«El boxeo desde los valores de Cus D’Amato, el manager, entrenador y padre adoptivo de Mikel Tyson» – Jero García

Equipo WATS Team - el boxeo desde los valores de Cus D'Amato, manager, entrenador y padre adoptivo de Mike Tyson - Jero Garcia

A veces, o mejor dicho, casi siempre, las leyendas surgen después de la muerte de su protagonista. En este caso nunca más cerca de la realidad, uno de los mejores entrenadores de la historia del boxeo, Cus D’Amato, adquirió la etiqueta de leyenda 16 meses después de su muerte en 1985, coincidiendo con la proclamación del campeón mundial del peso pesado más joven de la historia, un tal Mike Tyson. Era el 22 de noviembre de 1986.

Antes había tenido otros dos campeones mundiales, Floyd Paterson y José Torres, el primero en peso pesado también batiendo el récord de juventud en ese entorchado y el segundo en semipesado siendo el primer latino que conseguía esa faja.

Manager, entrenador y padre adoptivo de Iron Mike

Pero la fama y el reconocimiento para Cus D’Amato vino cuando «Iron Mike» surcó el ring como campeón del mundo. Nadie se acordaba de él por ser el primer entrenador de Rocky Grazziano,  que se hizo campeón mundial después de acabar su relación con Cus. Nadie le tenía en cuenta por llevar fenomenalmente la carrera de Floyd Paterson, desde amateur hasta llegar a ser campeón olímpico y en profesional hasta ser campeón del mundo. La verdadera fama le llegó con la irrupción en el mundo de las dieciséis cuerdas de ese joven boxeador negro de Brooklyn.

Así que en todos los sitios queda como que D’Amato tuvo tres campeones mundiales pero realmente no fue así, pues la corona de Mike fue más de un año después de su fallecimiento con Kevin Roney en su esquina. Pero eso es lo de menos, fue tanta la fama que consiguió Cus y su sistema de entrenamiento que esto quedó en segundo plano. Para todo erudito del Noble Arte, Cus D’Amato tuvo tres campeones mundiales y punto.

Equipo WATS Team - Jero Garcia - Al boxeo no se juega - Mike Tyson y Cus D'Amato
Mike Tyson se prepara con Cus D’Amato para su primer combate profesional.
Ken Regan/Camera 5/Courtesy of Blue Rider Press & Plume

Gran dosis de responsabilidad de todos estos triunfos lo tiene el sistema creado por este visionario entrenador. Mucha gente se queda solo con el sistema “peekabo”, que es un sistema solo táctico y estratégico. El “peekabo” que consiste en pegar y recuperar las manos inmediatamente como si te escondieras en los guantes y de ahí el afamado nombre que en nuestro país es sinónimo del juego de niños “cucu-tras”. Esta técnica defensiva la utilizaban todos sus boxeadores, desde Floyd hasta Mike pasando por Torres. ¡Levantar las manos en el gimnasio de Cus era religión!

75% de Valores, 25% de habilidad en el ring

Pero no nos quedemos sólo en lo táctico o técnico, para Cus esto sólo era el 25% del boxeador. A esta cuarta parte de la capacidad pugilística había que sumarle un 75% que dependía de la psicología y la filosofía. Estas dos palabras y sus definiciones muchas veces se confunden entre sí. Así que por mi lado me tomaré la psicología como la preparación mental de hacer las cosas y la filosofía como el camino de ruta para hacerlas.

Volviendo a las herramientas o capacidades físicas de desarrollar en el método D’Amato tenemos que irnos hasta los orígenes para comprender la forma de hacer las cosas de Cus.

De origen napolitano, su familia estaba muy asociada con la verdadera destreza del sur de Italia. ¿Qué es la destreza? El arte de la espada surgida en los ejércitos españoles del siglo XVI y floreciendo en el XVII. La napolitana vino de la española, los soldados que cruzaban el Mediterráneo hasta tierras transalpinas la portaban en sus barcos. Diferenciemos la vulgar destreza con la verdadera, la primera de denominación tan común surge siglos antes y se basa en ataques lineales, la segunda mucho más moderna, empieza a utilizar en el desplazamiento la geometría, la utilización de ángulos. Grosso modo, podíamos indicar que la primera vez que se vieron pasos laterales fue con una espada en la mano.

Equipo WATS Team - Jero Garcia - Al boxeo no se juega - Mike Tyson y Cus D'Amato 2
Mike Tyson y Cus D’Amato en un entrenamiento.
Ken Regan/Camera 5 /Courtesy of Blue Rider Press & Plume

Podríamos considerar a Cus un pionero en lo suyo en muchos aspectos. En el psicológico, en el filosófico y en lo técnico. Y todo ese cúmulo de cosas se vieron plasmados en un “Dios de Ébano”, una perla de Brooklyn que a la postre será uno de los boxeadores más famosos de la historia. D’Amato le dio cariño, le dio comprensión, le aportó valores, le marcó objetivos y sobre todas las cosas, lo formó, tanto dentro de un ring como fuera, como hablamos en un anterior artículo sobre Cus y Tyson.

Cus D’Amato, el entrenador que no vió proclamarse Campeón del Mundo a Mike Tyson

Aunque no pudo estar en su esquina el día que batió todos los récords de prematurez en el pugilismo, cuando se proclamó el Campeón del Mundo del peso pesado más joven de la historia, os aseguro que él estaría en esa esquina roja del cielo con una toalla en la mano y vaselina en la otra, velando por esa chispa que encontró en los suburbios de New York y convirtió en un incendio incontrolable.

“Primero transformé la chispa en una llama. Esta se tornó en fuego, y el fuego en un incendio incontrolable”. Estas son las palabras casi proféticas hablando sobre Mike Tyson que nos regaló Cus D’Amato. Un entrenador con un conocimiento técnico envidiable que comprendió que para sacar el máximo desarrollo del joven Tyson lo más importante eran los valores y el cariño de ese padre que nunca tuvo.

Equipo WATS Team Jero Garcia

Jero García

Exboxeador, entrenador nacional de Boxeo, conferenciante y comunicador. Miembro del Equipo WATS.

1 comentario
  1. Raquel Andrés
    Raquel Andrés Dice:

    Aunque tuvo sus luces y sus sombras no cabe duda de que fue un gran entrenador. Para el recuerdo quedan sus palabras : «Ver a un hombre golpeado, no por un mejor oponente, sino por sí mismo, es una tragedia «.

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *