignación en muchos clubes modestos e impotencia en las federaciones deportivas frente a las decisiones de los gobiernos comunitarios.

El deporte escolar, el gran discriminado

En octubre de 2020 el Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, informaba que las actividades deportivas representaban solo un 0,22% del total de casos de COVID-19 en España.

Este mensaje reforzaba la idea del bajo riesgo de contagio que existe en la práctica físico-deportiva, pero las diferentes administraciones públicas no lo tomaron en cuenta a la hora crear líneas para favorecer la reactivación del deporte y en especial el deporte que practican miles de niños y niñas en edad escolar.

La realidad para muchos pequeños/as que disfrutan del deporte escolar es que la temporada 20/21 ha sido nefasta, incluso en muchos casos inexistente, causado por el miedo de las familias al contagio de sus hijos e hijas. Por ejemplo, en Cataluña existen casi 300.000 participantes de este modelo deportivo, siendo el PROCICAT quien gestiona tanto el deporte escolar como el deporte federado. Pero mientras que los y las deportistas federadas pudieron entrenar siguiendo las pautas de seguridad establecidas, no ocurrió lo mismo para los y las deportistas escolares, que se vieron discriminados por no practicar deporte en el modelo federado.

En el caso de la Comunidad Autónoma Vasca, la plataforma Bultza Kirola Euskadi, que agrupa a más de medio millar de entidades deportivas, se movilizó en las ciudades más importantes de la comunidad reclamando el inicio de la práctica del deporte en edad escolar por considerarlo una actividad esencial. En esta comunidad, el inicio de la temporada de deporte escolar se inició en el mes de febrero, durando aproximadamente cuatro meses y viéndose condicionada por los casos activos de cada ayuntamiento.

El deporte debe volver a ser protagonista en nuestras vidas

Tanto el deporte federado como escolar son motores de salud y bienestar, tanto para las personas que lo practican como para el conjunto de la sociedad. Todos conocemos los beneficios que aporta la práctica deportiva a nivel físico y mental, demostrándose que una persona que practica actividad físico-deportiva tiene menos probabilidades de contraer afecciones graves por el contagio de la COVID-19

Para la próxima temporada deportiva, los y las responsables de tomar decisiones que afecten a la práctica deportiva deberán tenerse en cuenta las consecuencias negativas que ha causado en la población española las medidas tan restrictivas que ha sufrido el sector deportivo, tanto para sus usuarios como para las empresas y los profesionales que lo componen, al luchar por un estilo de vida saludable y fomentar valores universales. Deseamos que el deporte vuelva a asumir el papel relevante que tiene en nuestras vidas y veamos restablecido nuestro derecho a participar libre y activamente en cualquier actividad deportiva, con independencia del modelo de deporte que se quiera practicar. Miramos al futuro con mucha ilusión de poder dar inicio en unos meses la nueva temporada 21/22 de una forma lo más cercana posible a la normalidad.

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Cantera Deportiva y ha sido publicado en el número 1.477 – 25 de mayo de 2021. Puedes leer el artículo también en este enlace.

Aprendiendo sobre el modelo deportivo del Baloncesto en la élite con el Bilbao Basket y nuestros alumnos/as de Máster

A lo largo de esta última semana los participantes en nuestro Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva, impartido de la mano con Mondragon Unibertsitatea, han podido conocer a fondo la organización y el modelo deportivo del Baloncesto de élite. Ademas de su organización deportiva, también se han visto inmersos/a en el terreno de la gestión, gracias a dos jornadas académicas realizadas en las instalaciones del Bilbao Basket en Miribilla .

Tras la firma del convenio de colaboración que anunciamos hace unos días, el Bilbao Basket se ha incorporado como colaborador a los programas de Postgrado y Máster que impartimos. Así, los alumnos/as pueden conocer de primera mano la gestión y el día a día de un club de baloncesto profesional, algo que han comenzado a hacer esta semana con la visita al Bilbao Arena.

Aprendiendo sobre el Baloncesto en la élite

Equipo WATS Team - Bilbao Basket - Isabel Iturbe Presidenta
Sesión a cargo de Isabel Iturbe, Presidenta del Bilbao Basket

De la mano de Isabel Iturbe, Presidenta del club bilbaino, hemos podido conocer de cerca el modelo organizativo del baloncesto profesional, y aproximarnos a los retos económicos, sociales, deportivos y de gestión de un club pequeño y basado en los valores como el Bilbao Basket. La Presidenta incidía en la importancia de la formación universitaria sobre Gestión Deportiva con programas pioneros de Postgrado y Máster como los que impartimos, «la Universidad tiene una labor importantísima para formar a profesionales del deporte e iniciativas como el Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva son fundamentales para encaminarnos hacia una mejor gestión, profesionalizada, basada en valores y sostenible, que a fin de cuentas es nuestro objetivo».

Además, hemos asistido a otra sesión sobre la parte deportiva y los retos de la gestión profesionalizada con Predrag Savovic, exjugador de la ACB y NBA, y actual Director General de la entidad.

Equipo WATS Team - Bilbao Basket - Predrag Savovic Director general
Predrag Savovic, Director General del Club

Conociendo las instalaciones deportivas del Bilbao Arena

Además de las sesiones con la Presidenta y el Director General, pudimos aprender más sobre la política de Marketing y de Comunicación del Bilbao Basket de la mano de sus responsables, Xabier Nebreda y Alberto Álvarez respectivamente, quienes les hicieron partícipes a nuestros alumnos de las estrategias para conectar con la base social y la ciudadanía. Además, descubrimos cómo la emergencia sanitaria por el COVID-19 ha causado uyn importante impacto en la mayoría de entidades deportivas, y en qué forma les ha obligado a reinventarse para generar nuevos ingresos económicos y cómo desde el ingenio han desarrollado estrategias de marketing y comunicación novedosas para mantener el pulso con su afición y patrocinadores.

Equipo WATS Team - Bilbao Basket - vestuarios Miribilla
Visita a las instalaciones deportivas del Bilbao Arena en Miribilla, incluyendo el vestuario.

El Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva está pensado para jóvenes recién graduados y apasionados por el deporte, a quienes capacita para desarrollar negocios en el mercado deportivo, a través de la creación de una empresa real, el desarrollo de proyectos empresariales y el poder conocer diferentes ejemplos en el mundo del deporte de la mano de entidades como el Bilbao Basket, así como con diferentes expertos/as de primer nivel. La inscripción para la segunda edición de este Máster se encuentra ya abierta.

Los abusos sexuales en el deporte: un enemigo silencioso más extendido de lo que pensamos

Me llamo Ane y el año pasado fui la chica más joven en llegar a las finales del campeonato nacional de gimnasia rítmica. Este año tengo muchas ganas de entrar en selección sub-18, sólo pienso en ello. Por eso me puse tan contenta cuando me llamó el seleccionador para ofrecerme un puesto en el equipo. Me dijo que me había elegido personalmente y eso me hizo sentir muy especial.

A partir de ahí, todo fue a peor. El entrenador me decía lo bien que lo hacía y que si seguía sus consejos llegaría a alcanzar mis sueños. Pero en los entrenamientos era durísimo cada vez que fallaba en un ejercicio y hubo insultos, castigos y me pudo en ridículo delante de las demás compañeras. Empezó ofreciéndome darme clases particulares en su casa por las tardes para mejorar, siendo excesivamente cariñoso conmigo y con las otras chicas, o entrando en mi habitación del hotel de concentración sin avisar. Una de estas veces incluso empezó a acariciarme por encima de las mallas, y acabé saliendo corriendo y llorando de la habitación.

Ane y su entrenador no existen en la realidad. O quizás sí, pero tienen otros nombres. Su caso puede parecer algo inusual, pero es mucho más común en el ámbito deportivo de lo que pensamos. En julio de 2020 la Federación Neerlandesa de Gimnasia paralizó el programa de preparación para los Juegos Olímpicos del equipo femenino a raíz de las denuncias de tres ex-gimnastas, GoedkoopLoes Linders Stephanie Tijmes, que aseguraron haber sido víctimas de abusos por parte del equipo técnico de la selección nacional.

Gimnasia ritmica ojos tapados con cinta
Ane no existe, pero lo que ha vivido es muy real para muchos/as deportistas

Una vez concluida la investigación, la Federación (que se ha visto obligada a pedir disculpas e implementar un programa de educación en valores y prevención del abuso) ha averiguado que nada menos que el 60% de las ex-gimnastas han sufrido abusos en su paso por la selección nacional de Holanda, un dato absolutamente escalofriante. El informe «Barras asimétricas», elaborado a raíz de la investigación, recoge en sus 410 páginas todo tipo de humillaciones, insultos, críticas negativas delante de otras compañeras, e incluso violencia física y abusos sexuales. Desafortunadamente, la totalidad de las deportistas sólo fueron conscientes de que sufrieron abusos una vez terminaron su carrera deportiva.

El caso de Ane no es más que una representación de lo que ha ocurrido y aún ocurre: un claro ejemplo de abuso sexual en el deporte. Este tipo de violencia, según datos de UNICEF y Save the Children, se da en 1 de cada 10 deportistas en el ámbito deportivo. En el caso de Holanda y la gimnasia, hemos visto la enorme profundidad tras la punta del iceberg, con 6 de cada 10 deportistas mujeres afectadas.

Los casos de abusos sexuales en la selección de gimnasia han conmocionado a Holanda

Por este motivo, ante un posible caso de abuso sexual es importante que tengamos en cuenta las siguientes consideraciones:

  1. La víctima habitualmente no presenta un cuadro específico, pero sí indicadores de sospecha.
  2. Las consecuencias dependen de muchas variables: el tipo de abuso; la duración, frecuencia e intensidad del abuso; la edad de quien agrede y de quien sufre el abuso y la relación que tienen entre sí.
  3. En el abuso sexual lo menos frecuente es el dato directo (la revelación por parte de la víctima), siendo lo más habitual una acumulación de indicadores indirectos que dibujan un perfil de sospecha de abuso sexual según se van identificando. Muchas veces, las víctimas no son conscientes de lo ocurrido o no tienen fuerzas para relatarlo hasta haber concluido su carrera deportiva.

Reconociendo el abuso para poder acabar con él

¿Pero cómo podemos saber que estamos delante de un caso de abuso sexual? Para ayudarte en ello, te presentamos una serie de seis indicadores que te permitirán tener sospechas fundadas de que pudieses estar delante de un caso de este tipo. Recuerda que el abuso es algo muy serio, por lo que si sospechas que alguien en tu ámbito familiar, escolar o deportivo puede estar sufriéndolo, debes ponerlo inmediatamente en conocimiento de las autoridades.

Indicadores físicos

Están limitados por las atribuciones de cada profesional y también por el tipo de abuso sexual. Hay que tener en cuenta que muchos abusos no dejan marcas como los besos, tocamientos o ciertas formas de masturbación. Pero las marcas emocionales acompañarán a las víctimas a lo largo de toda su vida.

Indicadores Psicosomáticos

Son síntomas corporales producidos por el miedo y la angustia mantenidos en el tiempo sin otras causas médicas que los justifiquen. Se manifiestan detrás de problemas del sueño, ansiedad y nerviosismo, e incluso trastornos alimentarios de todo tipo.

Indicadores Emocionales

Los principales  indicadores emocionales son la culpa y vergüenza, ansiedad, depresión, baja autoestima, rabia y agresividad o falta de control emocional. Un niño/a que llora constantemente, está aterrado por ir a clase o al deporte escolar, o a estar con un entrenador o profesor en concreto, muchas veces es síntoma de que está siendo acosado, sufre bullying o se ha abusado de él.

Indicadores Conductuales

Si el malestar emocional se mantiene en el tiempo la víctima puede desarrollar conductas autolesivas, autodestructivas y/o suicidas, con comportamientos agresivos, consumo de alcohol o drogas e incluso conductas delictivas.

Indicadores sexuales

La víctima puede desarrollar conductas sexuales inadecuadas, agresiones sexuales a otros/as deportistas o conductas sexuales de riesgo o promiscuidad. E incluso incapacidad para una vida sexual normal rehuyendo las relaciones sentimentales y el contacto sexual, también con su pareja si la tuviese.

Indicadores sociales

Los principales indicadores son el aislamiento social, la repetición de patrones de violencia y conductas antisociales. La desconexión con su grupo de amigos/as, con la familia, el no querer salir a la calle, encerrarse en su mundo interior o en los videojuegos pueden ser algunos de los síntomas de que algo raro está ocurriendo.

Conociendo la gravedad de las consecuencias que provoca una agresión sexual, tanto a nivel físico como psíquico, desde WATS luchamos por erradicar este tipo de violencia de los entornos escolares, deportivos y sociales. Para ello, ponemos a tu disposición el Teléfono contra la Violencia en el Deporte: con solo un mensaje de WhatsApp al 688 655 099, donde nos expliques qué te está ocurriendo a ti o a otra persona de tu entorno, estudiaremos tu caso y te daremos respuesta en un máximo de 24 horas. A continuación un experto/a contactará contigo para aconsejarte la mejor manera de proceder, garantizando el respeto a la privacidad de los hechos relatados.

El abuso sexual en el deporte base es un problema muy grave que afecta a niños/as y adolescentes de todas las edades, por este motivo conocer los indicadores expuestos anteriormente te puede ayudar a detectarlos y darle solución antes de que sea demasiado tarde. Por supuesto, es fundamental poder formar a nuestros entrenadores/as, educadores/as, monitores/as y todas las personas que participan en la formación de los más jóvenes en la importancia de los valores y la detección, prevención y eliminación del abuso, el acoso y la violencia. ¡Recuerda que la solución para acabar con esta lacra está en nuestras manos!