Trabajando los valores del deporte en África para promover la salud en la infancia

Durante este mes de agosto en WATS Team hemos viajado hasta Mozambique para participar en un proyecto de promoción de los valores del deporte en África. Este proyecto lo lidera IC-LI Ingeniería para la Cooperación / Lankidetzarako Ingenieria junto a la ONG Fundación Encontro y su objetivo principal es promover la salud de niños y jóvenes del sur del país a través de la práctica deportiva.

Equipo WATS Team - Trabajando los valores del deporte en Africa - mapa de Mozambique y Maputo
Maputo, capital de Mozambique, se encuentra al sur del país.

Promoviendo los valores del deporte en África

La zona en la que hemos participado abarca cinco aldeas cercanas a Maputo, capital de Mozambique, llamadas Massaca, Mahanhane, Mahelane, Umpala y Changalane. En este país a orillas del Océano Índico el 37% de la población sobrevive con menos de un euro al día y la esperanza de vida es de apenas 49 años. Es por ello que la educación, la prevención de enfermedades como el VIH, evitar los embarazos no deseados o el alejar a los jóvenes del consumo de drogas y alcohol se convierten en temas esenciales para el presente y futuro desarrollo del país. Por esta razón nos enamoramos de un proyecto que nos brindaba la oportunidad de desarrollar los valores del deporte en África.

Equipo WATS Team - Trabajando los valores del deporte en Africa - Mozambique 2
Sesión de formación WATS Team en deporte con valores en Mozambique.

En estas cinco aldeas hemos tenido la oportunidad de impartir formación en deporte con valores y gestión de equipos a todas las entrenadoras y entrenadores de la zona. Estas personas trabajan en total con más de 500 niñas y niños de edades comprendidas entre los cinco y los dieciséis años. Los deportes que practican son atletismo mixto y fútbol femenino.

A lo largo de las dos semanas que hemos estado en Mozambique, además de impartir algunas sesiones formativas, hemos visitado los entrenamientos en cada una de las aldeas. De esta forma hemos podido entender mejor el formato de entrenamiento y de transmisión de valores positivos a través de la práctica deportiva que desarrollan.

Equipo WATS Team - Trabajando los valores del deporte en Africa - Mozambique 4
Partido de Fútbol en Mozambique.

El deporte como lengua universal

Nuestro admirado Nelson Mandela afirmaba que «el deporte habla a los jóvenes en un idioma que entienden». Es por ello que en estas aldeas de Mozambique se utiliza precisamente el deporte como motor de desarrollo educativo y humano dotándoles de valores y aprendizajes que les sirven para afrontar su día día. Somos conscientes de que esta vida diaria en África habitualmente está llena de retos y situaciones muy difíciles para personas menores de edad.

Esta realidad tan deportiva y esperanzadora es una muestra más de la importancia que tiene el deporte en nuestra sociedad. El deporte se erige en un lenguaje universal que supera razas, culturas e idiomas. La práctica deportiva, además, permite conectar al instante y sacar lo mejor de las personas. Tiene un elemento muy positivo para educar a los jóvenes: la pasión por lo que hacen. Y todo lo que aprendemos a través de la pasión se nos queda grabado para siempre.

Equipo WATS Team - Trabajando los valores del deporte en Africa - Mozambique 3
Los/as jóvenes mozambiqueños se comprometieron con las pulseras naranjas contra la violencia en el deporte.

Ha sido una experiencia única tener la oportunidad de extender un poquito los valores del deporte en África. Hemos podido formar a algunos jóvenes pero el mayor aprendizaje lo llevamos nosotros/as tras una experiencia que nos ha aportado tanto y nos ha cambiado la vida. Nuestro más profundo agradecimiento a IC-LI Ingeniería para la Cooperación / Lankidetzarako Ingenieria y a Fundaçao Encontro por su enorme trabajo sobre el terreno. Sólo podemos decir «Muito obrigado, Mozambique!».

¿Cómo elegir actividades extraescolares correctamente? ¡Mi hijo no quiere ser Nadal ni Iniesta!

Conforme se va aproximando el final del verano preparamos la vuelta al cole y, en el caso de los más pequeños/as, llega el momento de pensar en qué hacer después de las clases. ¡Seguro que tú también te has planteado cómo elegir actividades extraescolares! La mayoría de clubes y escuelas deportivas abren sus puertas para dar la bienvenida a sus deportistas y comenzar con ilusión una nueva temporada.

Muchas familias viven con gran ilusión este momento, sus hijos/as practican su deporte favorito ¡y además son buenos! Quizás ya el año pasado ganó el campeonato de liga, o consiguió una medalla en su categoría. ¡Qué orgullosos están de sus hijos/as!

No queremos fallar, así que ¿cómo elegir actividades extraescolares correctamente?

Sin embargo, en muchas ocasiones los niños/as quieren explorar, como es natural en su desarrollo, y probar otros deportes, conocer a otras personas y vivir diferentes dinámicas. ¡Oh, no! la cara de descompuestos que se nos ha quedado al enterarnos de que nuestra hija ya no quiere jugar a baloncesto ese año porque quiere probar balonmano, o cuando nuestro hijo nos dice que se ha cansado de jugar al tenis y prefiere estar con sus compañeros de clase en el equipo de voleibol del cole. Así parece imposible acertar, entonces ¿cómo elegir las actividades extraescolares y acertar con ellas?

“¡Pero por que quieres dejar el fútbol, si es el mejor deporte que hay, y eres muy bueno!”. Es normal que esta frase sea lo primero que nos venga a la cabeza, pero habitualmente suele venir acompañada del menosprecio a las otras opciones que el niño/a ha pensado. En ocasiones le acompaña cierta presión para no abandonar el deporte con ligeras “advertencias” de que va a perder a sus amigos, no va a hacer feliz a su madre, no va a ganar nada y no se le va a dar bien… ¡STOP! Aunque a todas y todos nuestro primer instinto nos lleva por este camino, debemos reconocer que no es el más adecuado.

Equipo WATS Team - organizacion mundial de la salud OMS

El deporte es una actividad saludable a nivel físico y mental

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus recomendaciones para la actividad física nos da tres indicaciones importantes:

  1. Los niños/as y jóvenes de 5 a 17 años deberían acumular un mínimo de 60 minutos diarios de actividad física moderada o vigorosa.
  2. La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  3. La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

Gracias a numerosas investigaciones sabemos, además, que el deporte es un agente socializador y un entono donde los más jóvenes aprenden valores tan importantes como el esfuerzo, el compañerismo, la solidaridad o la importancia de las normas y los límites.

Pero, más allá de estas recomendaciones no existen investigaciones que demuestren que practicar un deporte u otro es más o menos beneficioso para los niños. De hecho, al contrario, muchos profesionales sanitarios nos hablan de lo beneficioso que es que los niños practiquen diferentes deportes para evitar por ejemplo lesiones propias de la especialización temprana o el “burnout” en los más pequeños/as (presión, sobreentrenamiento…). Aún menos beneficioso será si esta especialización en un solo deporte viene de sus figuras de referencia, a quienes los niños intentar por todos los medios no decepcionar. Entonces, ¿qué hacemos? ¿Cómo elegir actividades extraescolares que sean beneficiosas para nuestros hijos e hijas y que también les hagan felices?

Equipo WATS Team - deporte escolar base infantil extraescolar

Dejémosles experimentar, equivocarse y crecer

Los padres y madres queremos lo mejor para nuestros hijos/as, de eso no tenemos duda. Pero, a veces, lo que estamos convencidos de que “lo que es lo mejor” no se corresponde con lo que el niño/a quiere, le gusta, o el deporte en el que se pueda capaz y realizado. Además, en muchas ocasiones entran en juego algunos estereotipos de género heredados de épocas pasadas o fruto de las convenciones sociales. ¿Por qué si a nuestro hijo le gusta la gimnasia rítmica no le vamos a permitir que sea feliz practicándola? ¿Quién nos dice que si nuestra hija quiere jugar al fútbol no va a ser buena en ello?

Esta actitud de las familias que presionan a sus hijos para realizar un deporte en concreto puede derivar en grandes problemas para sus ellos, desde la ansiedad por la presión que sienten para cumplir las expectativas que les han impuesto, hasta la depresión si no se consiguen los resultados que los padres esperan en los casos más graves.

Además otras habilidades fundamentales para un adecuado desarrollo y socialización pueden verse afectadas, los niños pueden acabar rechazando la práctica de cualquier actividad física y desarrollar hábitos de vida no saludables, obligando al niño/a a practicar el deporte que los padres quieren su capacidad para desarrollar su propia personalidad, sus propios gustos y tomar sus propias decisiones se ve reducida, generando niños dependientes que no son autónomos ni responsables de sus decisiones o que ni si quiera saben tomarlas.

En resumen: hagámosles parte activa de la elección de actividades

Permitamos a nuestros/as hijos/as practicar un nuevo deporte si les apetece y démosles la oportunidad de equivocarse y descubrir qué no les gusta, o de encontrar algo nuevo que les haga mucho más felices. Preguntémosles: “¿A qué quieres apuntarte este año?” o “¿Hay algún deporte que te gustaría probar?”. Aprovechemos este final del verano para que pruebe otros deportes y cuando elija uno animemos y apoyemos su decisión, aunque no nos guste del todo. Incidamos en que se comprometa con lo que ha elegido: ir a los entrenamientos, llevar el material adecuado, seguir las indicaciones de su entrenador/a…

Recordemos también que no hay “deportes de chicos” ni “deportes de chicas”. También que la práctica deportiva es una herramienta fundamental para inculcarles la importancia de la igualdad. Siguiendo estos consejos les ayudaremos a que aprendan a tomar decisiones por sí mismos y se responsabilicen de ellas. De esta manera estaremos formando a niños y niñas más autónomos y responsables que se convertirán en adultos más competentes. ¡Dejémosles elegir, experimentar, equivocarse y adquirir nuevas responsabilidades!

“Al Boxeo no se juega” – Jero García analiza qué ocurre cuando prima el interés económico sobre el deportivo

“Primero transformé la chispa en una llama. Esta se tornó en fuego, y el fuego en un incendio incontrolable”. Esas palabras casi proféticas hablando sobre Mike Tyson que nos regaló Cus D’Amato, manager, entrenador y padre adoptivo de Tyson, se han hecho realidad en el mundo actual de las dieciséis cuerdas. Pero no de una manera positiva creando a uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos, todo lo contrario, ese incendio incontrolable trasciende al mundo de la salud. Dos muertos en una semana en un ring hacen saltar las alarmas de cualquier deporte y más en el nuestro, el boxeo.

Muchos me preguntan y se cuestionan, ¿Jero, qué está ocurriendo? Algo pasa, no nos engañemos. Yo soy de los que no me callo. Los que me conocen lo saben y no se sorprenden, yo no soy de la estirpe de esos bocazas de hablar por hablar, pero si me preguntas te contesto. Suelo dar mi opinión real, no partidista, como es común en el mundo del Noble Arte patrio.

Equipo WATS Team - Jero Garcia - Al boxeo no se juega - Mike Tyson y Cus D'Amato
Mike Tyson se prepara con Cus D’Amato para su primer combate profesional.
Ken Regan/Camera 5/Courtesy of Blue Rider Press & Plume

¿Que está pasando? Fácil, los intereses económicos muchas veces priman sobre los deportivos. Un manager en estos mundos cuando están en juego doce monedas no va a perderlas por que se le caiga una pelea, ¡por Dios! Que el chico se meta en la sauna y a jugar. El entrenador lo asume porque al final es un pobre asalariado del promotor o manager del boxeador. Baja la cabeza y le ayuda a ponerse los plásticos de sudoración.

Ahí es donde está la clave, la deshidratación. No la deshidratación muscular pero sí la cerebral. El músculo puede quedarse sin agua y en menos de 24 horas volver a su ser. Ocurre en todos los deportes y es algo común en el ámbito de la actividad física. Lo que no es tan normal es que se estrujen como una esponja. Cuando el cuerpo carece de agua primero la coge de los músculos, luego de donde pilla: vísceras, órganos y, por último, el cerebro. Como hemos dicho anteriormente a nivel muscular la hidratación se recupera pronto pero a nivel visceral y cerebral tarda incluso más de 48 horas. Si hacemos algunos cálculos, a la hora del combate de boxeo a nivel neuronal el agua brillará por su ausencia y por supuesto estás en riesgo.

¿Qué riesgo? Imagínate un huevo en un vaso de agua. Lo mueves y no se rompe. Lo mueves más y sigue sin romperse. Ahora sacas el agua y lo mueves con la misma intensidad que antes. ¿Qué ocurre? El huevo se rompe. Más o menos esto es lo que ocurre en nuestro cerebro cuando no está correctamente hidratado. Se vuelve mucho más propenso a roturas de venas y arterias cerebrales al haber perdido esa especie de colchón. Sin un nivel correcto de hidratación, un boxeador tiene muchas papeletas de que ocurra un accidente fatal.

Equipo WATS Team - Jero Garcia - Al boxeo no se juega - Mike Tyson y Cus D'Amato 2
Mike Tyson y Cus D’Amato en un entrenamiento.
Ken Regan/Camera 5 /Courtesy of Blue Rider Press & Plume

Tenemos que preocuparnos concienzudamente de la salud de los deportistas y no tanto en lo que nos puedan rentabilizar. El boxeo es un deporte duro, que no regala nada, en el que te juegas la vida cada vez que te elevas a la tarima brava. Como manager, como entrenador o como cualquier persona que interviene en este deporte debemos de procurar que el boxeador esté rodeado de los mejores profesionales: un buen nutricionista, un buen preparador físico, un buen médico…

Una de las cosas que menos me gusta de este deporte es que muchas veces uno tiene que hacer de todo: entrenar a los chicos, buscarles las peleas, prepararles la tabla de las pesas, preparar las dietas… ¡y si te descuidas acostarles por las noches! Esto no tendría que ser así, debemos dejar los cometidos a quien corresponde porque el que mucho abarca poco aprieta, pero aquí el poco apretar puede llevar un problema irreversible.

Porque en todos los deportes se puede jugar menos en uno: el boxeo.

Equipo WATS Team Jero Garcia

Jero García

Exboxeador, entrenador nacional de Boxeo, conferenciante y comunicador. Miembro del Equipo WATS.

Cómo seguir ejercitando los valores humanos en las vacaciones de verano

Empezamos la recta final del verano con agosto. Un mes ideal para descansar (o seguir descansando quien tenga esa suerte), disfrutar, divertirse, desconectar y por qué no, conocer y seguir entrenando valores humanos.

En WATS Team soñamos, apostamos y trabajamos por un deporte con valores, pero entendemos que estos van mucho más allá de la actividad deportiva y tocan de lleno a nuestra trayectoria vital. Si tenemos una vida con valores humanos, después será mucho más sencillo tener también un deporte, una educación o tantas cosas más, con el horizonte y la base puestos sobre estos valores. Por eso, para este mes de agosto, os proponemos entrenar los puntos que citaremos a continuación. Nosotros/as hemos escogido estos cinco, pero cualquier valor es bienvenido en esta lista. ¡Así que creatividad y libertad, porque añadir valores siempre aporta y suma!

Antes de entrar de lleno en cada uno de ellos, quizás te estarás preguntando «¿y cómo se entrenan los valores humanos?». Pues realmente es muy sencillo: se entrenan a través de las acciones. De forma individual, o en familia. Por ejemplo, podemos marcarnos pequeños retos semanales: una semana, un valor. Durante esa semana nos centramos en ese valor, realizando acciones que lo potencien y refuercen. También se pueden entrenar de una forma más general, ya que esto va a gusto y elección de cada persona. A continuación, te sugerimos acciones que ayudan a trabajar cada valor, aunque quizás muchas ya las realizas sin darte cuenta. A veces no somos conscientes de lo bueno que ya estamos aportando a todas las personas que viven a nuestro alrededor.

Cinco valores humanos para trabajarlos en verano

Equipo WATS Team - valores humanos verano - respeto

Respeto

Sin respeto no hay nada. Imagina que cada uno fuésemos a nuestro airey que no respetásemos cosas tan básicas como las señales de tráfico. Sería un caos, ¿verdad?  Todos lo entendemos. Pero respetar va más allá de lo que vemos como lógico y normal. Por ejemplo, si estoy en una conversación en la que tenemos distintos puntos de vista, no puedo imponer mi opinión o despreciar las que sean distintas a la mía. Si lo hiciese, quizás no sería un caos tan evidente como en el ejemplo de las señales de tráfico, pero seguramente a la gente se le terminaría las ganas de tener conversaciones conmigo.

Hay muchas maneras de respetar, en los dos ejemplos anteriores queda reflejado. Pero respetar también es mirar a los ojos a quien te habla, no insultar al árbitro o a un rival en un partido, decir hola o buenos días cuando entramos en un sitio, pedir por favor y dar las gracias, llamar a alguien por su nombre, guardar un secreto, seguir el orden de una cola, ser cívico… Y si dudas ante una conducta, pregúntate: “si tuviese un montón de gente mirándome para después imitarme, ¿lo haría?”. Y según la respuesta, haz (¡o igual mejor no lo hagas!). Seguramente eres modelo de conducta más veces de las que te puedes llegar a imaginar.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - compañerismo

Compañerismo

Somos seres sociales. No hay color entre una vida compartida y en compañía, y una sin todo ello. Desde la psicología se ha estudiado en profundidad que las buenas relaciones sociales nos enriquecen. Y no solo eso, también nos hacen felices. Aun así, a veces podríamos ser mejores compañeros. Fijarte y esforzarte en ello va a tener un efecto bumerán positivo: beneficias al otro/a y tú te sientes mejor. El compañerismo lo podemos trabajar todos y todas. Por eso aquí te proponemos distintas ideas tanto para adultos como para pequeños. Formas de potenciar el compañerismo: decirle a esa niña que está sola si quiere jugar con vosotros, echar una mano a un compañero de trabajo que está saturado, no participar en críticas colectivas hacia alguien que no está presente, dar la mano al rival y a los árbitros/as, abrir la puerta a alguien que tiene dificultad, dejar sentar a alguien mayor en el autobús… A todos nos gusta que sean buenos compañeros con nosotros. ¡Así que empieza por dar ejemplo, es un paso hacia adelante en eso de sumar!

Equipo WATS Team - valores humanos verano - generosidad

Generosidad

La generosidad no es exclusiva de los que tienen mucho dinero, mucho poder, mucho conocimiento o mucho tiempo. Generosos podemos ser todas y todos. Cada uno dentro de sus posibilidades. “Algo” ya es mucho más que “nada”, ¿no te parece? A veces se relaciona la generosidad con los aspectos económicos, como por ejemplo, realizar un donativo. Y sí, es cierto, hay gestos económicos que son muy generosos. Pero también podemos serlo en muchas otras facetas que no tengan que ver con el dinero.

Somos generosos cuando vemos que nuestra pareja está cansada y le preparamos la cena, cuando damos sin esperar recibir, cuando compartes tus juguetes con otros niños, cuando tienes un detalle con alguien porque sí, cuando dedicas tu tiempo a ayudar a los demás, cuando reconoces que ha sido tu culpa en vez de la del rival… Hay tantas opciones para ser generoso, que no las vamos a terminar. Además, cada vez que lo eres, no solo beneficias a los demás, también haces que tu calidad humana crezca más.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - tolerancia

Tolerancia

En el primer punto, cuando hablábamos del respeto, decíamos que no podemos despreciar otros puntos de vista solo porque sean distintos al nuestro. Por eso, para entrenar la tolerancia es importante tener en cuenta que hay otras opiniones, formas de vida, y posicionamientos ante esta distintas a la nuestra, y que no por eso son peores o merecen desprecio. Tolerancia, por supuesto, también es respetar todas las orientaciones sexuales y formas que hay de amar. Es no creerse por encima de nadie y es implicarte y defender a aquellos que injustamente están siendo maltratados por otras personas. Y precisamente por todo esto, si hay una cosa que tenemos clara en el Equipo WATS es la Tolerancia Cero hacia cualquier tipo de violencia, sea la que sea. La violencia jamás merece ocupar ningún lugar en nuestras vidas.

Equipo WATS Team - valores humanos verano - gratitud

Gratitud

Por último, te proponemos el valor de la gratitud. Porque la gran mayoría de nosotros somos muy afortunados, y a veces se nos olvida que tenemos un techo en el que refugiarnos, una cama donde dormir, comida a diario, ropa, seguridad, facilidades… Cosas básicas que damos por hecho, pero que si diésemos una vuelta por el mundo veríamos que, en algunos lugares, no son para nada lo habitual. Por eso, ya que tenemos esa suerte, tenemos el deber de ser agradecidos/as. Entrenar la gratitud es valorar todas aquellas cosas que podemos disfrutar, es agradecer los buenos gestos que tienen los demás contigo, es sonreír porque en casa te han preparado tu plato favorito, es chocar la mano al compañero/a que te ha pasado el balón para que marcaras tú el gol y en definitiva, es poner tu atención en todo aquello bueno que está sucediendo a tu alrededor. ¡Si te paras a pensarlo hay muchísimas cosas buenas sucediendo a tu alrededor!

Volveremos en septiembre con más valores humanos y mucho más deporte

Respeto, compañerismo, generosidad, tolerancia y gratitud. Hasta aquí, los valores humanos que te proponemos para entrenar este mes de agosto. ¡Aunque en realidad son valores para todo el año y para toda la vida! Con el cambio de estación se cambia de ropa, pero no de valores, porque estos jamás pasan de moda. Te acompañan para siempre y te ayudan a ser mejor persona y mejor deportista. ¡Felices vacaciones y nos vemos en septiembre!