COVID-19 ¿Cómo afrontar la falta de rutina por el confinamiento en casa?

Equipo WATS Team - COVID-19 Cómo afrontar la falta de rutina por el confinamiento en casa

Reconozcámoslo: los seres humanos no somos especialmente hábiles para adaptarnos a los cambios drásticos. La mayoría de las personas vivimos una situación nueva y excepcional, en la que hemos tenido que abandonar nuestras rutinas, nuestro trabajo, nuestra vida social… Así que ¿cómo afrontar la falta de rutina por el confinamiento en casa por el COVID-19?

La semana pasada, en otro artículo, te dábamos algunos consejos para mantener una buena convivencia familiar. Estar encerrados entre cuatro paredes toda la familia puede ser todo un reto y disparar las tensiones. Pero… ¿y si lo que falla es la falta de una rutina?

Los días pueden tornarse iguales y a menos que seas de los/as afortunados/as que pueden teletrabajar, nada ayuda a distinguir un domingo de un miércoles. Adaptarse a escenarios que han cambiado de la noche a la mañana es complicado, así que necesitamos afrontar la falta de rutina por el confinamiento de una forma positiva que nos ayude a tener un día a día mejor.

Afrontar la falta de rutina por el confinamiento en seis pasos

Desde muchos organismos se emiten diferentes consejos y pautas variadas para poder adaptarnos, de la mejor manera posible, a este nuevo escenario. Así pues, hemos hablado con nuestros compañeros/as del Colegio de Psicólogos de Bizkaia en busca de algunas claves en forma de consejos.

1. Organiza y planifica tu día a día

Tanto si teletrabajas como si no, intenta ordenar y planificar tu jornada. Pon una hora para despertarte, dúchate y arranca el día. Arreglarse y no pasar el día en pijama parece una tontería, pero es un muy buen primer paso.

2. Busca la información adecuada

Algunos medios de comunicación nos bombardean continuamente con noticias que únicamente versan sobre la pandemia. ¿De verdad no ocurre nada más en el mundo que ésto? La respuesta es que sí, así que buscar medios de comunicación alternativos y otro tipo de noticias para informarse es una buena forma de romper la monotonía informativa que no ayuda a establecer una rutina.

3. Contacta virtualmente

Tenemos la tecnología de nuestro lado y hacer una videollamada para ver a nuestros amigos/as y seres queridos es más fácil que nunca. Recuerda que mantener el contacto con ellos/as ya no es sólo positivo para tí, sino para esas personas que pueden estar pasándolo peor. Prueba a establecer una rutina en la que cada día contactas con un familiar o amigo/a, de tal forma que socialices y dediques tiempo a esas personas.

4. Come, respira, estira y duerme

Pueden parecer procesos completamente automáticos, pero cuando prestamos consciencia a estas acciones nos ayuda a disfrutar de pequeños detalles que antes dábamos por hechos. Prepara una rutina de comidas y cenas, prueba a darte algún capricho y a disfrutar poco a poco de tu plato favorito. Haz ejercicios de meditación y estiramientos, o incluso puedes buscar recursos online o clases virtuales gratuitas de Yoga, Mindfullnes o Meditación. ¡E intenta dormir bien! Esfuérzate por buscar una rutina para ir a la cama, cada día a una hora parecida, y no te quedes dormido en el sofá con la televisión de fondo. ¡Un buen día empieza por un buen descanso!

5. Cuida de los tuyos

Como decíamos la pasada semana, la convivencia familiar bajo un mismo techo puede ser todo un reto. Así que esfuérzate en cuidar de los tuyos, echar una mano con tareas de casa que no suelen ser cosa tuya habitualmente, ser un poco más cariñoso de lo habitual e interesarte por cómo están. Quizás ellos/as necesitan más que nunca alguien que les ayude a verbalizar las sensaciones que están sintiendo y poder desahogarse contigo.

6. Sé creativo/a

No poder salir de casa no tiene por qué estar reñido con la creatividad. Seguro que tiene un hobby o siempre has querido aprender algo. ¡Ha llegado el momento! A través de internet puedes asistir a miles de tutoriales y cursos online (muchos de ellos gratuitos) con los que aprender una nueva afición creativa con la que no dejar que se oxiden tus neuronas por la monotonía. ¡En marcha!

Equipo WATS Team - COVID-19 Cómo afrontar la falta de rutina por el confinamiento en casa con niños

Y si hay niños/as en casa ¿cómo afrontar la falta de rutina por el confinamiento con los más pequeños/as?

Para muchas personas esta será una oportunidad para poder estar más  tiempo con nuestros hijos/as en casa. Al igual que ocurre en la resolución de conflictos, de nosotros/as dependerá que esta experiencia se convierta en una experiencia positiva y de aprendizaje recíproco, siendo conscientes de que tanto para unos como para otros, no va a ser fácil gestionar esta nueva realidad.

Habrá otros niños y niñas que el hecho de estar en confinados en casa les suponga un entorno de seguridad y protección. En muchas familias el día a día hace que los padres y madres puedan pasar poco tiempo con los más pequeños/as, e incluso, en otros ámbitos como la escuela o el deporte base, hay jóvenes que sufren en silencio abuso o acoso por parte de sus iguales o de un adulto. En este caso es un momento ideal para saber más sobre lo que sienten, y si hay problemas en este aspecto, poder abordarlos.

Por eso, aprovechemos esta oportunidad que se nos presenta para dedicarles tiempo, hablar con ellos, compartir experiencias… En definitiva, crear espacios de calidad que, muchas veces, por nuestra rutina diaria no somos capaces de ofrecer a nuestros hijos/as. Para ello, te ofrecemos algunas pautas que pueden servirte de utilidad:

Organiza rituales familiares

Busquemos pequeños rituales que realizar en familia, desde algo tan aparentemente simple como comer en familia sin la televisión encendida. Intentemos pensar cómo generar otros espacios de convivencia familiar donde cada uno no esté aislado en su habitación con la videoconsola o el ordenador. A la hora de afrontar la falta de rutina con el confinamiento en casa es clave establecer horarios y momentos de encuentro de la familia, incluso aprovechando los que anteriormente no podíamos poner en práctica (como el desayuno).

Déjales elegir una actividad para hacer en familia

Una buena idea es que cada uno de tus hijos/as pueda elegir una actividad que realizar con su padre o su madre. Puede ser algo tan sencillo como jugar con sus juguetes favoritos, preparar una receta de repostería juntos o compartir una partida a un videojuego. Lo importante es que ellos puedan elegir, así que ¡imaginación al poder!

Estate alerta ante el uso de las redes sociales

¿Qué uso de las redes sociales están haciendo los más pequeños/as? Es importante que echemos un ojo a lo que está ocurriendo ya que un exceso de uso puede suponer el indicio de que hay algo que no va mal. ¿Están buscando respuestas a lo que ocurre en vez de hablarlo contigo? Recuerda que los niños/as no son tontos, sólo son pequeños/as. Explícales lo que ocurre, la situación a la que nos enfrentamos y por qué es importante que todos pongamos de nuestra parte. Respecto al uso responsable de las redes sociales, en este artículo de hace unas semanas abordamos algunos consejos para padres y madres que pueden venirte bien.

Interésate porque mantenga el contacto

Por último, interésate porque tu hijo/a mantenga el contacto con sus amigos/as, compañeros/as de clase, con su equipo de baloncesto o de natación o con los vecinos/as de su edad. Que no puedan salir a la calle no quiere decir que pasen a vivir en una burbuja de plástico al margen de la sociedad. Así que quizás puedes echarle una mano para organizar una videollamada con su mejor amigo, o «compincharte» con los padres y madres de su equipo deportivo para hacer una quedada virtual. ¡La imaginación al poder para mantener el contacto!

Ten en cuenta que ofrecer espacios de calidad a nuestros hijos e hijas, es el primer paso para detectar situaciones no deseadas en otros ámbitos de su vida. Y, por supuesto, el acceso a los profesionales de la salud psicológica sigue siendo importante.

Recuerda que las y los psicólogos están ahí para ayudarnos y en estos días siguen atendiendo por teléfono y videoconferencia. Si lo necesitas, no tengas reparo en recurrir a uno de ellos/as, tu salud te lo agradecerá.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *