¿Cómo abordar los conflictos en el deporte de una manera positiva?

Equipo WATS Team - como abordar los conflicto en el deporte de manera positiva

Es razonable pensar que la mayoría de las personas preferimos tener una vida tranquila alejada de los conflictos y de los problemas con los demás. Desde edades muy tempranas nos enseñan que debemos alejarnos de estas situaciones ya que son consideradas como malas o perjudiciales. Pero ¿qué es un conflicto? ¿Son realmente los conflictos tan malos como nos lo han contado? ¿Cómo podemos abordar los conflictos en el deporte y en la vida de una manera positiva?

La respuesta es sencilla: un conflicto no es por sí mismo ni bueno, ni malo. Debemos tener claro que el conflicto en sí mismo no será negativo ni positivo ya que lo que hará que sea una cosa o la contraria es la forma en la que lo gestionamos. Si tenemos una discusión con alguien de nuestro equipo, con una jugadora, con un padre o con el entrenador, y somos capaces de hablarlo y gestionarlo de forma adecuada, seguramente, a pesar de las discrepancias, la relación con entre ambos se verá afianzada.

El conflicto puede ser una oportunidad para afianzar una relación

¿De verdad la relación entre dos personas puede salir afianzada tras un desacuerdo importante? Sí, si sabemos cómo abordar los conflictos en el deporte de manera correcta. Si el proceso de interacción durante ese desacuerdo se afronta buscando puntos en común e intentando entender el punto de vista de la otra persona, será una oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal.

Está claro que somos seres sociales y, por tanto, las relaciones entre las personas son inherentes a nosotros/as. Como es lógico, e incluso sano, de estas interacciones surgen en nuestro día a día multitud de conflictos (con nuestra familia, con la pareja, con amigos/as…) que normalmente solventamos de forma satisfactoria y no van a más. Esto puede suceder porque bien porque sean de baja intensidad, o bien porque disponemos de las herramientas necesarias para solucionarlo. En el caso de conflictos de alta intensidad, todo se vuelve mucho más complicado, pero aún así podemos intentar afrontarlos de la mejor manera posible.  Por tanto, el hecho de interactuar con los demás y que pueda surgir un conflicto va a ir siempre de la mano.

Esto no quiere decir que debamos buscar siempre el enfrentamiento, sino que, cuando se nos presenten estas situaciones, no debemos tener miedo a abordar los conflictos en el deporte o en la vida, ni a afrontarlos.  Debemos tratarlos como si fuesen oportunidades, una oportunidad para crecer como persona y una oportunidad para afianzar la relación con demás.

Algunos consejos para abordar los conflictos en el deporte de forma positiva

Debes tener en cuenta que la actitud con la que afrontemos un conflicto será clave para una resolución positiva del mismo. Además, manteniendo una postura adecuada (escuchando a los demás, no imponiendo nuestro punto de vista, tratando de entender a la otra parte), trasmitiremos nuestra voluntad para solucionarlo satisfactoriamente, lo que rebajará la tensión y facilitará un acercamiento entre ambas posturas.

Y para terminar, te dejamos unos consejos para afrontar el conflicto de una manera positiva y constructiva:

  1. Actitud abierta al diálogo y a escuchar a la otra persona. No te cierres en banda ni quieras no escucharle.
  2. Empatía, ponte en lugar del otro y piensa cómo ha podido sentirse por algo que tú hayas hecho.
  3. Actitud constructiva, seguro que podemos sacar algo bueno y no escalar el conflicto.
  4. Calma y tranquilidad para afrontar una conversación sin perder los papeles y subir el tono de voz.
  5. Busca el momento propicio para ello (quizás en medio de un partido no es lo más adecuado) e intenta hacerlo en privado.
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *