Llega el mes de junio ¿Cuál es la mejor forma de hacer balance de final de temporada?

Llega el mes de junio y con él todas las temporadas de los distintos deportes llegan a su fin. En algunos casos aún queda un último reto con las diferentes copas y trofeos que surgen al filo del verano. Pero estamos indudablemente ante el paso previo a las tan merecidas vacaciones de verano para todas y todos nuestros deportistas. Con las diferentes ligas concluidas, es momento de hacer balance de final de temporada.

En muchos clubes la vorágine de la rutina apenas deja tiempo para ello, pero es un paso importante. Ser capaces de echar el freno, mirar hacia atrás y analizar a fondo lo ocurrido es un aspecto importante en la planificación, y te vamos a contar por qué es fundamental hacerlo.

¿Se han cumplido los objetivos que marcamos?

Con el arranque de la temporada que ahora dejamos atrás, allá por el mes de septiembre, nos planteamos una serie de objetivos. Es posible que no los compartiésemos con nuestros jugadores/as o con nuestros compañeros/as, pero ellos también se marcaron los suyos. Todos desempeñamos nuestra actividad deportiva como entrenadores, técnicos, jugadores, directivos, gestores o familias con una motivación, un “por qué” o un objetivo concreto.

Desde nuestra infancia estamos acostumbrados a ser evaluados, desde los exámenes en el colegio, hasta conseguir cierta aprobación en el ámbito familiar o en el grupo de amigos. ¿Por qué no evalúo como entrenador a mis jugadores/as?¿Por qué como jugador o como profesional no me auto-evalúo a mí mismo/a?

El análisis y la evaluación son buenas herramientas, no tanto entendidas desde lo innecesario de poner una nota, como desde la perspectiva de visualizar una trayectoria. Es positivo tener tiempo para hacer balance de final de temporada, analizar lo ocurrido y ser conscientes del nivel conseguido en cuanto a desarrollo y mejora. ¿Cuáles han sido nuestros éxitos y nuestros fracasos? ¿Hemos discurrido por el buen camino? ¿Hemos primado los valores por encima del éxito deportivo a toda costa?

Equipo WATS Team - como hacer balance de final de temporada - muchas gracias significado
¿Cuánto tiempo hace que no das las gracias a tu equipo?

Balance de final de temporada: un buen momento para agradecer su trabajo a tu equipo

Esta recapitulación de lo ocurrido es un buen momento para poder felicitar a tus jugadores/as, a tus compañeros y a las personas que forman el club. Quizá no hayamos conseguido algunos de los objetivos marcados, pero es importante reconocer a las personas su esfuerzo desarrollado y mostrarles que su trabajo es importante. Intenta no ceñirte únicamente a las mejoras que debería poner en práctica cada persona, ya que seguro que hasta el menos hábil en el terreno deportivo tiene pequeñas victorias por las que ser reconocido.

Celebra la pluralidad de personalidades, la diversidad de seres humanos que componen tu equipo y lo importante de contar con una suma de talentos y capacidades individuales que hacen mucho más grande al grupo. Aunque no se hayan conseguido algunos de los objetivos deportivos, recuerda que tus jugadores/as y tu cuerpo técnico llevan toda la temporada esforzándose en ello. Han invertido en el camino lo más valioso que tienen: su tiempo. Lo han puesto a disposición del equipo y de la competición, así que no es mala idea agradecerles de corazón su implicación y su tiempo.

A todas las personas nos gusta sentirnos valoradas: nos ayuda a mejorar nuestra autoestima y nos motiva a seguir luchando por ser mejores. Si esto ya es importante de por sí, cuando la temporada no ha ido como esperábamos es algo fundamental. Un entrenador que no es capaz de estar a la altura del final de temporada con sus jugadores/as es más probable que se encuentre con problemas al inicio de la siguiente. Si como jugadores tenemos un mal recuerdo de cómo terminamos en junio, la predisposición de cara al inicio de la competición en septiembre no va a ser especialmente positiva.

Equipo WATS Team - como hacer balance de final de temporada - objetivos SMART
Objetivos SMART: específicos, medibles, alcanzables, realistas y a tiempo.

Cerrar una temporada para establecer los objetivos de la siguiente

En algunas ocasiones es posible que a nivel técnico no haya muchas razones por las que felicitar, especialmente en el deporte formativo donde lo importante no es el rendimiento. Apóyate en los valores del equipo, y en aquellos aspectos de la personalidad de cada jugador/a o compañero/a que han ayudado en los momentos más complicados. Recuérdales qué es lo que les hace únicos y lo que más valoras de ellos. ¡Venga, entrena un poco tu capacidad de poner atención en lo positivo!

El hacer balance de final de temporada nos ayudará a poder establecer mejores objetivos al inicio de la próxima. Recuerda la importancia de que no sólo sean objetivos en lo deportivo, sino también en el terreno de los valores humanos. Una buena técnica para no perder el foco es plantear “objetivos SMART”: específicos, medibles, alcanzables, realistas y a tiempo. Intenta que sean objetivos cuantitativos y cualitativos, y que su último fin sea avanzar en el proceso de mejora como personas y como equipo. Recuerda la importancia de la visualización positiva y la anticipación al resultado: si estamos convencidos de que vamos a ser mejores, hay muchas más papeletas de avanzar por ese camino.

Este artículo forma parte de nuestra colaboración con el periódico Cantera Deportiva y ha sido publicado en el número 1.409 – 18 de junio de 2019. Puedes leer el artículo también en este enlace.