20º Aniversario de la creación del Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual y el Maltrato en la Infancia

Equipo WATS Team - Día Internacional Abuso Infantil - Yo no me callo mas

Hoy celebramos que se cumplen 20 años de la instauración del Día Internacional para la Prevención del Abuso Sexual y el Maltrato en la Infancia. El 19 de noviembre es el día elegido para visibilizar una realidad más cotidiana de lo que nos gustaría reconocer, contra la que aún queda mucho trabajo por realizar como sociedad.

Una realidad oculta

El abuso sexual en la infancia se caracteriza por su carácter delictivo inherente, ya que el agresor intentará por todos los medios que sus actos no se revelen, pero también por el silencio de las víctimas. Este silencio se debe a las estrategias de manipulación que el abusador ejerce y por la situación de indefensión en la que los menores se encuentran por limitaciones propias de su edad.

Según un informe de la OMS (Organización Mundial de la Salud) sobre la prevención del abuso infantil, existen cuatro tipos de maltrato infantil:

  • Abusos físicos, donde se hace un uso deliberado de la fuerza física contra el menor, que pueden causar todo tipo de lesiones de carácter físico llegando a provocar incluso la muerte.
  • Abusos sexuales, donde un menor es obligado a participar en actividades sexuales que no comprende plenamente, en las que no puede consentir con conocimiento de causa o para las que no está suficientemente desarrollado. El abusador puede ser un adulto u otro menor que normalmente tienen una relación de confianza o poder sobre la víctima.
  • Abusos emocionales y psicológicos, que dañan la salud física y mental del menor. Se incluyen en esta categoría las restricciones de movimientos, el menosprecio continuado, la culpabilización, las amenazas, los actos de terror y la discriminación o ridiculización.
  • La desatención es el cuarto tipo de maltrato y comprende la omisión de prestar atención por parte del abusador/a cuando están en condiciones de ofrecérselo al menor. Nos referimos a desatenciones de salud, educación, desarrollo emocional, nutrición, hogar y condiciones de vida seguras.

Entornos cercanos y de confianza

Según estimaciones de la OMS, una de cada cinco niñas y uno de cada trece niños son víctimas de abuso sexual antes de cumplir la mayoría de edad y solamente un 10% llegan a denunciar.

Un dato muy preocupante es que en el 85/90% de los casos la persona que abusa del menor pertenece al ámbito familiar o a su entorno más cercano y de confianza. Estos son lugares tan significativos e importantes como su centro educativo, los espacios donde realiza actividades extraescolares o en centros deportivos o clubes donde practica su deporte favorito. Todos ellos son espacios donde con mayor probabilidad el menor será víctima de abusos sexuales o de maltrato.

Lugares que, por su propia naturaleza, deberían proporcionarles protección, educación y confianza se convierten en espacios donde viven amenazas, desprecios o humillaciones por parte de otros menores o adultos/as a su cargo.

Uno de estos contextos educativos y de confianza, son los entornos deportivos. Los menores comparten tiempo y espacios comunes, tanto con sus compañeros/as de equipo como con sus entrenadores/as y personas responsables de las entidades deportivas. En estos espacios compartidos existen lugares especialmente más vulnerables para el menor, como las duchas o los vestuarios, donde los abusos sexuales pueden ocurrir con mayor probabilidad. También durante los desplazamientos, cuando los/as deportistas tienen que pernoctar fuera de casa, la probabilidad de sufrir abusos sexuales es mayor al encontrarse más desprotegidos/as y vulnerables frente al abusador/a.

Impulsando la concienciación, formación e intervención desde WATS

Ante estos datos se hace imprescindible promover actuaciones que aporten soluciones integrales y en WATS desde 2016 lo abordamos con acciones y programas que se enmarcan en la concienciación, formación e intervención convirtiéndonos en la entidad a nivel estatal que más personas han formado y contando con la primera formación universitaria en esta materia.  De este modo nos posicionamos como la mayor comunidad online de entrenadores/as en deporte con valores.

Concienciación: hemos llegado a más de 1.550 personas a través de nuestra gira de eventos #SportWithValues WATS Summit.

Formación: hemos impartido formación en deporte con valores y prevención de la violencia a 800 entrenadores/as, 600 familias y más de 700 jóvenes deportistas.

Intervención: contamos con un “Teléfono Contra la Violencia en el Deporte” como servicio de apoyo a las víctimas.

Lugares como País Vasco, Huesca, Los Llanos de Aridane, Galicia y Madrid ya han dado un paso al frente para frenar todas aquellas situaciones violentas que se den en sus equipos, donde trabajamos con instituciones, federaciones y clubes para hacerlo posible.

Gran paso al frente con la «Ley Rhodes»

En junio de este año, el Consejo de Ministros aprobó el Proyecto de Ley de Protección integral de la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia. La conocida como «Ley Rhodes» por la lucha pública a favor de esta norma del pianista británico James Rhodes es una antigua reivindicación de multitud de organizaciones a favor de los derechos de la infancia.

Entre las principales novedades que recoge esta nueva ley, de la que ya realizamos un repaso exhaustivo en un artículo anterior, destacamos los siguientes avances:

  • Se amplía el plazo de prescripción de delitos, pasando de los 18 a los 30 años de la víctima.  Aquellas personas que han sufrido abusos en la infancia suelen necesitar varios años para ser capaces de procesar lo ocurrido y atreverse a denunciarlo.
  • Todos los centros educativos, de ocio y deportivos para menores deberán instaurar protocolos contra el acoso escolar, el ciberacoso, el acoso sexual, la violencia de género, violencia doméstica, el suicidio, la autolesión o cualquier otro tipo de violencia contra el sector infantil.
  • Se crea la figura del “coordinador de bienestar” en los centros educativos, así como la figura del “delegado de protección” en los centros deportivos y de ocio. Estas figuras deben disponer de una formación específica y se encargarán de comunicarse con los niños/as para asesorarlos en caso de tener alguna dificultad y cumplir con los protocolos de protección.
  • Se tipifican como nuevos delitos los que pueden ser cometidos por internet, como pueden ser la promoción del suicidio, la autolesión o trastornos alimenticios entre menores, o la comisión de delitos de naturaleza sexual contra los mismos.

Pepe Godoy: una voz alta y clara contra el abuso infantil

Pepe Godoy, colaborador de WATS, es una de las víctimas que ha dejado de silenciar su voz para declarar alto y claro que fue una víctima de abuso sexual cuando de pequeño jugaba al fútbol y su entrenador abusó de él sexualmente.

«Si yo no hubiera denunciado lo que me hizo hubieran seguido ocurriendo con otros niños”. Desde que denunció hasta la actualidad, siete personas más han presentado denuncias contra ese mismo entrenador.

Para alzar la voz y seguir visibilizando los abusos sexuales y el maltrato infantil, un grupo de supervivientes de abusos sexuales, personas comprometidas con esta causa han lanzado una iniciativa llamada #YoNoMeCalloMás. Con la participación del cantautor Mikel Moreno, se lanza una canción y videoclip, donde Itziar Ituño y Francis Díez ponen sus voces. En el videoclip, junto a WATS, participan rostros conocidos apoyando y ayudando en defensa de esta lacra tan silenciosa que afecta a menos de todo el mundo.

2 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *