Visualízate ante la violencia: prevenir, concienciar y sensibilizar desde la base

Radicales, ultras y hooligans. ¿Qué te viene a la cabeza cuando las lees? Seguro que has pensado en los típicos aficionados violentos y te han venido imágenes de televisión, batallas campales entre aficiones rivales cuando se enfrentan sus equipos. Tipos rudos y descerebrados, gritando, tirando bengalas o vallas, peleando entre sí sin conocerse, solo porque son del equipo rival. Tan acostumbrados estamos a ver estas batallas campales que ya forman parte del espectáculo grotesco que rodea al fútbol y del cual algunas personas se verán identificadas, y otras muchas no.

Lo que ocurre es que los actos violentos que rodean el fútbol no solo vienen de radicales, ultras o hooligans. Proceden muchas veces de simples espectadores y espectadoras que van a ver un partido de fútbol modesto y que para ellos parece que vale todo. Insultos, desprecios o faltas de respeto hacia el rival o árbitro/a son, en muchos casos, el primer paso antes de la violencia física y estos actos también deben ser entendidos como actos violentos.

Por este motivo, desde WATS entendemos que erradicar la violencia en el futbol debe ser una prioridad para todos y todas. No llega con montar dispositivos de seguridad en partidos de alto riesgo, hay que actuar también desde la prevención, sensibilizando y concienciando desde la base, apostando por un deporte libre de violencia verbal, física, o de cualquier otro tipo.

Igual en este tipo de actos violentos te ves identificado/a, en mayor o menor medida. ¿Quién no ha insultado alguna vez al árbitro/a o despreciado al rival en un partido? Si hasta parece que nos quedamos más a gusto cuando descargamos nuestras frustración desde las gradas. Para que esto no se siga entendiendo como un comportamiento normal, te proponemos el siguiente ejercicio:

  1. Piensa en algo que te guste hacer, aquello con lo que disfrutas. Algo donde inviertes tiempo e ilusiones. Viajar, leer, ver una serie, ver a tu hijo crecer, quedar con los amigos para cenar…
  2. Visualízate por unos momentos viviendo ese instante con todo tipo detalles.
  3. Ahora añádele personas que te observan y que no conoces de nada. Te juzgan y opinan sobre lo que estás haciendo. Escuchas sus gritos, insultos y hasta les hacer gestos de desprecio.

Ni a ti ni a nadie nos gusta que nos estropeen nuestros momentos de disfrute, entonces, ¿por qué cada fin de semana seguimos viendo aficionados y aficionadas en las gradas con este tipo de conductas violentas?

Si como WATS, quieres ayudar a erradicar la violencia en el deporte, empieza por entender la violencia verbal como algo que va en contra del disfrute de jugadores y árbitros cuando realizan aquello que les apasiona, jugar al futbol.   

Equipo WATS

Este artículo forma parte de nuestra colaboración mensual con la Revista Tiquitaca y ha sido publicado en el número 3 – febrero de 2019. Puedes leer el ejemplar completo en este enlace.