Jornada Virtual de Puertas Abiertas para el Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva con Mondragon Unibertsitatea

El próximo jueves día 21 de abril a las 18:30 horas tendrá lugar de manera online la sesión de presentación del Máster en Innovación y Gestión Empresarial Deportiva que impartimos junto a Mondragon Unibertsitatea. A lo largo de unos 40 minutos podrás conocer todos los detalles sobre éste, incluyendo:

  • programa académico y pilares
  • metodología y expertos que componen el profesorado
  • viajes de aprendizaje a Estados Unidos y Asia
  • proceso de admisión
  • posibles salidas laborales

Si tienes entre 22 y 28 años, te apasiona el deporte y te has graduado en la universidad en un grado como Ciencias de la Actividad Física y del Deporte, ADE, Marketing, Comunicación, Derecho, Magisterio o Psicología, ¡este es tu Máster!

Para apuntarte a la Jornada Virtual de Puertas Abiertas sólo tienes que entrar en el siguiente enlace, rellenar el formulario con tus datos y te llegará un e-mail para poder conectarte a la sesión.

Este innovador Máster tiene como objetivo formar a profesionales para que adquieran las competencias necesarias para entender y desarrollar negocios en el sector empresarial deportivo, así como la gestión de equipos deportivos; siendo capaces de crear y de gestionar entidades que se enmarquen en el ecosistema deportivo. En él, trabajarás en equipo con proyectos reales, crearás tu propia empresa deportiva y viajarás a Estados Unidos y Asia para conocer empresas punteras y establecer ua red de contactos profesionales.

Recuerda que tienes más información sobre el Máster en la página web.

Consejos para mantener una buena relación familiar con el confinamiento en casa por el COVID-19

Nos ha tocado vivir una situación para la que nadie nos había preparado. Tras más de una semana de reclusión en nuestros hogares en la lucha contra el COVID-19 tenemos claro que esto va para largo. Sabemos que cuando no se puede pisar la calle más que para ir a la compra o sacar la basura es fácil caer en la tristeza, la apatía o la desmotivación. Pero no te preocupes ¡no vamos a dejar que el Coronavirus se salga con la suya! Nos hemos acercado virtualmente a la consulta de una de nuestras psicólogas para hacerle algunas preguntas sobre lo que mucha gente está sintiendo estos días.

Nuestra compañera y miembro del Equipo WATS Luisa Yágüez es psicóloga clínica, orientada hacia la especialidad infanto-juvenil y experta en protección a la infancia. Nos hemos podido acercar digitalmente hasta su despacho en Madrid para charlar con ella sobre el confinamiento, la convivencia familiar o nuestros sentimientos en estos días.

Equipo WATS Team - Consejos para mantener una buena convivencia familiar en el confinamiento en casa por el COVID-19 3

¿Por qué la convivencia entre familiares es más complicada?

«Es posible que para algunas personas la convivencia se vaya haciendo cada vez más difícil a causa del desgaste psicológico y emocional que produce estar en estado de alerta permanente, viviendo en una nueva situación en la que todos hemos abandonado nuestra rutina, pero especialmente por el peso de la incertidumbre» reconoce Luisa.

En nuestra vida normal tenemos sensación de seguridad y control. Eso es lo que hemos perdido repentinamente de la noche a la mañana. Además, está la propia gestión del miedo en un panorama donde los informativos no dan demasiadas buenas noticias. Podemos tener miedo a enfermar (o en su caso, a no poder superar la enfermedad producida por el contagio), a la ruina económica, e incluso afrontar posibles pérdidas de seres queridos.

Por ello, dentro de un proceso de un confinamiento en casa que no sabemos lo que llegará a durar, pasaremos por diferentes estados y etapas. Desde la negación inicial, al abatimiento, a momentos de desahogo e hiperactividad, que no se manifestarán a la vez en todos los miembros de la familia. Es fundamental entender que todo esto puede ocurrir y que cada persona somos un mundo y tenemos nuestro propio ritmo, también para los sentimientos. Tengamos esto en cuenta para manejar los encontronazos o pequeñas discusiones que vayan surgiendo en el día a día en casa.

Luisa nos remarca que «estarán en mayor riesgo aquellas familias o parejas que previamente tenían conflictos graves sin resolver, o una comunicación afectiva deficiente. En esos casos es recomendable que pidan apoyo psicológico ya que el estar encerrados puede hacer que estas situaciones preexistentes se agraven. Aunque estemos en casa, muchos psicólogos ofrecemos consultas por teléfono o videoconferencia como otros profesionales sanitarios».

Algunos consejos para una buena relación familiar durante el confinamiento

Así que estando embarcados en la misión de hacer más fácil la conviviencia entre familiares bajo el mismo techo, te traemos cuatro consejos básicos para reforzar lo positivo y mantener una buena relación familiar o de pareja durante el confinamiento.

1. Asegurarse de que todos los miembros de la familia han comprendido las normas

En el caso de los niños/as pequeños/as o adolescentes la convivencia puede ser todo un reto. Al no tener clases y perder por completo la rutina pueden acabar pensando que estamos de vacaciones, y esto no es así. Tienen que entender que no se puede salir a la calle y que vivimos una situación excepcional con restricciones que se deben a nuestra seguridad.

Es importante que comprendan que tenemos que cumplir las normas para poder superar colectivamente este problema cuanto antes y poder pvolver a hacer vida normal. Una situación excepcional de este tipo implicará en algunos casos llamar al orden a aquellos que intenten seguirse exponiendo. Recuerda: lo haremos con cariño pero también con firmeza.

No quiero que enfermes. No hace falta que salgas. Acepta que esto es grave no sólo por ti sino por todos nosotros. Lo que tú hagas nos afecta. Puedes contagiar a los abuelos sin darte cuenta. Es necesario que tengamos responsabilidad y conciencia de grupo.

2. Mantener una mínima rutina diaria ¡pero con mucha flexibilidad!

«Observo que algunos padres y madres en el afán de tener a los niños ocupados, se pueden estar pasando de imponer multi-actividad y con rigidez» reconoce nuestra compañera Luisa. «Es positivo tener una rutina, horarios y cierto orden en nuestras vidas ahora que no salimos de casa, pero no está de más algo de mano izquierda y de flexibilidad».

Despertador, ducha y vestirse. No es recomendable estar todo el día en pijama. Una rutina de trabajo, aunque no salgamos de casa, también requiere vestimenta adecuada (aunque puede ser más cómoda que la habitual) y no desatender nuestra higiene personal.

Rutina de limpieza y orden de casa, compartida. Impliquemos a todos los miembros de la familia que puedan participar (desde los dos años los niños/as aprenden a recoger sus juguetes, para ellos/as puede ser un juego). Es responsabilidad de todas las personas que vivimos bajo un mismo techo hacernos co-responsables de las tareas domésticas y colaborar entre todos/as.

Cuidar las formas: Prohibido el insulto, el grito y el golpe. Intenemos pactar y acordar las tareas y hablar sobre aquello que pueda molestarnos del otro antes de perder el control. Seamos conscientes de que el golpe no soluciona nada y puede hacer mucho daño. Somos conscientes de que esta nueva situación puede ponernos al borde del precipicio emocional, pero ahora más que nunca no es bueno comportarnos así.

Cuando insultas y pegas estás demostrando simplemente tu descontrol y desbordamiento. Inoculas miedo en tus hijos/as y dañas las relaciones, y este miedo y violencia se va acumulando y no hará más que todo pueda ir a peor. Por ello, antes de perder el control, da un paso atrás, respira y si lo necesitas, pide ayuda. Recuerda: el adulto eres tú.

Avisa y da pistas sobre tu propio estado de ánimo. Luisa nos recuerda que «los demás no son adivinos, no pueden saber lo que nos pasa dentro, ni como fluctúa nuestra ansiedad». Por ello, si notamos que estamos más impacientes, tristes, rabiosos, con pocas ganas de hacer cosas… ¡digámoslo!

Pide que te dejen ese día un poco de espacio, o si lo que te apetece es hablar, desahógate y no pierdas el derecho a la queja. Llora si es preciso, pero no intentes luchar contra tí mismo/a. Si te es posible por tu condición física o factores de riesgo, ese día “negro” ofrécete tú a salir a tirar la basura, sacar al perro o comprar el pan. Un poco de ventilación respetando las normas establecidas te vendrá bien.

Empezar cada día desde cero. Si ayer tuviste un mal día, hoy no tiene por que ser igual, no acumules. Date la oportunidad de reciclar y rebobinarte. Eso posibilita el funcionamiento por relevos entre los miembros de la familia. Así puedes ocuparte por ejemplo de los niños/as mientras tu pareja se oxigena o pasa su mal día.

No te obligues a estar sincronizado emocionalmente con tu pareja o familiares. Funcionar como equipo y como familia no significa tener los mismos sentimientos, pensar lo mismo y comportarnos igual. Se trata de cuidarse mutuamente, comprender a los demás y entender que nuestra riqueza como equipo viene de la diversidad de caracteres.

Esfuérzate para desarrollar tu capacidad de empatía. No miremos sólo hacia adentro, intentemos también intuir qué necesita el otro/a en ese momento y, si es posible, proporcionárselo. Puede ser espacio, momentos de soledad o, por el contrario, hablar, un abrazo o que le saques de su abatimiento inyectando alegría, una broma, música o jugar. La intuición, el pensar en qué puede estar sintiendo la otra personas, el ponerse en su piel… ¡todo esto es la empatía!

3. Crear nuestro propio espacio en casa conviviendo con familiares

El espacio psicológico no necesariamente debe coincidir con el espacio físico. Por ello, debemos hacernos conscientes de que en la vida normal ya tenemos creados esos espacios, que usamos según nuestras necesidades.

Los espacios creados para estar juntos. Estos suelen ser la cocina, el comedor, el salón, un jardín o terraza. Una buena idea puede ser recuperar, si los hubiéseis perdido, los momentos de compartir en familia la comida, cocinar con los niños/as, jugar todos juntos/as, ver la tele o una película comiendo palomitas, salir un poco a tomar el sol a la terraza o jardín. En definitiva, potenciar todos esos momentos de “estar con”.

Los espacios propios de trabajo. En muchas familias hay personas que deben seguir teletrabajando o tele-estudiando, por ello, si no existían esos espacios de trabajo en casa es importante crearlos y pactar quién cuida de la familia mientras el otro/a trabaja.

En este sentido, recuerda que no es bueno abusar del trabajo y usarlo como escudo. Ya sea para aislarse o para evitar estar en familia, no es una buena idea esconderse tras el trabajo. Nuestra compañera psicóloga nos recalca que «lo ideal es, aunque estemos en casa, mantener el equilibrio. No extender la disponibilidad laboral mas allá de lo necesario para tener momento de ocio, descanso y participación familiar».

Espacios para el desahogo en soledad. En algunos momentos, si nos sentimos inundados de sentimientos de miedo, rabia, tristeza o desasosiego, es bueno y necesario no reprimir y permitir ese desahogo. Aprovecha la ducha o enciérrate en una habitación a hablar con tu mejor amigo/a o con alguien que te escuche. Es algo completamente saludable, así que no te sientas mal ni te culpabilices por ello.

Recuerda: todo irá bien, sólo es cuestión de tiempo

Tras estos consejos y recomenciones le preguntamos a nuestra compañera Luisa qué más puede hacer una persona que arrastre esos sentimientos y no sepa combatirlos y esta es su respuesta. «No tengas miedo a ser un bicho raro, así que recuerda que siempre puedes pedir ayuda psicológica. En estos momentos los psicólogos/as estamos trabajando en ayudar por teléfono o videoconferencia a muchas personas que lo necesitan».

¿Y dónde queda el deporte dentro de toda esta ecuación? «Para algunas personas es muy terapéutico hacer ejercicio físico, yoga, pilates o meditar. Ni qué decir que es muy bueno hacerlo y que pese a las restricciones de salir del hogar podemos intentar encontrar un rinconcito para ejercitarnos. Además, en estos días se elaboran muchos vídeos y tutoriales para hacer ejercicio o yoga en casa, así que no dejes de aprovecharlos. Todo con tal de no permitir la acumulación de malestar emocional, pues esto favorecerá el descontrol de la conducta y el aumento de reacciones psicosomáticas.»

Para finalizar, recuerda: todo irá bien. Con el esfuerzo y colaboración de todos y todas seremos capaces de salir adelante y superar la adversidad. ¡Mucho ánimo y adelante!

¡En WATS estrenamos nueva imagen de marca!

¡Estamos de estreno! Presentamos nuestra nueva imagen de marca y queremos que seas el primero/a en conocerla.

¿Por qué un rediseño? Porque aunque somos una startup joven, hemos crecido mucho. Nacimos en 2016 como una pequeña empresa en Bilbao, y en estos cuatro años de andadura nos hemos convertido en la organización de referencia en la promoción de los valores del deporte y la cultura de la no-violencia.

Queríamos que nuestra imagen de marca estuviese en consonancia, que fuese más atractiva, dinámica, joven y fresca. ¡Y que siguiese teniendo un punto diferente, rebelde e inconformista!

WATS Team | Nueva imagen de marca

Mantener la esencia pero cambiar todo lo demás. ¡Y aquí está nuestra nueva imagen de marca! Nuestro característico naranja se ha mantenido y potenciado haciéndose más claro y reconocible, con un característico tono flúor. Este tono concreto de naranja se obtiene del color de las llamas que caracterizan a la antorcha olímpica, que desde la Grecia clásica recorre el mundo hasta la inauguración del pebetero en el estadio que acogerá los Juegos Olímpicos. El nuevo naranja se suma al negro para formar un tándem perfecto para darnos un carácter visual inconfundible.

Nuestro antiguo logotipo también ha evolucionado mucho. Somos una empresa deportiva, así que ha avanzado para representar genuinamente los valores del deporte. El antiguo logo se ha convertido en una estrella, el símbolo por excelencia de los equipos que consiguen grandes logros deportivos, como, por ejemplo, las selecciones de fútbol que ganan un mundial y obtienen el derecho a bordar una estrella sobre su escudo.

Nuestro nombre, WATS, sigue intacto. Pero nos parece que es tan único y reconocible que su W da un paso al frente para convertirse en un nuevo símbolo. Es una W compuesta por tres líneas, inspiradas en la estética visual que caracterizó a los Juegos Olímpicos de México en 1968 (XIX Olimpiada).

Esta cita olímpica estuvo caracterizada por acontecimientos revolucionarios basados en los valores, desde Enriqueta Basilio como primera mujer en encender el pebetero olímpico, pasando el veto en la participación a Sudáfrica por el Apartheid hasta la reivindicación de los medallistas John Carlos y Tommie Smith realizando el saludo de las Panteras Negras mientras sonaba el himno de Estados Unidos en el pódium para denunciar la desigualdad de derechos de las personas de color.

Así que nuestra nueva imagen de marca suma todos esos elementos para simbolizar lo realmente importante en el deporte, que son los valores. El naranja de la llama olímpica, la estrella que reconoce a los mejores equipos y las tres líneas inspiradas en México’68 y sus reivindicaciones sociales. A todo ello se une nuestro lema «SPORT WITH VALUES» (Deporte con Valores) que pasa a estar presente en la imagen principal.

Enriqueta Basilio en México 1968, primera mujer en encender un pebetero olímpico

Una imagen más moderna y rompedora que sigue manteniendo la esencia de lo que somos y de lo que nos ha hecho llegar hasta aquí. Un proyecto en el que hemos trabajado pasito a pasito, con la tranquilidad y el cariño de las cosas hechas poco a poco y ayudados por el buen hacer de nuestros amigos diseñadores de la agencia Cuchillo.

Con nuestra nueva imagen estamos listos para seguir siendo el equipo más grande del mundo a favor de los valores y contra la violencia en el deporte, así que… ¿te unes a nosotros?

John Carlos y Tommie Smith realizan el saludo de las «Panteras Negras» en México’68

Cómo enseñar a hacer un uso responsable de las Redes Sociales a los más jóvenes, tanto en familia como en el deporte

¿Quién no tiene un teléfono inteligente o una tablet? El número de usuarios de estos dispositivos ha pasado de ser un un 41% en el 2012, a un 89% de las personas en el 2018, lo que indica que un porcentaje muy alto de la gente que conocemos tiene uno de los dos y lo utiliza a diario. Lo más seguro es que tenga una tarifa de datos para poder conectarse a internet y es muy probable que tenga instalada alguna red social. Seguramente utilice Facebook, Twitter, Snapchat o Instagram y use con frecuencia alguna APP de mensajería instantánea como WhatsApp o Telegram. ¿Y en el caso de los y las más jóvenes? ¿Cómo enseñarles a hacer un uso responsable de las Redes Sociales?

Piensa en alguien de tu entorno, alguien que conoces pero no tienes su contacto. Entras en Google, pones su nombre y apellidos y lo más seguro es que encuentres la manera de ponerte en contacto con él o ella a través de alguna red social. Esto nos indica el grado de conexión, accesibilidad y exposición que tenemos todos en la Red. Toda la información está a un click de distancia. Hace unos meses te contábamos algunas estrategias para saber utilizar WhatsApp y sus grupos de una forma positiva y responsable, y hoy queremos ahondar en el resto de canales digitales y Redes Sociales.

Un smartphone con internet, una ventana al mundo desde tu bolsillo

El tener conexión a internet en nuestro bolsillo ha hecho que las Redes Sociales hayan tomado tanta fuerza y formen parte de nuestra vida. Pero si lo vemos desde el lado opuesto, tanto nosotros/as como nuestros datos forman parte y son propiedad de ellas. Las fotos que colgamos en Instagram, los comentarios que hacemos en las publicaciones de nuestros contactos en Twitter, los vídeos que compartimos en Facebook, las llamadas por Skype o los mensajes que enviamos por WhatsApp. Toda esa información que compartimos pasa a ser parte de nuestra historia en las Redes Sociales. Es la llamada huella digital, y quedará ahí para siempre.

Metemos la mano en el bolsillo y cogemos el móvil. Desbloqueamos y abrimos una APP. Nos apetece conocer las noticias de nuestro equipo favorito, ver lo que hacen las grandes figuras del deporte o saber cuál ha sido el resultado del partido de este fin de semana. Luego entramos en Facebook y subimos una foto de nuestra hija celebrando el triunfo en su último partido. Al rato, nos suena el móvil y vemos que al entrenador de tu hija le gusta la foto que has subido, a lo que le respondes con un mensaje: “las chicas son guerreras” y un emoticono feliz.

En el ámbito familiar suelen surgir problemas entre los padres y madres y nuestros hijos e hijas por un uso inadecuado que se hace de los entornos digitales y en este sentido, los adultos muchas veces no sabemos cómo actuar. Nos preocupamos por el gran número de horas que nuestros hijos e hijas pasan frente a las pantallas conectados. Queremos inculcarles la importancia de realizar un uso responsable de las Redes Sociales pero muchas veces no sabemos ni por dónde empezar.

Recomendaciones para utilizar responsablemente las Redes Sociales

Es innegable que estos canales digitales son una herramienta muy valiosa, y siempre y cuando hagamos un buen uso de ellas el impacto que tendrán en nuestras vidas será positivo. Por este motivo, y con el objetivo de mejorar nuestra relación con las Redes Sociales, desde el Equipo WATS te proponemos una serie de recomendaciones para sacarles el mejor rendimiento y aprovechar todas las posibilidades que nos ofrecen. Recuerda que de cara a las y los más jóvenes es importante ser ejemplares y ayudar dando ejemplo de la forma correcta de actuar, ¡así que empecemos por nosotros mismos!

1. Cuida lo que compartes

Un informe realizado por McAfee afirma que el 30% de los padres y madres sube fotos de sus hijos e hijas una vez al día, con lo que se fomenta la sobreexposición de los menores en las redes. El resultado de estos datos nos hace reflexionar sobre la importancia de mantener la privacidad de nuestra familia como prioridad. Por este motivo, cuida lo que compartes, dónde lo compartes y con quién lo haces.

2. Plantea unas normas básicas de uso

Un informe de la Unión Europea revela que el 77 % de los padres y madres no realiza seguimiento de las webs visitadas por sus hijos/as, e indica que solo el 22 % tiene unas normas de uso, mientras que el resto puede acceder a entornos digitales sin ningún tipo de limitación. 

En vez de pensar en términos de todo o nada, cuando surge algún problema podemos crear unas normas básicas de uso para fomentar que los menores utilicen las redes con responsabilidad y bajo unos parámetros supervisados por sus madres y padres. De esta manera podemos marcar unas horas determinadas al día para la conexión y otras de desconexión, o lugares donde se puede y no se puede utilizar dispositivos digitales. Estamos generando hábitos de uso dentro de un horario preestablecido y limitando los espacios donde se pueden utilizar. Esto nos ayudará a pautar unos horarios y espacios de utilización y con ello mejorar la convivencia familiar.

3. Crea filtros en los dispositivos digitales

Si lo que te preocupa es lo que pueden estar viendo tus hijos/as, existen herramientas de control de acceso a contenidos. Estas son programas que permiten bloquear el acceso a determinadas webs según los criterios que queramos definir, y su instalación y funcionamiento es muy sencillo. Aplicaciones como Qustodio o Secure Kids son herramientas de control parental que ofrecen la posibilidad limitar el acceso a determinadas webs, filtrar contenidos y palabras o bloquear el uso de llamadas.

Incluso, los dispositivos con sistemas operativos de Apple o Android cuentan con un modo para restringir la utilización de APPs, los horarios , la conexión a internet o el acceso a determinados sitios o temáticas en la web. Estas herramientas te ayudarán a limitar la exposición de los menores a contenidos inapropiados en la red.

4. Conoce las Redes Sociales y aprende a utilizarlas

Cuanto más conocimiento tengas sobre su funcionamiento, tus argumentos serán más sólidos para aconsejar a tus hijos e hijas sobre un uso responsable de las Redes Sociales. Te recomendamos que por lo menos utilices una red social y te intereses por conocer su funcionamiento y utilidades. De esta manera, podrás opinar sobre su uso y orientar tu discurso crítico frente a estas herramientas digitales cuando tengas que proponer un uso responsable en casa. Utiliza una mirada de adulto alerta, prudente y atenta.

5. Conoce los riesgos asociados a su uso por adolescentes

Uno de los riesgos más importantes a los que un/a adolescente se enfrenta al usar las Redes Sociales es el ciberacoso o también llamado acoso entre iguales, pero llevado a cabo en los entornos digitales. Este ciberacoso se caracteriza por amenazas, insultos o vejaciones suplantando la identidad de la víctima y asociándola a contenidos inapropiados, como pude ser el etiquetado de fotos o comentarios ofensivos. 

Otro de los riesgos que se asocian a la utilización de las RRSS es el grooming. Consiste en una situación de acoso pero en este caso ejercida por una persona mayor con finalidad sexual explícita o implícita. El adulto suele ganarse la confianza del adolescente (muchas veces haciéndose pasar por otro menor de su edad) con el objetivo de obtener información comprometida del menor o encuentros sexuales. Una vez ha obtenido fotografías comprometidas, las utiliza para chantajear al menor para que le siga enviando este material si no quiere que lo haga público.

Además, otros riesgos del mundo digital son la sobreutilización del móvil, la carencia de horas de sueño suficiente por un exceso de uso de las Redes Sociales, las distracciones continuadas y bajadas de rendimiento escolar, e incluso problemas de adicción el teléfono móvil que sólo pueden ser tratados por los profesionales sanitarios.

Si conoces los riesgos a los que se exponen tus hijos e hijas podrás aconsejarle desde el conocimiento, haciendo que confíe en tí para contarte posibles experiencias de riesgo que pueda estar sufriendo o para prevenir que puedan aparecer. Es importante que muestres todo tu apoyo a los más jóvenes y que crees un espacio seguro y de confianza donde puedan contarte si están sufriendo un problema. Hazles saber que no vas a juzgarles y que van a contar con tu apoyo para solventar cualquier situación negativa que pueda producirse.

Hacia un uso responsable de las Redes Sociales en casa, en la escuela y en el deporte

En el Equipo WATS luchamos por crear entornos deportivos libres de violencia y por eso no podemos obviar la relación que existe entre las Redes Sociales y la práctica deportiva. Esta unión puede afectar negativamente a los más jóvenes, tanto a nivel deportivo, escolar, familiar y personal. Por ello, es importante conocer el terreno digital, implantar normas y ofrecer todo nuestro apoyo a los jóvenes.

Siguiendo estas cinco sencillas recomendaciones serás capaz de conseguir un uso responsable de las Redes Sociales en tu entorno, y con ello prevenir conductas y situaciones negativas que surgen en los entornos familiares por una mala utilización de las nuevas tecnologías.

8M – Día Internacional de las Mujeres

Llegamos a este 8 de Marzo, Día Internacional de las Mujeres, tras dos años en los que las reivindicaciones de igualdad han tomado los campos deportivos y las calles. Echando la vista atrás vemos que, aunque aún queda mucho trabajo por hacer, el camino recorrido es muy importante.

Este inicio de 2020 nos deja acontecimientos para la esperanza para la igualdad en el deporte. Si bien este es uno de los terrenos donde la desigualdad de las mujeres es más difícil de combatir, cada vez hay más pequeñas luces de esperanza. Por ejemplo, este pasado mes conocimos la firma del primer Convenio Colectivo del Fútbol Femenino, un enorme paso para aquellas mujeres que quieren hacer de este deporte su vida profesional.

Para conmemorar este 8M hemos diseñado una imagen muy especial con algunas de las mujeres vinculadas al deporte de élite que colaboran con el Equipo WATS durante los últimos años. Son grandes referentes que marcan ejemplo en el deporte y que nos inspiran cada día:

  • Patricia Ramírez es Psicóloga del Deporte, conferenciante y escritora.
  • Ana Rossell es exfutbolista profesional y presidenta del CD Tacón de Primera División.
  • Amaia Ramírez es Psicóloga del Deporte y asesora técnica en materia de deporte e igualdad de la Diputación Foral de Gipuzkoa.
  • Rocío Ybarra es exjugadora profesional de Hockey Hierba, capitana de la Selección Española y olímpica en Atenas 2004, Pekín 2008 y Río de Janeiro 2016.
  • Rosanna Simón es deportista profesional en Taekwondo, Campeona del Mundo en 2009 y olímpica en Pekín 2008.
  • Marta Lliteras es exjugadora profesional de Rugby y entrenadora, Campeona de Europa en 2010, y única mujer que entrena a un equipo de rugby masculino en la Liga Nacional.

Artículos sobre mujeres, igualdad y deporte para el 8M

Qué mejor momento que este 8 de Marzo para leer sobre lo que hemos impulsado en relación a las mujeres, la igualdad y el deporte en los pasados 12 meses. Para ello, te dejamos una selección de artículos de nuestro Blog en los que recogemos historias de estas protagonistas o de nuestro trabajo hacia la igualdad en el deporte.